domingo, 4 de diciembre de 2016

Comisión Especial de Prevención y Erradicación de la Pornografía y Abuso Sexual Infantil

2:41h En México una de cada cuatro niñas y uno de cada seis niños han padecido abuso sexual, y los que están en situación de calle son los más vulnerables de ese sector, pues su edad los vuelve víctimas más accesibles de los agresores. En entrevista, Norma Edith Martínez Guzmán, presidenta de la Comisión Especial de Prevención y Erradicación de la Pornografía y Abuso Sexual Infantil de la Cámara de Diputados planteó que cuando los niños buscan albergues para salir de su situación en muchas ocasiones son maltratados y atropellados en sus derechos y vuelven a la calle. Subrayó que la causa de que los menores estén en la calle “es la de una situación familiar compleja, tremenda, donde el abuso sexual es parte de una historia que es más amplia, ya que hay maltrato y todo tipo de violencia; en ocasiones los utilizan para cometer delitos y ello propicia que estos niños pierdan la esperanza”. La legisladora señaló que hay personas que consideran que si no hay violación sexual “no pasó nada”, y consideró que exponer a los niños a la pornografía y obligarlos a tocar a un individuo, aunque no los toquen a ellos, son formas de abuso no concientizadas. “Ahora tenemos bebés que están siendo víctimas de excesos, pero las estadísticas sostienen que los cinco años es la edad más frecuente en la que se sufren abusos. Estamos hablando de pequeños que no han conocido un poco la vida y ya han sido lastimados profundamente”, expresó la diputada federal de Encuentro Social. Manifestó que la Ley General de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes trata de responder a esa situación, pero es insuficiente. Por lo tanto es necesario revisar los mecanismos de adopción para que los infantes sean integrados a un hogar, ya que si bien ese ordenamiento contempla a las familias de acogida esa figura no se lleva a la práctica. Enfatizó que la instancia que preside propuso modificar la Ley General de Educación, el Código Penal Federal y otros ordenamientos para dar una respuesta desde las escuelas y las procuradurías, en materia de impartición de justicia, y seguir protocolos claros. Eso, dijo, será resultado del trabajo en equipo de los diferentes legisladores, “pero me queda claro que todos tenemos un interés muy genuino y personal en que el tema avance y garanticemos el interés superior de la niñez”. Expuso que el primer paso es hacer conciencia pública de lo que implica el abuso, de la no responsabilidad de la víctima y de los canales para hacer una denuncia. En tanto, por parte de las autoridades es necesario capacitar y generar una respuesta rápida que implique justicia y protección a los infantes más vulnerables, los que están en situación de calle o en los albergues públicos o privados. A decir de la representante popular, un punto fundamental es dar respuesta a las denuncias de abusos a menores de cinco años, porque a ese grupo poblacional no se le puede hacer un peritaje psicológico, ante lo cual se requiere una estrategia para ver cómo atenderlo. Otro aspecto es fortalecer y ofrecer más herramientas a la policía cibernética para que logre abatir la pornografía infantil en la red, añadió Martínez Guzmán.

Ver más en: http://www.20minutos.com.mx/noticia/164922/0/ninos-en-situacion-de-calle-los-mas-vulnerables-a-abusos-sexuales/#xtor=AD-1&xts=513356

sábado, 3 de diciembre de 2016

Cuatro de cada diez abusos sexuales a menores en Gipuzkoa se producen en el seno familiar


Cuatro de cada diez abusos sexuales a menores en Gipuzkoa se producen en el seno familiar

Jorge Napal - Miércoles, 30 de Noviembre de 2016 - Actualizado a las 07:16h.

Donostia - Aprenden a no fiarse de los desconocidos, pero no imaginan que el peligro puede acechar de puertas adentro, donde se rompen muchas infancias. Cuatro de cada diez abusos sexuales a menores en Gipuzkoa tienen lugar en el seno de la familia. El padre biológico, de entre 26 y 37 años, es el principal agresor, seguido del tío, el hermano, o los primos, y en uno de cada diez delitos está implicado el compañero sentimental de la madre. Aunque no pertenezca al entorno familiar, casi nunca es un desconocido. En un 35% de los casos los abusos sexuales son cometidos por amigos de los padres, o de la propia víctima.

Son datos de la investigación realizada por la licenciada en Derecho Ainara Jauregi Sansinenea, que en su trabajo de fin de grado en Criminología analizó 51 sentencias, casi todas condenatorias, dictadas tanto por la Audiencia Provincial de Gipuzkoa como por el Juzgado de Menores de Donostia. El informe se centra en un periodo comprendido entre 2004 y 2014.

