martes, 21 de noviembre de 2017

campaña 2017 "Visibilizando el Silencio"




















Y para cerrar la campaña 2017 "Visibilizando el Silencio", quiero agradecer a título personal y a nombre de mi equipo de ASI, Nunca Más,  a todos esos corazones que se atrevieron a sumarse con nosotros y alzar su voz por aquellos que no tienen aún voz, poniendo  en su foto de perfil  el marco del 19 de noviembre, Día Nacional contra el abuso sexual infantil (fueron más de 1,000 personas, aunque perdí la cuenta y ya no pude agradecer particularmente  a cada uno), a los que me  permitieron que los etiquetara día tras día, a los que reaccionaron -con manita arriba, carita triste, carita enojada o corazón-, a los compartieron, a los que comentaron -tanto en mi perfil como en las redes y página de ASI, Nunca Más-, a los que me etiquetaron y me hicieron partícipe de su propio trabajo, a los que me escribieron de forma privada, a los que me enviaron solicitud de amistad por simpatizar con la causa y a los que me leyeron sin haber dejado rastro...


Por igual,  aprecio mucho a todos ustedes por haber hecho equipo con nosotros, tengan o no tengan esta problemática cercana, pues no es necesario tener cáncer (por citar ejemplo)para condolerse de alguien que si lo padece. Y no tener cáncer, no significa que no se pueda comprender y acompañar a alguien con este problema. Igual pasa en el mundo del abuso sexual a menores, solo se necesita tener empatía, corazón, sensibilidad y compromiso.


Muchas gracias por no permitir  que se siga destruyendo la inocencia de la infancia.


Muchas gracias por no  convertirse en cómplices de los agresores sexuales con el silencio y  la apatía.


Muchas gracias por  ayudarnos a cerrar filas contra l@s perpetrador@s, pues las víctimas no están sol@s.


Muchas gracias por hacer una gran red de apoyo para todas las víctimas de ayer y de hoy.


Muchas gracias a los que se dedican a la prevención  para poner a salvo a nuestra niñez.


Muchas gracias a todos los que no se callaron y nos ayudaron a visibilizar el silencio y tabú  tan profundo que envuelve este flagelo de lesa humanidad.


Muchas gracias a los que se atrevieron a romper su propio silencio.


Muchas gracias a tod@s aquell@s que se han atrevido a recorrer el camino de la sanación, pues ustedes son quienes nos inyectan la esperanza y las fuerzas para seguir pese a todo.


Muchas gracias a esos seres humanos maravillosos que lograron salir del infierno y ahora dedican su corazón, su trabajo y su vida  para inspirar a otros a hacer lo mismo.


Muchas gracias a mi equipo de corazones de ASI, Nunca Más, por resistir estoicamente todo y seguir en pie de lucha.


Muchas gracias a todos mis herman@s de causa de México y otros países.


Muchas gracias a esos ángeles sin alas que siempre están aportando su granito de arena, para que otros estén bien,  ya sean activistas declarados o no.


Muchas gracias a la doctora  María Cecilia López - una de las mejores y pocas especialistas del mundo-, por todos los aprendizajes que nos ha aportado con su brillante, pero sobre todo sensible trabajo con las niñas y niños víctimas de abuso sexual. Tanto en sus consejos personales como en la sabiduría que derrocha en sus libros.


Muchas gracias a mi esposo, a mis hijos y a mi familia  por ser el viento bajo mis alas.


Y muchas gracias a mis querid@s guerrer@s: Jack, Nico, Lucecita, Alex, Ambar, Florecita  y Mariposa Hermosa, por nunca rendirse.


A partir de mañana seguiré con mi activismo habitual (en medida que el trabajo me lo permita). Ya no los etiquetaré (hasta el año que entra). Pero agradeceré que se sigan sumando y alcen su voz, porque DETENER EL ABUSO SEXUAL A MENORES ES RESPONSABILIDAD DE NOSOTROS LOS ADULTOS..


