miércoles, 27 de julio de 2011

Reconstruyéndonos

Siempre nos debemos fijar en vivir como en una construcción, en el tiempo que tarda en terminarla, como una torre de babel que nunca terminara y cuando culmina simplemente comenzaremos de nuevo, si se cae debemos recomenzar y así todas las acciones que tomemos irán escalando piso a piso hasta llegar a la cima de los sueños.

Hoy el es momento de recomenzar mi construcción, me he dado cuenta que el tomar decisiones a la ligera siempre trae problemas y hoy con los planos extraviados he decidido reconstruir este rascacielos llamado vida.

Muchas han sido las caídas que en esa construcción he tenido, los desengaños e incluso las llamadas de atención cuando la humildad se ha ocultado. Pero hoy más que nunca he decidido ser feliz, porque esa es una elección, no importa lo que en el camino halla pasado sin la felicidad nunca podremos ponernos las curitas a tiempo para curar las secuelas de la caída, siempre nosotros decidiremos el plazo que la herida sanara, solo se trata de nuestra mente, de decidir no repetir los errores y de aceptar lo perfecto que somos de una manera imperfecta.

Siempre pensando en el futuro en el final de la obra pero trabajando en el ahora para que eso sea como piensas que será, siendo siempre lo más positivo posible y teniendo fe te guiaran a alcanzar esos logros que siempre has querido.


Escalón por escalón esforzándote cada día más, recordando los frutos y la belleza que está a nuestro alrededor, siempre cuando esperes que algo suceda en tu vida, pídelo y lucha, confía en que la vida y Dios te ayudaran a realizarlo para ti. Nunca dudes. Aunque se demore una fase, ella tarde o temprano terminara. Recuerda que cada paso y cada acción es un ciclo y siempre el girara hasta terminar.


Cada uno de esos ciclos de la vida son verdaderamente hermosos. Estan llenos de momentos maravillosos junto a nuestros seres queridos. Nos dan la oportunidad de conocer lugares increíbles. Posee color y poesía donde quiera que miremos o escuchemos. Aún en medio de la oscuridad más profunda estará la belleza.


Es posible contemplar la hermosura del resplandor de un nuevo amanecer. El amanecer de otra oportunidad, el comienzo de un nuevo reto, de una nueva experiencia y de un continuar del camino.


Cada día más tenemos que aprender a reírnos de los problemas, a que todo tiene solución en la vida. Algunas cosas se resuelven antes, otras después, pero todas son pasajeras. Limitémonos a pensar en lo que harás después que la tormenta haya pasado. Lo bien que la vas a pasar al festejar el triunfo.


Comienzar de nuevo, no es producto de un fracaso sino el resultado de un razonamiento de amor por la vida. Es el resultado de un análisis exitoso. Es poner a andar la confianza en la sabiduría que nos dio la experiencia.


Quien se anima a empezar otra vez es un valiente que al final del camino estará satisfecho con su vida. Habrá hecho de ella una aventura maravillosa. Un cofre del que podrá sacar preciosas joyas para regalar a sus descendientes a la hora de instruir. Y cuando ya no esté, su recuerdo ocupará un lugar privilegiado entre los suyos.

Volver a empezar es permitir que los que nos siguen entiendan que en la vida todo se trata de vivir. Que la vida nos brinda siempre nuevas oportunidades, ya sea para reparar errores, borrar cosas desagradables, o simplemente crear nuevas posibilidades.


La vida siempre nos da la ocasión de dibujar nuestros planos y comenzar a construirnos. SOLO DEBEMOS ANIMARNOS a hacerlo!

"Despierta, es tiempo de renacer, llego el momento de extender tus alas y levantar vuelo, vuela lejos de los malos recuerdos, lejos de todo el pasado que te hizo sentir mal, lejos de todo sufrimiento, lejos de falsas esperanzas , lejos de promesas vacías, llego la hora de volar por el camino correcto...

Ve en busca de un nuevo amanecer, en ti esta la decisión de soñar, imaginar y sentir lo mejor que te ofrece la vida…atrás quedaran las nostalgias y preocupaciones, los días de cólera y las noches de llanto…todo esta hecho para ser roto…rompe las cadenas que no te dejan mover…

Atrás quedaron esas luchas vanas, esas interminables discusiones y malos tratos…es hora de extender las manos a quienes en realidad quieren tomarlas y brindarte seguridad, llego la hora de ser uno mismo.


Ahora será justo decir que de alguna manera te sentirán, es hora de disfrutar cada momento, es hora de poder respirar con tranquilidad…ahora no habrá mas lagrimas de dolor y desilusión…


Es hora de sentirse feliz por haberlo dado todo, aun si haber recibido nada a cambio, es hora de sentirse feliz por haber amado…

¿Que esperas? Llego el momento de emprender vuelo, es hora de sacudir el polvo y lo malo que ensucia tus alas, extiéndelas, sacúdelas y emprende el vuelo… hacia la felicidad…"


Luis Padrón
Publicar un comentario