martes, 5 de octubre de 2010

ADIOS, BULIMIA, ADIOS" RELATO DE UN SOBREVIVIENTE

El lunes día 4 de octubre, hará un año que deje de vomitar.

Uno de los tantos caminos a los que me llevaron los abusos sexuales que sufrí, fue a este. Doce largos años de autodestrucción, de auto castigo infringido por mi misma hacia mi propio cuerpo, que hasta como digo, hace un año, no empecé, de alguna manera, a querer.

Dicen que las personas que sufren anorexia y/o bulimia, somos muy exigentes, muy perfeccionistas, etc. Si, es verdad, la mayor parte de las veces es así, en las que me incluyo por supuesto.

Pero se olvidan también de nombrar en esa lista de adjetivos descriptivos, que algunos de nosotros somos débiles, miedosos/as, asustadizo/as y muy, muy solitarios interiormente.

El hecho de que, en muchos de los casos de trastornos alimentarios estén presentes los abusos, indica un nexo en común entre los dos hechos que no debería pasar desapercibido.

Sientes que controlas tú la comida, cuando es al contrario. Te han desvirgado sexualmente y no me refiero solo a físicamente, sino psicológicamente. Te sientes culpable por haber permitido, sin saberlo en ese momento, que pasara lo que pasó, que te hicieran todo eso. Por eso castigas tu cuerpo, el cuerpo que fue el culpable de "aquello". Te castigas a ti misma por idiota, por no haber dicho que no, cuando "tu, no eres el/la culpable".

Pero hasta que llega el momento de darte cuenta de ese pequeño gran detalle, pueden pasar muchos años, y no solo doce, ¡si no muchos más!

Puedes llegar a adulto, a muy adulto y seguir vomitando de una manera ya crónica. Suele siempre llamar más la atención, suscitar más interés cuando se da en niños y/o adolescentes. Pero se de primera mano y por mi misma que están saliendo a la luz casos en que los que lo sufren, son personas ya adultas. Y si se analizaran muchas de estas personas, descubrirían que tenemos, como he dicho antes, muchos nexos en común todas ellas.



Es muy complicado sacarte de encima esa sombra, ese controlador de tu vida, ese jefe autoritario que te ordena todos los días comer hasta casi reventar, saciar tu angustia, tu dolor, tu soledad con la ingesta desmesurada de alimentos. Que hace que te flageles infringiéndote un castigo diario, durante años, por sentirte sucia, por sentir que no mereces vivir sin ser castigada/o por el abuso. Hecho del que después, te revelas, sacándotelo de encima y arrojándolo por el inodoro, sintiéndote culpable por haber caído de nuevo en sus garras pero aliviada por momentos por creerte que le has vencido.

Conseguí quitarme de encima ese monstruo. Conseguí empezar a apreciar, a valorar mi cuerpo y a la vez, empecé a perdonarme un poco de mi sentimiento de culpa por lo que me hicieron.
 
  http://abusosenlainfancia.blogspot.com/   LUNA


LUNA ES UNA SOBREVIVIENTE MUY DESTACADA, MI MAYOR ADMIRACIÓN POR ELLA.
ESTA PUBLICACION ES UN HOMENAJE A ESA GRAN MUJER QUE LUCHA DÍA CON DIA POR AYUDAR A LOS DEMAS....


MIGUEL

Publicar un comentario