TENGO UN SUEÑO: UNA NIÑEZ AMADA, PROTEGIDA, INFORMADA, SANA, FELIZ Y SIN ABUSO SEXUAL INFANTIL,  ¿Me ayudas a alcanzarlo?


#19deNoviembreDíaNacionalcontraelAbusoSexualInfantil
#ASINUNCAMAS
#NUNCAMASGRITOSSINVOZ
#REDHISPANOAMERICANACONTRAELABUSOSEXUALINFANTIL
#VisibilizandoelSilencio

sábado, 18 de noviembre de 2017

El 19 de noviembre de cada año ha sido declarado como el Día Nacional contra el Abuso Sexual Infantil.



El 19 de noviembre de cada año ha sido declarado como el Día Nacional contra el Abuso Sexual Infantil.
El decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación (DOF) establece que a partir de este 2016 se realizará dicha conmemoración, la cual fue promovida por el  Congreso de la Unión y emitida por el Ejecutivo Federal.
El 19 de noviembre de cada año se conmemora el Día Mundial para la Prevención del Abuso del Niño, declarado en 1990 por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a partir de una iniciativa de la Fundación de la de la Cumbre Mundial de la Mujer, cuyo objetivo es fomentar una cultura de prevención.
Por tal motivo creemos que estas  acciones promovidas por los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial, representan pasos positivos en la labor de hacer vigente el principio del interés superior de la niñez y la adolescencia, expresado en el artículo cuarto de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en la Convención de los Derechos  del Niño, y en la Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (LGDNNA).



 “Alrededor de 4.5 millones de niñas y niños son víctimas de abuso sexual en nuestro país, de los cuales únicamente 2 por ciento de los casos se conoce en el momento que se presenta el abuso. De ellos, se estima que en el 27 por ciento de los casos el agresor es el padre o la figura paterna del menor; el 18 por ciento es el abuelo; en 16 por ciento un tío o conocido; y en el 12 por ciento es el hermano mayor”.

Según datos del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia, en nuestro país existen más de 16 mil niños y niñas que son obligados a ejercer la prostitución, siendo los destinos turísticos las zonas donde comúnmente se presenta este fenómeno.
Según datos  de la ONU en el mundo existen 275 millones de niños que son maltratados con golpes, insultos, humillaciones y abandono, y una cantidad significativa es obligada a trabajar, a prostituirse o a realizar prácticas pornográficas; otros son víctimas de tráfico humano. “México se ubica en el sexto lugar en América Latina, en homicidios de menores”.


México ocupa el primer lugar a nivel mundial en abuso sexual, violencia física y homicidios de menores de 14 años. Alrededor de 4.5 millones de niñas y niños son víctimas de abuso sexual en nuestro país, de los cuales únicamente 2 por ciento de los casos se conocen en el momento que se presenta el abuso. 
Debemos tener presente que los niños también son víctimas de abuso sexual. Se estima que 77 por ciento de los casos presentados son niñas y 23 por ciento son niños. Además, las personas con discapacidad física o mental, independientemente de su sexo, tienen mayor riesgo de sufrir abuso sexual que cualquier otra persona. 




La Convención sobre los Derechos del Niño, instrumento internacional firmado por México en 1990, establece en los artículos 19 y 34, que los estados parte deberán adoptar: todas las medidas legislativas, administrativas, sociales y educativas apropiadas para proteger al niño contra toda forma de perjuicio o abuso físico o mental, descuido o trato negligente, malos tratos o explotación, incluido el abuso sexual, mientras el niño se encuentre bajo la custodia de los padres, de un representante legal o de cualquier otra persona que lo tenga a su cargo, además de comprometerse a proteger al niño contra todas las formas de explotación y abuso sexuales. 







#19deNoviembreDíaNacionalcontraelAbusoSexualInfantil
#ASINUNCAMAS
#VISIBILIZANDOELSILENCIO

Recuerda, parar el abuso sexual infantil es responsabilidad de nosotros los adultos. 