Existen muy pocos estudios específicos al respecto en el País Vasco, y menos aún Gipuzkoa. El arresto de un vecino de Orio de 31 años que, como informó este periódico, ha ingresado en prisión preventiva acusado de abusar sexualmente de la hija de su pareja, una menor de ocho años, pone el foco de atención en una realidad que habitualmente no trasciende. Fue la madre de la pequeña quien denunció el jueves pasado los hechos que incriminan a su pareja sentimental. Hizo algo que no es habitual. La mayor parte de casos, o no trascienden, o bien no se detectan. "La base del abuso sexual infantil es el silencio y el secretismo", revela Jauregi.

De ahí que su investigación, aunque incluya un limitado estudio empírico, ofrezca datos elocuentes de la criminalidad registrada en Gipuzkoa. Así, de los casos sentenciados, entre un 65% y un 85% de las condenas revelan que están implicados en estos delitos los familiares o un conocido de la víctima. "Ahí está el elemento esencial", apunta.

A diferencia de los abusos sexuales que se cometen a edades adultas, en los que la gran mayoría de los agresores son desconocidos que se valen de la fuerza, con los menores se utilizan otras estrategias basadas en la confianza.

Los casos más traumáticos se producen cuando uno de los progenitores es quien abusa. Es algo que rompe todos los esquemas, además se llevarse por delante la estructura familiar. La experta explica que los agresores proyectan sus propias necesidades en los menores. "No pueden soportar ser ellos quienes necesitan penetrar vaginalmente a su propia hija. De ahí que tengan distorsiones cognitivas, y hablan habitualmente de un enamoramiento de la pequeña, o de que la niña les necesita. Idean una relación romántica con su hija -incluso llegan a reprochar a su mujer que no les entiende- porque son incapaces de mantener una relación simétrica con los adultos". Como dice Jauregi, son personas que tienen que buscar a menores de edad para poder relacionarse, y estos se acaban convirtiendo en algo así como su pareja adulta.

ManipuladoresSegún el estudio realizado en Gipuzkoa, los agresores son increíblemente manipuladores, y plantean la relación como si de un juego se tratara. Cuando la víctima es una pequeña de tres años que no se ha iniciado en la etapa escolar, todo lo que vive de puertas adentro cree que es normal, y suele descubrir al llegar a la escuela que el resto de padres no se comportan como lo ha hecho el suyo hasta ese momento. "Hay tocamientos de índole sexual que pueden prolongarse durante años, pero el abuso va avanzando progresivamente, hasta que a los doce años comienzan a penetrar a las víctimas". De ahí que estas relaciones se basen en el silencio y el secretismo.

El abuso se comete generalmente en el seno de la familia o en su entorno más cercano ya que, salvo que se cometa un rapto, sería imposible mantener este tipo de relaciones en el tiempo. "Descubrirlo resulta muy traumático, porque tienes asumido que tu padre está para protegerte y es tu modelo a seguir... hasta que ves que no. Hay menores que se sienten muy utilizados", asegura la investigadora. 
El estudio recoge el relato de algunos menores, como el de un chico que abusó sexualmente de su hermana pequeña. Pasó de ser víctima a agresor.

Este chico provenía de una familia conflictiva en la que, prácticamente desde su nacimiento, fue maltratado por sus padres física, emocional y sexualmente.

El menor, desde su primera infancia, fue testigo de las relaciones sexuales que mantenían sus progenitores, siendo animado a participar realizando tocamientos a sus familiares, "lamiendo los pechos de su madre y sufriendo tocamientos en el pene, así como penetraciones anales fálicas por parte de su padre".

El chaval era golpeado con frecuencia, y su padre le apagaba cigarrillos en la piel y le hacía amagos de extrangulamientos, según recoge el citado informe.

Por todo ello acabó teniendo una imagen muy negativa de sí mismo, y se fue aislando socialmente. Así, creció como un niño retraído y temeroso de los adultos, y muy pronto comenzaron los problemas de escritura y de retraso en el habla.

Conforme pasó el tiempo, mostraba sentimientos depresivos, así como episodios auto-lesivos, acompañado de comportamientos sexuales inapropiados y un lenguaje soez impropio para su edad.

El estudio recoge que "tanto él como su hermana buscaban el acercamiento entre ellos de forma sexualizada, viviéndolo como algo natural, llegando incluso a dormir juntos".

La familia fue sometida a dos programas de intervención tras los cuales se cedió la custodia del menor -y de su hermana pequeña- a la Diputación.

Qué hacer y qué no frente a un niño abusado

Uno de los expertos que más ha trabajado en la elaboración de herramientas para detectar, prevenir, combatir y reparar los abusos a los niños es Alejandro Castro Santander. Reconocido en el país y en el exterior, autor de numerosos libros, este psicólogo porteño radicado definitivamente en Mendoza viene aportando elementos a la sociedad, pero también a la Dirección General de Escuelas para que se trabaje con seriedad en el tema. 

