lunes, 22 de junio de 2009

LA PEDOFILIA ES SIGNO DE DECADENCIA MORAL


El famoso escritor británico Arthur Clarke,autor de 2001 "Odisea del Espacio" había relatado y reinvindicado, en una entrevista periodística, su costumbre de tener relaciones sexuales con chicos.Y estas declaraciones las hizo en un momento delicado pues el principe Carlos lo investiría como caballero.

Arthur Clarke,vive desde 1956 en Sri Lanka.Tiene una casa junto al mar que es una especie de oasis tecnológico.allí,en la ciudad de Colombo,el autor de "El fin de la infancia" dijo crudamente: " En cuanto llegan a la edad de la pubertad.. OK, no hace daño.Creo que lo que más lastima a los chicos-dijo-es el llorisqueo histérico de sus padres después.Si los chicos no se molestán ,está bien".

Sri Lanka es uno de los "paraísos"mundiales de la pedofilía.Y el sexo de los chicos es un negocio que mueve plata grande.Como dice el refrán, "el que tiene plata hace lo que quiere" con lo cual el dicho popular brinda,a quien tiene fortuna económica la posibilidad de elegir entre el bien y el mal.Destinar parte del dinero a hacer obras de beneficencia, de caridad y solidaridad o usar el dinero para satisfacer bajos instintos producto de la debilidad sexual con lo cual se contribuye a aumentar la corrupción en las costumbres sociales.Entre los cuales figuran estas "vacas sagradas"de la literatura que no tienen ningún empacho de proclamar su debilidad moral.

A los que usan el dinero para estos menesteres los denunció oportunamente la UNICEF,el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia que reveló que turistas y hombres de negocios de países ricos son los principales clientes del millón de niños asiáticos que ejercen la prostitución.

El abuso sexual de niños por parte de turistas extranjeros ha sido denunciado también en varios países sudamericanos,africanos ,Indonesia,Kenia ,la India.

El informe de la UNICEF da cuenta que la prostitución infantil en Asia se conc
entra en prostíbulos o en los deniminados salones de masajes donde muchos niños viven como "virtuales esclavos".¡Que nos deparará el futuro a los habitantes de la ciudad de Buenos Aires!,donde la legislatura porteña se apresta a aprobar la ley sobre contravenciones donde han sido eliminadas la prostitución,la ebriedad y la vagancia.Es decir, que de ser aprobadas estas contravenciones las prostitución no tendrá penas y si será una pena ver como serán prostituidas las personas por los inescrupulosos de siempre.

El informe de la UNICEF explica que hay muchos factores que alientan la prostitución infantil,entre ellos las penurias económicas.Y en esta era del turismo barato son cada vez más los viajeros de las naciones industriales que recurren a la prostitución infantil.Muchos ricos viajan a Asia para satisfacer sus bajos instintos y evitar el riesgo de ser descubiertos y encarcelados en sus países de origen o por creer que las relaciones con niños aleja el peligro del SIDA.

El informe de la UNICEF está basado en un estudio de la organización Pongámos Fin a la Prostitución Infantil en el Turísmo Asiático,dado a conocer en Tailandia.Esta entidad, que también debería crearse en la Argentina,dice que la prostitución infantil se desglosa en 300.000 niños en India; 100.000 en Tailandia; 100.000 en Taiwan; 100.000 en Filipinas; 40.OOO en Vietnam; 30.000 en Sri Lanka y miles en China.

Se estima que 150.000 niñas nepalesas de menos de 16 años,trabajan en prostíbulos y hasta 40.000 niños bengalíes son obligados a ejercer la prostitución en Paquistán.
Aun no se ha dado a conocer el trabajo encomendado por la UNICEF, a una universidad de Yakarta, para que determine cuántos niños de Indonesia se encuentran en "ciercunstancias difíciles", lo que comprende todos los aspectos del abuso sexual.Una vez completado el estudio tendremos un cuadro más preciso sobre cómo se obliga a trabajar a muchos niños,especialmente en este perverso oficio de la prostitución.

Por todo ello hacemos un llamado a la comunidad internacional para que se ponga fin a la violencia en la que viven los niños del mundo.Y pedimos un minuto de silencio por los niños que sufren y para aquellos que mueren o están a punto de morir en el mundo por la irracionalidad de los adultos.
Publicar un comentario