VISIBILIZANDO EL SILENCIO

ASI, NUNCA MAS

VISIBILIZANDO EL SILENCIO

Saber escuchar el lenguaje del silencio y/o los gritos sin voz.

Se estima que menos del 7% de los menores que han sido   abusados sexualmente, podrán pedir ayuda y explicar con palabras que les está ocurriendo.

Mientras que más del 93% no podrá verbalizar lo que ha sufrido o está sufriendo.

Para dar un llamado de auxilio, utilizarán el lenguaje del silencio a través del comunicarse sin hablar, dando uno y mil gritos sin voz.

De ahí la importancia de saber escuchar  el lenguaje no verbal o sin palabras de  l@s niñas.
Ell@s hablan otro idioma, a través de síntomas, dibujos, juegos, cambios radicales de comportamiento, entre otros.

L@s infantes no  pueden “hablar”  o expresarse como adultos. Tanto las madres, los padres, l@s psicólog@s, los jueces, los abogados y todos aquellos que sean los encargados de proteger, cuidar y ayudar a los menores deberían usar toda su empatía y sensibilidad. Asimismo,  estar capacitados para poder escuchar, entender  e interpretar  el lenguaje de l@s niñ@s.
________________
“Los niños/as abusados no solo hablan, gritan  e imploran ayuda. Tan solo, que lo hacen en su propio idioma”.
“Se puede hablar de todo sin decir nada y se puede decir todo sin emitir una sola palabra…
¿Siempre son necesarias las palabras para decir?
¿Con cuántas lenguajes más allá de las palabras puede expresarse un ser humano en su dolor más profundo?”.
María Cecilia López ‘La entrevista psicológica a niñas y niños víctimas de abusos sexuales’
_________________

ESCUCHA, cuida, protege, respeta y bien ama a tus pequeñ@s.

Recuerda, parar el abuso sexual infantil es responsabilidad de nosotros los adultos.

POR UNA NIÑEZ PROTEGIDA, SANA Y FELIZ  ¿Te atreverías a compartir?

#19deNoviembreDíaNacionalcontraelAbusoSexualInfantil
#ASINUNCAMAS
#VISIBILIZANDOELSILENCIO

viernes, 17 de noviembre de 2017

ASI, NUNCA MAS VISIBILIZANDO EL SILENCIO




ASI, NUNCA MAS

VISIBILIZANDO EL SILENCIO

El cuerpo siempre habla lo que la mente quiere olvidar o callar con recuerdos, pesadillas, enfermedades… La mente y la conciencia olvidan, pero no el cuerpo. Nuestro cuerpo guarda memoria absolutamente de todo lo que ha vivido alguna vez.
Los grandes dolores o traumas que nuestra memoria olvida se va al inconsciente y se convierte en sombra, en ira, en violencia, en depresión y en enfermedades de todo tipo, que después hay que estar anestesiando con una y mil formas; pero al final, el cuerpo sigue hablando.

Las investigaciones sobre como habla, es más grita el cuerpo, fueron realizadas por Alice Miller, una psicoanalista y filósofa   especializada en los daños que dejan todos los tipos de maltrato infantil, incluyendo el abuso sexual infantil.

Sus obras nos cuentan los resultados de sus experiencias sobre cómo fue la niñez de mucha gente que llegó a su consultorio y cómo fue la de muchas personas famosas y no tan famosas. En sus libros, Alice Miller habla sobre las secuelas que dejan el maltrato físico, el maltrato psicológico y el abuso sexual en niñas y niños. En una mayoría de casos, los niños fueron golpeados, castigados y abusados “por su bien” y por la gente que los debió cuidar, proteger, respetar y dignificar. Alice Miller va más allá y no sólo habla de las secuelas individuales que sufre cada persona. También explica las consecuencias colectivas que el maltrato infantil tiene para toda la sociedad. Y enseña que una sociedad sólo mejora si logra romper la cadena de violencia, a través de romper el propio silencio.