Lamentablemente, las conclusiones que deja el caso de los abusos en el instituto Antonio Próvolo dan cuenta de que las estructuras de control no lo han aprovechado.

Libro castro

Sin embargo, nunca es tarde para empezar. Así como empiezan a destaparse numerosos casos de abuso y maltrato a raíz de que algunos se animaron a denunciarlo, también es momento de que las autoridades admitan las responsabilidades que les tocan y cambien a los equipos que no funcionaron.

Aquí, MDZ ha querido rescatar de uno de los libros más específicos de Castro Santander las herramientas de detección de este tipo de casos. Está en el trabajo titulado "Gestión escolar del maltrato y el abuso infantil. Familia, escuela y entorno", editado por la editorial Homo Sapiens.

Allí, Castro Santander puntualiza sobre los casos concretos del "maltrato y discapacidad":

 "La exclusión y la discriminación contra los niños y niñas con discapacidad les hacen desmedidamente vulnerables a la violencia, al abandono y a los malos tratos." UNICEF, 2013.  

 Los niños y adultos con discapacidad a menudo encuentran numerosos obstáculos físicos, sociales y medioambientales que impiden su plena participación en la sociedad, entorpeciendo su acceso a la atención sanitaria, la educación y los distintos servicios de apoyo. Se cree también que son más vulnerables a padecer violencia que sus compañeros no discapacitados. 

Equipos de investigación de la Universidad John Moores de Liverpool y de la OMS (2012) practicaron un análisis sistemático de los estudios existentes sobre violencia contra los niños de hasta 18 años con discapacidad. Se tuvieron en cuenta 17 trabajos que incluyeron a más de 18 mil niños de países de altos ingresos, y las estimaciones sobre la prevalencia de la violencia contra los niños con discapacidad fueron de un 26,7% para las modalidades combinadas de violencia, de un 20,4% para la violencia física, y de un 13,7% para la violencia sexual.  

 Los niños con discapacidad presentaban mayor riesgo de experimentar violencia que sus compañeros no discapacitados, ya que son 3,7 veces más proclives a padecer modalidades combinadas de violencia, 3,6 veces más proclives a ser víctimas de violencia física y 2,9 veces más a padecer violencia sexual. 

El tipo de discapacidad parece afectar a la prevalencia y el riesgo de padecer violencia. Por ejemplo, los niños con discapacidades intelectuales presentaban 4,6 veces más probabilidades de ser víctimas de la violencia sexual que sus compañeros no discapacitados. 

Se pudo concluir a partir de este análisis, que la violencia es un problema grave que afecta a los niños con discapacidad y que son insuficientes los estudios sobre este problema en los países de ingresos medianos y bajos, que por lo general son los que presentan índices poblacionales de discapacidad más elevados. 

La obligación de atender a un niño con discapacidad puede suponer una carga extraordinaria para los padres, con lo que aumenta el riesgo de que sufra malos tratos, ya que: a) el ingreso a determinadas instituciones constituye un importante factor de riesgo de abuso sexual y físico; b) los niños y niñas que padecen discapacidades que afectan a la comunicación son vulnerables a los malos tratos, ya que las dificultades para expresarse pueden impedirles denunciar las experiencias de abuso. 

 El abuso sexual infantil (ASI)

Abusos portada 01

El abuso sexual en los niños, es considerado por las Naciones Unidas como "el crimen encubierto más extendido en la humanidad", ya que interrumpe, distorsiona y desorganiza su normal crecimiento. Al establecer contacto con una sexualidad adulta, el niño comienza a procesar la experiencia traumática, desviando y malogrando un adecuado desarrollo. Así, ante una evidencia o sospecha de ASI, la escuela debe intervenir inmediatamente:

porque es una situación constitutiva de delito porque el abuso sexual produce un intenso sufrimiento

porque puede tener graves consecuencias para los NNA que lo padecen

porque vulnera los derechos de los NNA

para evitar que el ASI se reitere y/o eventualmente afecte a otros niños 

 Mitos sobre el ASI 

es poco frecuente

se da entre los pobres y marginales 

en la actualidad se dan más casos de ASI

sólo lo padecen las niñas 

los abusadores son locos depravados

los niños son fantasiosos y cognitivamente incompetentes

los niños son responsables de que el abuso suceda y podrían evitarlo

los agresores son desconocidos que atacan y violan 

los abusos se dan con violencia física 

el abuso sexual intrafamiliar es un asunto del ámbito privado de la familia  

 Un estudio de la OMS (2006), indica que el impacto del abuso sexual en la infancia explica aproximadamente: 

- 6% de los casos de depresión, 

- 6% de los casos de abuso/dependencia del alcohol y las drogas, 

- 8% de los intentos de suicidio, 

- 10% de los casos de trastorno de pánico, 

- 27% de los casos de trastorno de estrés postraumático, comportamientos y factores de riesgo que pueden contribuir a algunas de las principales causas de muerte, enfermedad y discapacidad. 

