sábado, 12 de diciembre de 2009

INDIGNACIÓN


◦VITRAL POR JAVIER SOLÓRZANO ZINSER
◦(www.javiersolorzano.com)
Estaba evidentemente nerviosa cuando nos llamó. Pidió el anonimato para contar su historia. Hace dos años, su hijo único empezó a portarse reacio para ir la escuela; estaba en el “Westminster School”, en el Sur del Distrito Federal. Lo primero que pensó es que podía ser una reacción natural, porque “a todos nos ha dado en alguna ocasión por no ir al colegio”. Sin embargo, las actitudes del niño estaban siendo cada vez más rebeldes. “Una mañana, después de vestirlo para ir a la escuela, se empezó a jalar la ropa para quitársela”. Pensaron que era un berrinche, pero cuando se dieron cuenta que estaba llorando desconsoladamente, la preocupación los invadió.

No sabían qué pensar de las reacciones del pequeño de tres años. Ya hablaba, pero no como para comunicarse con claridad. “Uno piensa cualquier cosa, yo creía que a lo mejor era un problema de salud”. Una mañana, cuando iban a la escuela, de nuevo el pequeño empezó a llorar, “no quería que lo dejáramos en el colegio”. “El 17 de octubre de 2007 finalmente me dijo que ‘Lore le hacía hoyo’, él, (el niño) estaba postrado sobre la cama intentando comunicarme su dolor, entre lágrimas gritos y súplicas para que no lo llevara más al colegio; me detuve e inmediatamente le pedí que me indicara en dónde ‘Lore le hacía hoyo’. Mi hijo sólo movió su cuerpecito para señalarme con la manita derecha su parte anal”. ‘Lore’ es Lorena Alvarado Amador, auxiliar de la profesora responsable del grupo de Kinder Maternal del Westminster School.

La madre del pequeño fue al día siguiente a hablar con la directora de preescolar y con la directora general. La atendieron de manera déspota e insensible. La directora de preescolar la sacó materialmente de su oficina. En la confusión, el enojo y la sorpresa, el domingo 21 de octubre en la noche y después de mucho pensarlo, llamó a LOCATEL, donde “amablemente me orientaron”. “Nos propusieron acudir al Centro de Terapia para Víctimas de Abuso Sexual (CTA), lo que hicimos al día siguiente”. Después de largos análisis les confirmaron lo que llaman “la triste realidad”. Fue en el mismo centro en donde les sugirieron presentar una demanda, lo que hicieron al día siguiente, el 23 de octubre.

El 25 de febrero de 2008 se giró orden de aprehensión en contra de Lorena Alvarado Amador por su probable responsabilidad del delito de abuso sexual agravado. Pasaron 20 meses hasta que las autoridades dieron con ella el 28 octubre de 2009. A finales de noviembre de este año inició el juicio. La escuela se ha dedicado a esconder el asunto y negarlo a los padres de familia de otros niños que preguntan sobre el caso. Es un tema de primera importancia, ante el cual la escuela debería de dar la cara. Hay una presunción fundada y existen evidencias para que ‘Lore’ sea juzgada. Esto apenas empieza.
Publicar un comentario