El  cuerpo  sabe realmente lo que se  ha vivido, aunque uno no lo sepa de forma consciente, esta información se queda en cada una de las células.  Habla sobre todo de las emociones no expresadas y de cómo -al no poder vivirlas conscientemente ni de niño ni de adulto y expresarlas de manera adecuada- estas se almacenan en el cuerpo y más tarde –ya de adulto- dirigirá estas emociones hacia otras personas o incluso hacia pueblos enteros, o bien contra sí mismo, lo que le llevará a grandes depresiones o a serias enfermedades, a la drogadicción, a la auto lesión, al suicidio o a la muerte temprana.

Los síntomas emanan con fuerza a esa resistencia. El alma se expresará a través del cuerpo y la mediadora es la salud como órgano de la verdad del silencio lapidado.

Alice Miller  estudió, desde diferentes puntos de vista, la negación del sufrimiento padecido en la infancia. Describe las consecuencias que tiene para el cuerpo la disociación de las emociones intensas y auténticas. Aborda el conflicto causado entre lo que sentimos y lo que nuestro cuerpo ha registrado y, entonces, el cuerpo a menudo se rebela, con graves enfermedades. Contra esta negación y esta falta de reconocimiento de los traumas infantiles no superados.

Alice Miller nos explica, mediante numerosos ejemplos, cuáles son los mensajes que dichas enfermedades revelan, y  nos permite comprender estos mensajes que nos envía el alma y así liberarnos de los síntomas e, incluso, de los traumas.

Con la terapia y el acompañamiento adecuado, los síntomas remiten y el cuerpo sana. Lo más maravilloso es que nos demuestra que se puede, qué la sanación es posible, a través de ejemplos concretos de gente real que pasó por su consulta.

Alice Miller (Piotrków Trybunalski, Polonia, 12 de enero de 1923 – Saint-Rémy-de-Provence, Francia, 14 de abril de 2010).

¡Atrévete a escuchar tu cuerpo!
¡Atrévete a romper el silencio!
 ¡Atrévete a recorrer el camino del dolor!
¡Atrévete a sanar las heridas de la infancia!

Cuida, protege, respeta y bien ama a tus pequeñ@s.

Recuerda, parar el abuso sexual infantil es responsabilidad de nosotros los adultos.

POR UNA NIÑEZ PROTEGIDA, SANA Y FELIZ  ¿Te atreverías a compartir?

#19deNoviembreDíaNacionalcontraelAbusoSexualInfantil
#ASINUNCAMAS
#VISIBILIZANDOELSILENCIO

jueves, 16 de noviembre de 2017

ASI, NUNCA MAS VISIBILIZANDO EL SILENCIO



ASI, NUNCA MAS
VISIBILIZANDO EL SILENCIO

¿Sabías qué?

L@s agresor@s o pederast@s NO son ENFERMOS MENTALES, son PERVERS@S y saben lo qué hacen, cómo lo hacen y a quién eligen.
La gratificación  que buscan no es sexual, es de poder o sometimiento de la víctima.

L@s perpetrador@s no tienen justificación o merecen empatía.

En voz de los especialistas, aquí está la definición.

“Se define al abuso sexual infantil como la acción de
involucrar a la niña, niño o adolescente en actividades sexuales que estos no pueden llegar a comprender debido a su desarrollo evolutivo inmaduro, o que transgreden las leyes o las restricciones sociales. La característica principal del abuso es la imposibilidad de dar ningún tipo de consentimiento,
justamente por la condición de niño o niña de la víctima.

Las actividades pueden manifestarse entre un adulto/a y una niña/o,
o entre dos niños/as que, ya sea por su edad o su desarrollo uno de ellos/as se encuentra en posición de responsabilidad, confianza o poder sobre el/la otro/a.
Estas actividades –cuyo fin es gratificar o satisfacer las necesidades de la persona que tiene más poder– abarcan: la inducción a que un niño/a se involucre en cualquier tipo de actividad sexual; la explotación de niños/ as a través de la prostitución; la trata u otras formas de prácticas sexuales
y la explotación de niños/as en la producción de materiales y exhibiciones pornográficas.

Existen tres características que definen los comportamientos abusivos:

· Diferencia de poder:

El abuso se basa en la diferencia de poder existente entre dos personas, esta diferencia le facilita a quien lo detenta, el control físico, mental y emocional sobre la víctima, quien nunca podría planear ni consensuar el encuentro sexual.
Este desequilibrio puede deberse a relaciones de parentesco, vínculos jerárquicos y/o de autoridad, a la diferencia de estatura, tamaño corporal y/o fuerza física que permiten que el agresor/a pueda manipular al niño, niña o adolescente mediante la intimidación y/o la coerción física y/o emocional, mediante sobornos, promesas o engaños, etcétera.

· Diferencia de conocimientos:

El hecho de que una de las partes (agresor/a) tenga conocimientos más avanzados acerca del significado y los alcances del comportamiento sexual determina que nos encontramos frente a una situación abusiva.
Vale destacar que en estos casos no cuenta tanto la diferencia en la edad cronológica entre el abusador y su víctima sino más bien el mayor grado de conocimientos, una mayor inteligencia o mayor evolución psicosexual.
La víctima carece de conocimientos respecto de las implicancias sociales y personales que tiene el hecho de involucrarse en este tipo de prácticas; y el abusador/a, a sabiendas de esto, para que no se resista, suele engañarlo
mintiéndole acerca de sus verdaderas motivaciones (por ejemplo, es común oírlos decir a los niños/as que aquello que le hacen en realidad es una manifestación de un “amor único y especial” –y por lo tanto, secreto- hacia ellos; también suelen decirles que ellos son los “elegidos” entre todos los demás, hermanos, por ejemplo).

· Diferencia en las necesidades satisfechas:

En los casos de abusos sexuales a niños, niñas o adolescentes el objetivo de los comportamientos no es la gratificación sexual mutua sino la satisfacción exclusiva de los impulsos sexuales del agresor/a y su dominio sobre la víctima, sin importarle que dicho comportamiento pueda resultar –y de hecho resulte– intrusivo, abrumador y/o doloroso. Más allá de los comportamientos y formas en que se manifieste el abuso, la meta del agresor/a no será tanto la gratificación genital como la búsqueda de un goce basado en el  sometimiento de su víctima”.
LOS DIBUJOS EN EL ABUSO SEXUAL INFANTIL. María Beatriz Müller     María Cecilia López. Editorial Maipue. Argentina. 2011. Páginas 45-46

Cuida, protege, respeta y bien ama a tus pequeñ@s.

Recuerda, parar el abuso sexual infantil es responsabilidad de nosotros los adultos.

POR UNA NIÑEZ PROTEGIDA, SANA Y FELIZ  ¿Te atreverías a compartir?

#19deNoviembreDíaNacionalcontraelAbusoSexualInfantil
#ASINUNCAMAS
#VISIBILIZANDOELSILENCIO

miércoles, 15 de noviembre de 2017

ASI, NUNCA MAS VISIBILIZANDO EL SILENCIO




ASI, NUNCA MAS
VISIBILIZANDO EL SILENCIO

Si nos enteramos de una pequeña o pequeño que padece cáncer infantil, de seguro nos duele el corazón y trataremos de hacer algo, aunque sea  una acción mínima de solidaridad como compartir un listón o mensaje de aliento. Definitivamente nadie quiere ver morir a l@s niñ@s de cáncer.

Entonces ¿Por qué nos hacemos los sordos, los ciegos y los mudos ante el abuso sexual infantil? Cuando el abuso sexual infantil produce una muerte en vida.
Quizá porque queremos creer que es una problemática muy alejada de nosotros. Sin embargo, es una realidad que está flagelando la vida de muchos inocentes, incluso en nuestra propia familia, quizá a nuestr@s propias hij@s...

Por ello presentamos algunas cifras relacionadas con el  Abuso Sexual Infantil para poner en una balanza   la magnitud del problema.

• El abuso sexual infantil es 65 veces más común que el cáncer pediátrico.
• 4.5 millones de infantes son víctimas de este ilícito,
• Sólo 2% de los casos son conocidos  en México.
• Cada 24 horas son denunciados 80 casos de delitos como abuso sexual, pederastia y hostigamiento.
• Se estima que una de cada cuatro niñas y uno de cada seis niños es víctima de ataque sexual durante la infancia o adolescencia.
• México registra de los más bajos presupuestos para atender este mal social, sólo el 1% de los recursos destinados a la infancia se dedica a la protección contra violencia, abuso y explotación de infantes y adolescentes.
• Al menos el 20% de las personas han sufrido o sufrirán abuso sexual durante su infancia.
• Solamente en el  1.5% de los casos se consigna al agresor.
• Una de cada 5 víctimas de abuso sexual infantil o adolescente fue contactada a través de Internet o redes sociales.
• El 60% de la pornografía infantil que se produce a nivel mundial sale de México
• México tiene el 1° lugar mundial en pornografía infantil y el 2°, como nación consumidora.
• En 25 de los 32 estados de la República Mexicana la pederastía no está considerada como un delito grave.
• Más del 50% de los jóvenes mexicanos ha aceptado haber sufrido acoso cibernético.
• Más de 30 mil menores son víctimas de trata y explotación sexual, de los cuales el 80% tiene entre 10 y 14 años de edad.
• De acuerdo a la UNICEF, después del narcotráfico, la pornografía infantil es de los negocios más lucrativos del mundo.
• Más de 16 mil 700 páginas en Internet muestran imágenes de abusos a niños, de las que el 73 por ciento corresponde a menores de 10 años, según la UNICEF.
• Se estima que en nuestro país, infantes y adolescentes representan el 40% de las víctimas de los delitos sexuales.
• La mayoría de los casos de embarazo adolescente son el resultado del abuso sexual, la violación y  el aislamiento social (REDIM).

Conociendo estos datos ¿Permanecerás sin hacer nada.¡ Es hora de la acción! ¡Es hora de hablar de lo que nadie quiere hablar! ¡Es hora de romper el silencio!

Cuida, protege, respeta y bien ama a tus pequeñ@s.
Recuerda, parar el abuso sexual infantil es responsabilidad de nosotros los adultos.

¿POR UNA NIÑEZ PROTEGIDA, SANA Y FELIZ, te atreverías a compartir?

#19deNoviembreDíaNacionalcontraelAbusoSexualInfantil

#ASINUNCAMAS

#VISIBILIZANDOELSILENCIO

domingo, 12 de noviembre de 2017

ASI, NUNCA MAS VISIBILIZANDO EL SILENCIO



ASI, NUNCA MAS
VISIBILIZANDO EL SILENCIO 

El abuso sexual infantil debería ser ya considerado como una pandemia mundial, por el problema tan grave que produce en la vida de las personas y por el gran número de víctimas. Se estima que cada 90 segundos un infante es abusado.

 Las secuelas que deja este crimen de lesa humanidad son múltiples y variadas. Los países, los sistemas de salud y los profesionales de la salud, normalmente, van tratando de atender de forma aislada y como un todo  la punta del iceberg como  el suicidio, las adicciones, los trastornos alimentarios, entre otros. Sin atacar las verdaderas raíces, pues no reconocen la gravedad y la magnitud de las consecuencias que marcan la vida la violencia sexual.