 El ASI siempre produce efectos. La manifestación y la intensidad de éstos no es la misma en todos los casos, sino que depende de distintos factores: 

características del niño; 

forma del abuso; 

edad del niño al inicio de la situación abusiva; 

frecuencia y duración del abuso en el tiempo; 

tipo de vínculo o relación del niño con el abusador;

actitud de los adultos protectores; 

consecuencias a partir de descubrirse el abuso. 

El ASI siempre sucede en secreto, y los niños lo mantienen oculto por la presión y amenazas del abusador, hasta que transcurrido un tiempo puede salir a la luz, ya sea porque se rompe el silencio y la víctima habla, o bien porque los indicadores físicos, emocionales o conductuales se hacen visibles para el entorno: familia, maestros, pediatra, etc., y quien los ve no los niega o naturaliza. 

Las conductas frecuentes del niño abusado consigo mismo y con su entorno, pueden ser las siguientes: 

miedo por las amenazas recibidas del abusador 

culpa por no haber podido impedir el abuso y por las consecuencias que puede tener para él y su familia develar el secreto 

alteraciones de la identidad, al verse distorsionadas las creencias acerca de sí mismo. 

trastornos en la vinculación con adultos, ya que lo invade la desconfianza y altera los modos de acercamiento, ya sea a través de conductas evasivas o provocadoras. 

El rol de la escuela frente a los indicadores del ASI  

 En muchos casos, la escuela es el lugar donde el abuso se manifiesta, ya sea por la presencia de señales o por el relato del niño que lo denuncia. Tanto si la revelación de la situación de abuso la realiza el niño, como si son los padres o alguno de los padres, o un compañero quienes relatan lo sucedido, es necesario prestar especial atención al interés superior del niño como eje rector y al derecho a preservar su intimidad. 

A) Indicadores físicos del ASI:

Los indicadores físicos que pueden ser detectados por el docente, son aquellos que se evidencian a simple vista: 

Lesiones externas como moretones, contusiones o sangrado en los genitales externos.

Dolor o picor en la zona vaginal o anal. 

Ropa interior rasgada, manchada.

Dificultades para caminar y sentarse. 

Embarazo (especialmente al inicio de la adolescencia).  

 IMPORTANTE: el docente no debe revisar al niño. Si se identifican indicadores físicos o quejas físicas, la escuela debe requerir la presencia de personal médico, o realizar la derivación del niño al centro de salud más cercano. 

Es necesario saber que estos indicadores no cambian con la edad o etapas evolutivas (a excepción del embarazo). El hecho de descubrir uno solo de ellos debe considerarse como una señal altamente significativa. 

B) Indicadores emocionales del ASI: 

La mayoría de las veces el abuso sexual no deja marcas físicas, pero siempre produce daño psicológico y alteraciones de la conducta de mayor o menor relevancia e intensidad que pueden presentarse de forma inmediata, demoradas en el tiempo o pueden pasar desapercibidas.  

No al abuso infantil

Mocosos

"Los Mocosos nos miran"

Por la Causa de los Niños. No al abuso sexual infantil

A propósito de los aberrantes hechos del Instituto Próvolo, me parece oportuno comenzar a difundir Situaciones , normas, organizaciones que luchan contra este gravísimo flagelo, para que los ciudadanos dejen de mirar para otro lado, por ignorancia, complicidad, o sea cual fuere el motivo. Elia Ana Bianchi Zizzias.

Save the Children España en base a la Recomendación Nº 13 del Comité de Derecho del Niño, define el abuso y explotación sexual, de la siguiente forma : "Constituye abuso sexual toda actividad sexual impuesta por un adulto a un niño contra la que este tiene derecho a la protección del derecho penal. También se consideran abuso las actividades sexuales impuestas por un niño a otro si el primero es considerablemente mayor que la víctima o utiliza la fuerza, amenazas y otros medios de presión. El abuso sexual comprende:

A. Incitación o coacción para que un niño se dedique a cualquier actividad sexual ilegal o psicológicamente perjudicial. 

B. La utilización de un niño con fines de explotación sexual comercial.

C. La utilización de un niño para la producción de imágenes o grabaciones sonoras de abusos sexuales a niños. 

D. La prostitución infantil, la esclavitud sexual, la explotación sexual en el turismo.

"El abuso sexual infantil en todas sus formas constituye una grave violación de los derechos fundamentales y de los derechos del niño a la protección y los cuidados necesarios para su bienestar y el derecho a ser protegido contra toda forma de violencia, tal como establece la Convención sobre los derechos del niño en su art. 19 y art. 34. La violencia sexual puede suceder bajo diversas formas, desde tocamientos, manoseos a violación, explotación y corrupción -encontrando cada uno su tipificación penal- , pero todos constituyen un ataque contra la infancia. El abuso sexual en la infancia es uno de los delitos más graves contra la integridad de un niño/a. Es una realidad masiva a nivel mundial de difícil detección y que generalmente se silencia, se oculta, no se denuncia y por ende termina siendo uno de los crímenes más impunes contra la niñez

Save the Children. España, 2012. Disponible en: http://www.savethechildren.es/doc
s/Ficheros/565/SC_Violencia_Sexual_contra_losninosylasninas
.pdf.

Abuso Sexual en la Infancia: Guía para orientación y recursos disponibles en CABA y Provincia de Buenos Aires / Autoras: Dra. Mabel Bianco; Paula Wachter; Dra. Norma Chiapparrone; Lic. María Beatriz Müller 1ª ed. Buenos Aires. Fundación para el Estudio e Investigación de la Mujer -FEIM -. 2015. 88p; 21x29cm ISBN-13: 978-987-9414-08-8 1. Abuso. 2. Sexual. 3. Infancia.

350 niños habrían sido abusados en clubes de fútbol inglés

En base a fuentes policiales, la cadena BBC informó que el número infantes, víctimas de abusos sexuales en distintos clubes de fútbol del Reino Unido llega a las 350 personas. La televisión británica explicó que ese número se obtiene a partir de informes policiales y de una línea telefónica abierta exclusivamente por la organización de protección de niños NSPCC para atender a quienes quieran denunciar abusos en el fútbol británico.

Varios ex futbolistas profesionales rompieron su silencio en las últimas semanas para denunciar que habían sufrido abusos durante su infancia, lo que se convirtió en el detonante de la avalancha de denuncias. Andy Woodward fue el  primero en decir en televisión que había sido abusado por un entrenador cuando era un jugador juvenil en el Crewe Alexandra.

Desde que se abrió la línea telefónica, se recibieron 860 llamadas en una semana. La mayoría de los que llamaron denunciaron abusos en el pasado, señaló un portavoz de la organización de protección de niños. "Pero también hay algunos casos recientes. Seguimos alentando a los que hayan sido víctimas de abuso sexual infantil a denunciarlo, independientemente de cuánto tiempo haya transcurrido desde el abuso", indicó Simon Bailey, líder del NSPCC.

"Escucharemos y trataremos todos los reportes con la sensibilidad y la seriedad que requiera el caso. También instamos a presentarse a cualquier persona con alguna información con respecto al abuso sexual infantil. Si las denuncias se reportan, a la policía le permite evaluar si existen riesgos que se repitan en la actualidad y asegurar que se adopten las medidas apropiadas para prevenir que hoy otros niños sean abusados", completó el dirigente.

El presidente de la Federación Inglesa de Fútbol (FA), Greg Clarke, aseguró que el escándalo de abusos sexuales que está siendo destapado en el país es una de las mayores crisis de la entidad que dirige. "Ciertamente es la mayor que yo pueda recordar", dijo Clarke.

Rooney exhorta a niños que denuncien abuso sexual en fútbol

Wayne Rooney y Alan Shearer, el actual y un excapitán de la selección inglesa, exhortaron a los futbolistas que denuncien cualquier caso de abuso sexual, en medio de un escándalo cada vez más grande en el deporte británico.

Rooney se sumó a otros capitanes actuales de selecciones inglesas para grabar un video publicado por la Asociación Inglesa de Fútbol y la organización defensor de los niños NSPCC.

Wayne Rooney ha dejado claro que está totalmente en contra del abuso infantil. (Foto Prensa Libre: EFE)
Wayne Rooney ha dejado claro que está totalmente en contra del abuso infantil. (Foto Prensa Libre: EFE)

"Si eres un niño o una niña y estás molesto, lastimado o asustado por la forma en que alguien te trata, por favor díselo a alguien en quien confíes", señaló Rooney.

Shearer exhortó a "todos los clubes, desde las bases, a que continúen evaluando lo que están haciendo para prevenir que ocurran abusos contra niños hoy y en el futuro".

Exfutbolistas profesionales han denunciado en las dos últimas semanas que fueron víctimas de abuso sexual cuando estaban en las divisiones infantiles de clubes. Desde entonces, han surgido denuncias de unas 350 personas ante la policía sobre abuso sexual de menores en clubes de fútbol.

La FA y varios clubes comenzaron sus propias investigaciones al respecto.

miércoles, 30 de noviembre de 2016

Décima cuarta entrega de las cápsulas de ;Corazones contra el AbusoSexual Infantil




Décima cuarta entrega de las cápsulas de "Corazones contra el Abuso Sexual Infantil".

En esta ocasión les presentamos a la gran activista Adriana Tigre Pastrana y sus monstritos de ayer y hoy, que desde hace ya varios años han luchado contra el abuso sexual infantil en Argentina.

Campañas, pláticas, marchas, participaciones en medios de comunicación, entre otros trabajos, han sido los recursos que Adriana ha utilizado como una gran aliada de los niños, para ayudarlos a prevenir que un depredador los ataque o para creerles  y ayudarles a romper el silencio cuando l@s abusador@s ya llegaron a sus vidas.

Como casi todos los que luchan en contra del abuso sexual infantil, Adriana encuentra muchas piedras en el camino y muy poco apoyo,  y sacando fuerzas de flaqueza ¡ella nunca se da  por vencida!

Una abrazo enorme por su incansable corazón. Nuestro apoyo  y reconocimiento para Adriana y todo el trabajo que realiza. Muchas felicidades.   

#PorFinMéxicoRompióelSilencio
#19deNoviembreDiaNacionalcontraelAbusoSexualInfantil
#RedHispanoamericanacontraelAbusoSexualInfantil
#ASINuncaMás
#NuncamásGritossinVozD

lunes, 28 de noviembre de 2016

Décima tercera entrega de las cápsulas de "Corazones contra el AbusoSexual Infantil"



Décima tercera entrega de las cápsulas de "Corazones contra el Abuso Sexual Infantil".

En esta ocasión les presentamos a la Dra. Ruth Alicia Contreras Ortiz, quien forma parte de nuestro equipo de corazones.

La Dra. Contreras es de las pocas especialistas con las que cuenta México,  que entiende y atiende con una terapia holística a personas que han sufrido abuso sexual en su infancia, entre otros problemas. Ella es de esas personas que se comprometen con un solo propósito: Solo por ayudar. Teniendo como interés única y exclusivamente acompañar a las víctimas en un camino de recuperación y sanación.  

Es un privilegio para el equipo de ASI, Nunca Más contar con su apoyo, conocimientos y sensibilidad.

Un reconocimiento enorme por su gran y verdadero trabajo de parte de todos los que conformamos  este movimiento de corazones en contra del abuso sexual infantil.


#PorFinMéxicoRompióelSilencio
#19deNoviembreDiaNacionalcontraelAbusoSexualInfantil
#RedHispanoamericanacontraelAbusoSexualInfantil
#ASINuncaMás
#NuncamásGritossinVoz

sábado, 26 de noviembre de 2016

Décima segunda entrega de las cápsulas de "Corazones contra el AbusoSexual Infantil".



Décima segunda entrega  de las cápsulas de "Corazones contra el Abuso Sexual Infantil".

En esta ocasión les presentaremos a dos asociaciones  que están haciendo la diferencia en nuestra sociedad. Entre otras cosas, se dedican casi de lleno a la prevención del Abuso Sexual Infantil, a través de un taller muy divertido y lleno de color, que les ayuda a los niños a identificar a los villanos y a saber que hay  caricias buenas y malas.

Ellos son Marychuy Hernández Adame de "Principios de Vida" y  Ana Sanchez  y Albert Munoz de "A favor de los Niños Hidalgo".
Con el taller "¿Quién nos toca?"   ya han impactado para bien  la vida de miles de niñas y niños en edad escolar en México, en varios años de trabajo constante y contra corriente, pues son pocas las escuelas que les dan apertura.

La Dra. Marichuy Hernández ha sido la creadora de este efectivo programa logrando que en el estado de Tamaulipas (México) el índice del abuso y maltrato infantil haya bajado significativamente. Luego entonces, la apuesta a la prevención debería ser de suma importancia para los gobiernos y la sociedad en general.

En el estado de Hidalgo se está replicando este taller bajo la capacitación de "Principios de Vida", a través de "A favor de los niños Hidalgo" con el compromiso y trabajo de Anita y Alberto.

Ojalá se replicara este excelente taller por todas las escuelas de México. Que todas las escuelas tuvieran  la apertura y el compromiso con sus alumnos. Ojalá que  los padres de familia les exigieran a las escuelas este tipo de talleres. 

Un reconocimiento enorme a estas dos asociaciones y a los corazones que las conforman, pues están haciendo la mejor inversión del mundo: invertir en nuestra niñez.

 https://www.facebook.com/A-Favor-De-Los-Ni%C3%B1os-Hidalgo-AC-211954555649426/?fref=ts 

https://www.facebook.com/principiosdevidaAC/?fref=ts

#PorFinMéxicoRompióelSilencio
#19deNoviembreDiaNacionalcontraelAbusoSexualInfantil
#RedHispanoamericanacontraelAbusoSexualInfantil
#ASINuncaMás
#NuncamásGritossinVoz

jueves, 24 de noviembre de 2016

Abusos sexuales a menores.



