sábado, 25 de agosto de 2012

Trabajemos juntos en un mismo sueño.


No se necesita mucho esfuerzo para saber que se necesita una organización mundial que se encargue de la prevención del abuso sexual infantil con campañas de información masiva y por otro lado también la atención a victimas de todas las edades con abogados y psicólogos especializados al alcance inmediato cuando se necesita.


El abordaje del asi por parte de los gobiernos debería ser una prioridad social y económica al tener tres adultos de cada diez con un antecedente de abuso.
Imaginemos con esas estadísticas la barbaridad de trabajo que se necesita en prevención.
Pero mientras construimos ese sueño, las victimas y los sobrevivientes necesitan de nuestro apoyo y ayuda.

Todos podemos hacer algo al respecto, muchos de nosotros lo hacemos cada vez que nuestras circunstancias personales lo permiten, aveces serán unos, aveces serán otros, todos nosotros los que nos preocupamos por tratar de ser proactivos en este tema también tenemos que encargarnos de las inquietudes de la vida.
Atender la familia y el trabajo, batallar con la manera de ganarlos el sustento inclusive.
Pero la recompensa es mayúscula, con una víctima menor de edad que se consiga ayudar y atender adecuadamente, con cada sobreviviente que logre buscar ayuda y superarse, con cada niño que se salve porque un adulto le enseño a cuidarse y protegerse con eso estaremos haciendo lo correcto y el hacer lo correcto trae muchas satisfacciones y lo que es mejor, hacer lo correcto se contagia, se enseña y se aprende.

Muchas gracias a todos ustedes los que me han acompañado en estos siete años de una u otra manera en este sueño.
Erradicar el abuso sexual infantil.

Miguel Adame V.
Padre de familia.

Publicar un comentario