“Sin lugar a dudas, el abuso sexual constituye el más grave de los maltratos infantiles debido a los estragos que provoca en el psiquismo. Las huellas del daño perduran hasta la vida adulta. Muchas patologías halladas en el adulto están asociadas al abuso infantil, inclusive, muchas que aún hoy, algunos profesionales continúan tratando como si su origen fuese otro. Desde nuestra experiencia pensamos que la psicopatología tiene una tarea pendiente, que es redefinir conceptos: fobias, ataques de pánico, crisis de angustia, disfunciones sexuales, disfunciones relacionales, anorexia, bulimia, obesidad, trastornos psiquiátricos graves, depresión, intentos de suicidio, etc., no son sino, en su gran mayoría, secuelas del abuso sexual infantil jamás elaborado e inclusive jamás contado”. (Los dibujos en el abuso sexual infantil. María Beatriz Müller, María Cecilia López.  Editorial Maipue. Página 50).

El abuso sexual, debería ser considero como un problema de salud mundial, y como tal ser prevenido y atendido. 
Entre las secuelas podemos enlistar:
• Depresión
• Ansiedad
• Promiscuidad
• Prostitución
• Drogadicción y alcoholismo
• Delincuencia
• Auto lesión
• Intentos de suicido y suicidio
• Trastornos psicosomáticos
• Anorexia, bulimia, obesidad
• Trastorno límite de la personalidad
• Personalidad Múltiple
• Trastorno de estrés postraumático
• Esquizofrenia… entre otros

Tratar todo esto de forma aislada y sin reconocer que puede tener de fondo  el abuso sexual infantil , lo único que hace es empeorar las cosas y prolongar el sufrimiento de forma interminable, e incluso acabar con la vida de la persona. De ahí la urgencia extrema de visibilizarlo, romper el silencio y alzar la voz para darle voz a las víctimas y para seguir ejerciendo presión a los gobernantes y quienes deberían cuidar, proteger y bien amar a nuestra niñez para que se pongan las pilas.

 Tan solo por citar un ejemplo podemos decir que ser México  el primer lugar   en abuso sexual infantil y también  primer lugar en obesidad infantil tiene una correlación y no es solo una mera coincidencia, pues detrás de estas problemáticas que tienen a nuestra niñez en el borde del abismo,  está escondido el maltrato infantil y en muchos casos hasta la violencia sexual.

Sin embargo, México y en general  en todo el mundo, siguen mirando hacia otro lado y fingiendo que hacen pero no hacen, pues no hay políticas públicas, ni programas que realmente lo prevengan y atiendan todo lo que implica el abuso sexual infantil. Pero lo más grave de todo, es que los especialistas -léase psicólogos, psiquiatras, médicos, abogados…-, en su gran mayoría minimizan o de plano no entienden nada de la complejidad de este problema, y suelen mal atender al paciente o al cliente. Se suele querer remediar o atender el problema visible con diagnósticos y tratamientos  que nada tienen que ver con la realidad. O de plano, se desahucia a la víctima.

Ante este panorama tan desolador descrito, la buena noticia es que ¡Sí hay sanación!  Y  en casos extremos, como está documentado, hasta la esquizofrenia puede ser curada. La primera acción es romper el silencio. La segunda,  es contar con una red de apoyo sensible, empática e informada. De ahí la responsabilidad que tenemos como sociedad para poder brindar ese apoyo y no ser quien estigmatiza y segrega a la víctima.  Y la tercera es buscar a un verdadero especialista que pueda dar el acompañamiento integral que requiere la víctima y hacer una terapia holística.

Además, de las leyes que prevengan y atiendan el abuso sexual infantil, es necesario impulsar y ejercer presión para que se instaure un órgano regulador que certifique a los verdaderos profesionales de la salud que están capacitados para atender esta problemática.  Ya que no cualquier psicólogo o psiquiatra lo puede hacer.  Asimismo, desde las universidades donde se imparte la carrera de  psicología, crear la especialización en el tema, pues por lo menos el 50% de la consulta será relacionada con los fondos de dolor relacionados con el abuso sexual infantil.

Cuida, protege, respeta y bien ama a tus pequeñ@s. 

Recuerda, parar el abuso sexual infantil es responsabilidad de nosotros los adultos. 

¿POR UNA NIÑEZ PROTEGIDA, SANA Y FELIZ, te atreverías a compartir?

#19deNoviembreDíaNacionalcontraelAbusoSexualInfantil

#ASINUNCAMAS

#VISIBILIZANDOELSILENCIO

Visibilizando el abuso



ASI, NUNCA MAS
VISIBILIZANDO EL SILENCIO



Definir el perfil de un pedófilo o pederasta es muy difícil. Los especialistas no han podido hacer un listado que los identifique rápidamente. Sin embargo, casi todos suelen ganarse la confianza, la simpatía y hasta la admiración, no sólo de sus víctimas sino del entorno en general. Saben ganarse el prestigio y el respeto de todos. Para que nunca sean sospechosos.

Cuando la víctima puede romper el silencio y denunciar al pepetrad@r, la mayor parte no es creíd@.

Si en una familia se habla de un depredad@r y se pregunta entre ellos quien cree que es el pederasta, casi el 100% no acertará quien es.

Y cuando por fin se devela su identidad,  de plano no se cree, se justifica al "pobrecit@" o se le echa la culpa a un tercero o chivo expiatorio.

Además, los depredador@s  suelen ser excelentes manipuladores para hacer que la víctima guarde silencio. Y si ya se le salió el control de entre las manos, suele cohesionar a la víctima y a sus acompañantes. Al extremo de la desacreditación o incluso las amenazas hasta de muerte. Hacen de todo para callarl@s.

Hay que estar muy atentos porque estos infames no van con cara de malos. Al contrario son unos dulces corderitos ante los ojos de todos.

Cuando la víctima tiene el apoyo o acompañamiento de un psicólogo, abogado, familiar o amigo, estos usan todas sus técnicas para infundir miedo, con el objetivo de hacerlos  callar a ell@s también.

Se debe tener mucho cuidado, pues fácilmente se cae en la red de mentiras que suelen tejer, dejando a las victimas totalmente a la deriva.

Rara vez en  el abuso sexual infantil al principio se ejerce la violencia. Al contrario, con mucho "cariño" suelen hacerle creer a la víctima que la quiere mucho, que es la preferid@...También suelen ser muy dadivosos.

Cuando va pasando el tiempo, se van quitando la piel de cordero y dejando ver al moustruo que hay en ell@s, usando la violencia extrema, como golpearlos drogarlos...  para someterlos, cuando l@s pequeñ@s ya se empiezan a resistir.

Sabemos de madres y abuelas muy "amorosas". De padres, abuelos y padrastros que "aman" tanto a l@s pequeñ@s... Y así la lista podría seguir con cualquier miembro cercano a l@s niñ@s. Muy rara vez, el abusador es un extraño.

Los especialistas han documentado que la mayor parte de l@s abusador@s fueron abusados y muy maltratados en su infancia. Pero esto no les da el derecho de abusar o desquitarse con inocentes. Ni los justifica ni los exonera.

L@s depredador@s se organizan de forma explícita o implícita para protegerse los unos a los otros. Hoy en día son muy usadas las redes sociales pues esconden  identidades y objetivos reales  para hacer gromming  y hacer callar a los que alzan su voz.

Igualmente funcionan las familias incestuosas, donde si alguien está a salvo son l@s pederast@s.


La técnica infalible y única a la que le tienen verdadero miedo es a la verdad  ¡Rompe el silencio! Tu mejor arma es la verdad. Denuncia como puedas: de forma legal, social o familiar.

Cuida, protege, respeta y bien ama a tus pequeñ@s.

Recuerda, parar el abuso sexual infantil es responsabilidad de nosotros los adultos.

¿POR UNA NIÑEZ PROTEGIDA, SANA Y FELIZ, te atreverías a compartir?

#19deNoviembreDíaNacionalcontraelAbusoSexualInfantil

#ASINUNCAMAS

#VISIBILIZANDOELSILENCIO