martes, 19 de junio de 2012

Secuelas del ASI: ¿Eres adicto a algo?



Hoy me levanté reflexiva, pensando en las diferentes secuelas que hay y cuáles faltaban por nombrar y me percaté de la falta de las adicciones.
En aspaSI somos muchos o todos los que tenemos algún tipo de adicción, cada uno personalizada a nuestras manías y costumbres, o más bien, a nuestra forma de enfrentarnos al dolor.
¿Cuántos tipos de adicciones conoces?
Probablemente faltan muchas adicciones por nombrar, pero os contaré las que he visto en mis compañeros y en mí como la adicción al dolor, al trabajo, a la comida, al juego, al alcohol, las drogas, al sexo..
Muchos podrían preguntarse porqué nos da por convertirnos en adictos, mi hipótesis es que nuestros límites fueron traspasados en la infancia y ahora no podemos dejar de traspasar la barrera, no tenemos límites porque no los hemos establecido.
Además, la adicción tiene beneficios secundarios aunque nos pueda causar mucho sufrimiento. Nos permite no pensar y bloquear la angustia, sentirnos vivos en esos días en que parece que el cuerpo ni siente ni padece, nos permite hacernos daño de maneras bien vistas  como en los casos en los que se confunde la pasión laboral por la adicción al trabajo.
La adicción al sexo por muy placentero que creamos que sea e incluso, por mucho autoengaño y decoración que le queramos poner los supervivientes, sigue generando dolor porque es algo incontrolable que impide que se puedan establecer relaciones de compromiso por mucho que amemos, no sabemos ni podemos decir “no”, lo que acaba generando que siempre haya mentiras en cada relación.
Son demasiadas las adicciones que hay, ¿Nos ayudas a completar una lista?

http://aspasi.wordpress.com/2012/06/17/secuelas-del-asi-eres-adicto-a-algo/
Publicar un comentario