viernes, 8 de marzo de 2019

México es número 1 en violación de niños en el mundo

México es número 1 en violación de niños en el mundo

De nueva cuenta México obtiene un primer lugar en un delito, ahora se trata de algo lamentable para los mexicanos, la violación de niños.

Cada día es más frecuente conocer una historia donde se involucra la violación de niños en alguna parte de nuestro país y no es para menos, ya que la cifras de estos casos son alarmantes.
Datos oficiales entregados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), exponen que al año hay un promedio de 4 millones y medio de niños y niñas violados sexualmente.
Sólo la semana pasada un hecho que aterró a la sociedad, fue el caso de una madre de familia que violó a su hija junto con su esposo y expusieron la triste escena en un video en Facebook.
Sumado a que muchos padres y madres de familia comenten los abusos, la Iglesia Católica de México, también aceptó de manera pública que 64 de las 95 diócesis existentes, registraron 101 violaciones cometidas por los clérigos.
Sucesos como los mencionados, son sólo los denunciados ante las autoridades y expuestos a medios de comunicación, pero la OCDE asegura que son más los que permanecen en silencio.
Lizzette Argüello, directora del Colectivo contra el Maltrato y Abuso Sexual Infantil, externó que el peor enemigo de los niños vive en su propia casa.
“Los principales agresores se encuentran en el seno familiar: padres biológicos, padrastros, hermanos, abuelos, tíos, sobrinos, primos”, dijo en entrevista para La Jornada.
Sin embargo pese a que en México tenemos la corona como los reyes de los abusos sexuales a menores, el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef), dio otra cifra lamentable.
Sólo el 1 por ciento de los recursos económicos para los niños mexicanos por parte del Gobierno, están destinados en la protección del abuso y la explotación sexual.
Este delito parece no tener fin en nuestro país, pues titulares en periódicos y revistas se abarrotan con estas desgarradoras historias.

No hay comentarios: