jueves, 29 de noviembre de 2012

LA VOZ INTERIOR

Todos nosotros tenemos una voz interna que puede ser una herramienta muy útil para guiar nuestras acciones. Tu voz interior te alerta del peligro y te guía para hacer elecciones sabias. Cuando la escuchas, tú puedes evaluar lo que quieres hacer en cierta situación. Sales a una cita y reconoces pistas que te dicen que la otra persona está actuando como tu abusador; tú decides no volver a ver a esa persona nunca más. Estás caminando en la calle y presientes el peligro, cruzas la calle justo a tiempo para evitar una confrontación con una persona violenta.
La voz interior es un monitor silencioso de las elecciones que hacemos en nuestra vida diaria. Tienes que decidir si tomas un riesgo particular. Te preguntas si debes hacer un compromiso en una relación. Debes elegir entre dos empleos. La voz interior puede darte información y guiarte para tomar tales decisiones.

La voz interior no es en realidad una voz que escuchas. Más bien es una combinación de sensaciones, pensamientos, sentimientos, corazonadas e impulsos que te dicen cómo te sientes respecto a una cierta situación. Cuando la gente dice: “Tengo esta sensación extraña”, o “Algo estaba molestándome”, o “No sé como lo supe. Sólo lo supe”, ellos están hablando de su voz interior.

La mayoría de las personas no está consciente de que tienen esta voz. Pocos de nosotros hemos estado entrenando para prestar atención a nuestros sentimientos e intuiciones. Conectar con tu voz interior requiere, soledad, tiempo en calma e introspección, cualidades que no son alentadas (o valoradas) en nuestra sociedad orientada a los logros. Pero aun así tu voz interior existe. Incluso si no le has prestado atención en años, está ahí. Está esperado que la descubras.
Cada uno de nosotros experimenta su voz interior de diferente manera. Cuando estás apunto de tomar una mala decisión, podrías tener pesadillas, tener la sensación de estar enfermo(a) del estómago. Tener un deseo repentino de darte un atracón con chocolate, perder el apetito, o ser incapaz de conciliar el sueño. Algo o alguien podría haberte “puesto los pelos de punta”.
Tomará tiempo aprender acerca de las formas cómo tu voz interior se comunica contigo. Puedes empezar por pensar acerca de las formas cómo respondes a las siguientes situaciones:
Cuando estoy a punto de tomar una mala decisión:
· Me siento muy confundida y tengo la constante sensación de que algo está mal. Usualmente trato de ignorarla.
· Generalmente me da una migraña.
· Parece que no puedo decidirme.
· ________________________________________________________________________
· ________________________________________________________________________
· _____________________________________________________________________________
Cuando estoy a punto de hacer algo que está bien para mí:
· Usualmente tengo un sueño donde floto en el océano.
· Me siento especialmente relajada.
· Algunos pensamientos verdaderamente auto-destructivos surgen siempre en el último minuto. Si los ignoro, entonces estoy bien.
· ________________________________________________________________________
· ________________________________________________________________________
· ________________________________________________________________________
Cuando algo está mal:
· Empiezo a comer en exceso.
· Me descubro deseando azúcar y alcohol.
· Tengo insomnio y no puedo dormir sin importar lo que haga.
· Limpio mi casa una y otra vez.
· ________________________________________________________________________
· ________________________________________________________________________

________________________________________________________________________


Cuando estoy en peligro:
· Mi estómago se hace un nudo y empiezo a respirar rápido.
· La cara de mi padrastro aparece frente a mis ojos.
· Me siento como si tuviera 8 años y estoy a punto de ser golpeada.
· Tengo esta terrible sensación de inmovilidad. No me puedo mover o hablar.
· ________________________________________________________________________
· ________________________________________________________________________

________________________________________________________________________

Tal vez no eres capaz de señalar, inmediatamente, con precisión las formas específicas como tu voz interna se comunica contigo. Si no puedes responder las preguntas ahora, espera hasta la siguiente vez estés en esa situación (enfrentando peligro, haciendo algo bueno para ti) y toma notas acerca de la forma cómo te sientes antes, durante y después del incidente.
Cosas para reflexionar:
· ¿De qué manera mi voz interior puede ser útil para mí?
· ¿Qué está evitando que yo esté en contacto con mi voz interior?
· ¿Qué es diferente entre las ocasiones que le presto atención a mi voz interna, de las veces en que no lo hago?



Tomado de El Coraje de Sanar, libro de ejercicios de Laura Davis.
Espera los siguientes ejercicios.

TRADUCCIÓN CONY DIAZ


Publicar un comentario