El tema de los abusos sexuales a menores (ASM) a pesar de ser visibilizado desde finales del siglo XIX de la mano de Sigmund Freud que defendió su existencia en el ámbito familiar, sigue siendo en la actualidad uno de los tipos de maltrato infantil que traspasa todas las culturas y clases sociales. Con este artículo no pretendo crear una alarma social pero sí dar una mayor cobertura a los ASM y poner en alerta a madres/padres y educadoras/es ya que es nuestra obligación, proteger y cuidar a nuestros/as pequeños/as. 
Los ASM
Para delimitar conceptualmente los ASM se identifican tres criterios: i) la asimetría de edad en la que el agresor/a debe ser significativamente mayor que la víctima; ii) las estrategias que el agresor/a pone en juego para someter a la víctima, utilizando la posición de poder/asimetría que tiene para interactuar sexualmente con el/a menor; y, iii) el tipo de conductas sexuales, considerándose que deben incluirse todas las formas manifiestas de conducta sexual con o sin contacto físico como el contacto anal, genital u oral, caricias sexuales, peticiones sexuales, pornografía o exhibicionismo. De forma que el ASM constituye un acto sexual impuesto a un/a menor que carece de desarrollo emocional, madurativo y cognoscitivo a la hora de consentirlo. 
En España se instruyen cada año aproximadamente 3.500 de denuncias por delitos de A.S.M. Estudios recientes evidencian que una de cada cinco mujeres y uno de cada diez hombres, ha sido víctima de ASM. Estos datos nos muestran que los A.S.M. constituye un problema de tal magnitud que se convierte en un factor de riesgo para la salud y el desarrollo infantil. 
Efectos
Mayoritariamente el abuso sexual provoca en las víctimas numerosas secuelas, a corto y a largo plazo que les afectan a nivel físico, psicológico y/o comportamental. Las consecuencias son diferentes si la relación sexual ha sido violenta y si el agresor es un familiar, un extraño u otro menor. Cuando los abusos son perpetrados por un familiar suele ser más traumático, ya que para el/a menor conlleva sentimientos contradictorios en cuanto a la confianza, la protección, y el apego que esperamos y sentimos hacia nuestros familiares.
En cuanto a las consecuencias de los ASM a nivel físico se puede destacar: problemas del sueño (sufrir pesadillas y terrores nocturnos); cambios en los hábitos de comida; pérdida del control de esfínteres, etc. A nivel psicológico, se puede manifestar: ataques de ansiedad, culpa y vergüenza; aislamiento y retraimiento social; y, miedo generalizado. A nivel conductual se pueden mencionar: relaciones familiares conflictivas, huidas del hogar, conductas autolesivas o suicidas, delincuencia, drogadicción, entre otras.
Identificación
Los/as niños/as que han sufrido ASM muestran a través de su comportamiento algunos de los indicadores mencionados anteriormente. Pero es importante tener en cuenta que no hay síntomas exclusivamente asociados a los ASM, con lo cual si detectamos que nuestro/a hijo/a o alumno/a sufre un cambio brusco en su conducta, debemos observar y descartar cualquier otra causa, antes de pensar en que es víctima de un abuso sexual.
Posibles síntomas asociados serían: sangrados genitales o anales, fisuras anales, moratones, dolor al sentarse o andar, práctica de conductas sexuales no apropiadas a su edad, fracaso escolar, aislamiento, relaciones conflictivas, agresividad, depresión, etc.
Cuando un/a niño/a sufre un abuso sexual si contamos con un clima de confianza y comunicación abierta seguramente nos lo terminará revelando. En el momento de la revelación del abuso sexual es importante escuchar al niño/a, creerlo/a, manifestarle que no es culpable de la situación, decirle que estamos muy orgullosos/as porque lo ha comunicado, asegurarle protección y ayuda, comunicar el abuso a la familia -si la revelación fuera a un/a educador/a-, y denunciarlo. 
Prevención
Una de las premisas de partida para proteger a nuestros hijas/os, es educarlos en la igualdad, el respeto y la tolerancia. Aportarles un modelo de educación sexual integrador en cada etapa de su vida para conseguir su bienestar personal. Debemos dotarles de las habilidades sociales necesarias para revelar el abuso, y para pedir ayuda. Debemos enseñarles que su cuerpo les pertenece y que nadie puede tocarles sin su permiso.
Debemos inculcarles su derecho a decir “no”, ante un beso no deseado, una caricia o un tocamiento en sus partes sexuales incluso aun cuando se trata de una persona a la que quieren. Por su parte, el profesorado cuenta con el escenario ideal para la implementación de programas de prevención del ASM. Pero, es esencial mejorar su formación en educación sexual y los ASM. Por lo tanto, como educadores/as y como madres/padres debemos trabajar de forma conjunta para prevenir los ASM y para detectarlos.
La protección de nuestros/as menores vendrá dada por nuestra capacidad de formar a personas que sean capaces de comunicarse y relacionarse con las demás sin necesidad de ejercer la violencia en ningún ámbito de nuestra vida, incluyendo el sexual.

Facilitan denuncias via web por violencia y maltrato a niños

La violencia, la explotación sexual, problemas en el acceso a una vivienda para los niños, son todos temas que requieren que los menores de edad deban recurrir a la justicia para dirimirlos. Mejorar la experiencia en los procesos judiciales para los niños y adolescentes fue presentado como uno de los ejes del Plan Nacional de Primera Infancia, Infancia y Adolescencia, divulgado ayer.
"Es un tema muy importante", sostuvo la presidenta del Inau, Marisa Lindner. Según indica el informe, la meta para 2017 es que esté en funcionamiento un sistema que recoja las denuncias de los usuarios via web, lo que facilitaría el proceso porque evita tener que concurrir a realizarla. 
Por otro lado, Lindner planteó que es necesario contar con "más fortalezas que no revictimicen a la hora de tener que llegar a situaciones de judicialización". 
Es por eso, que el Poder Judicial revisará los procedimientos para casos de sospecha de abuso sexual infantil para "evitar la sucesión de declaraciones en ambientes judiciales en circunstancias y horarios que victimizan al niño o la niña", dice el informe. Buscan mejorar la estancia de los niños en los tribunales y adecuar los edificios y el trato a los estándares internacionales.
El Consejo Nacional de Políticas Sociales, integrado por distintas instituciones como el Inau, el Mides, MSP y el Codicen, presentó ayer la estrategia para 2016-2020. La participación de los menores, la salud, la educación, la privación de libertad, la participación de los menores y la vivienda son los ejes abordados en la estrategia.
"Este es un compromiso de Estado porque no tenemos tiempo. Los niños nacen y no podemos decirles que esperen porque la institución no está pronta para recibir ese niño. Tampoco podemos decirles que no crezcan", sostuvo la ministra de desarrollo social, Marina Arismendi.
Sin embargo, la presidenta del Inau, Marisa Lindner reconoció que "falta mucho para involucrar este tema como de prioridad" porque "la opinión pública sigue colocando a la infancia y a la adolescencia desde el desvío".
El Plan Nacional busca asegurar para los niños y adolescentes la prevención, el tratamiento y la rehabilitación en salud y garantizar las trayectorias educativas continuas. Otro de los ejes estratégicos es abordar situaciones de especial vulnerabilidad, situación de calle, trabajo infantil, y el conflicto con la ley penal.

Inversión necesaria

Las autoridades de los distintos organismos que participaron de la elaboración de la estrategia, destacaron en el informe que "es clave" invertir recursos en este rango etario. "Son períodos críticos en los que tienen lugar diversos procesos neorofisiológicos. En particular, la etapa de la primera infancia ha sido denominada como 'ventana de oportunidad', ya que es el período en el que se dan los más altos grados de desarrollo cerebral", asegura el informe.
Por otro lado, plantearon motivos de carácter economico ya que de acuerdo a varios estudios los mayores rendimientos se producen si se invierte en personas en esta etapa de la vida. "Por lo tanto, no invertir en políticas dirigidas a estas poblaciones tienen altos costos económicos y sociales", concluyen.

Quiénes son

El 26% de la población total de Uruguay son bebés, niños y adolescentes menores de 18 años, lo que equivale a 889.360 personas. El 53% son varones y el 47% mujeres. Con respecto a los tipos de hogares, 37% vive con sus progenitores, mientras que otro 20% vive solo con su madre o su padre. 
En ese rango etario, la mortalidad ha descendido desde 2008 y en el último año alcanzó su mínimo histórico, con una tasa de 7,4 cada 1.000 nacidos vivos. Las autoridades identificaron la prematurez es otro de los problemas, que alcanzó al 9% del total de los nacimientos el año pasado.


Difícil de sostener

Víctor Giorgi, expresidente del INAU, cuestionó la sostenibilidad del Plan. Asegura que son políticas que implican extraer recursos de otros espacios para invertir y eso genera conflicto con las personas porque "toca el bolsillo". "Hay que generar acciones políticas y culturales para sostenerlo en el tiempo", dijo. Por otro lado indicó que en el seguimiento de las políticas "se quedó un poco corto" y que debería existir un sistema para hacer un monitoreo constante.