martes, 8 de octubre de 2013

“Alcemos la voz en esta cruzada”

Alcemos la voz en esta cruzada


Mi mama era madre soltera y tenía que salir a trabajar, así que me dejaba al cuidado de unos vecinos, ellos eran una familia grande creo que unos 5 hermanos, el menor era de mi edad tal vez teníamos unos 6 o 7 años.

Mis recuerdos son borrosos y poco a poco los he ido sacando para poder empezar a sanar, recuerdo que jugaba con todos lohermanos, nunca habai ocurrido nada, era una casa grande.  En algún momento empezamos a jugar al escondite, eran más de las 5 de la tarde me acurdo por la penumbra del atardecer.
Uno de los hermanos del medio le decía el oso, yo tenía 7años y el era una mounstro  de más de 17 años,  se me acerco, diciéndome que nos escondiéramos en el baño, donde se guardaba la ropa sucia, mis recuerdos me llevan a caminar hacia ese lugar, volviendo en el momento en que me da papel higiénico y me dice que me limpie.
Por muchos años creí o me hice a la idea que no había ocurrido nada pero ahora con el tiempo me di cuenta que esemounstro me violo, en mi memoria escucho las risas de los otros niños mirando por una de las rendijas del baño, la ropa sucia en cajas de cartón, y las palabras diciéndome que me agache, en un momento la mama toca la puerta haciendo  que la abra, llegando doña Maria la mama de ellos a rescatarme.

Por muchos años creí que no había pasado nada, pero con la situación de mi esposa las cosas empezaron a fluir en mi cabeza, empezando a repasar todo mi pasado, un pasado con un niño que no hablaba que se refugiaba en la lectura, sumado a una madre muy dura, sin amigos, con muchos amigos imaginarios, un niño el cual en la escuela lo golpeaban, lo que ahora se llama Bullyng, el cual soñaba conIvanhoe y Ricardo Corazón de León, llegando a mi adolescencia empezó el alcoholismo, la porno adicción y excesos.
buscando salida, mi mama me inscribió en una escuela de formación deportiva, además apenas tuve la edad ingrese al ejércitopara aprender a defenderme, lo cual endureció aún más mi carácter, pasando de un niño callado al amigo que todos querían tener en una pelea, jamás he dejado a nadie tirado, mis amigos siguen siendo mis amigos pese a mis problemas de alcoholismo.
Pese a todo eso, logre una excelente formación académica, 2 carreras y una maestría, un trabajo fuera de mi país  y un sin número de cursos y viajes al exterior, además de un hermoso matrimonio, los recuerdos se habían ido o no eran frecuentes, entre en un programa de recuperación (Alcohólicos Anónimos)  el cual me ha ayudado mucho.
Todo normal, hasta que después de 11 años de matrimonio,  mi esposa me confeso que un tío suyo había abusado de ella, empezando de nuevo a caminar mis propios miedos y temores, pero ahora reflejados en ella, llegando a veces a herirla en su recuperación, ya que mis deseos eran  encarar a ese mousntro y acabarlo (Partirle la madre), sin darme cuenta que le hacía daño a lo que más amo, mi esposa.
Busque ayuda, Miguel, Briggite, y empezamos a trabajar en la recuperación de ella, pero sin saberlo a la par la mía, decidiendo por mi cuenta trabajar en la mía que voy por buen camino, ya he leído e interpretado el Coraje de Sanar, que es una Biblia para sobrevivientes.
Empecé a rebuscarme en lo más hondo y a releer el coraje de sanar, pese a todo esto ubique al mounstro que me hizo daño de niño, el cual vive en la misma ciudad, en el mismo país,sé  que hace donde trabaja y hasta que sufre de  algo que lo hace temblar constantemente, mis deseos de venganza se han acrecentado, repasando las mil y una manera de hacerlo sufrir,  como cazarlo y que pague por todo lo que me hizo, no se me quitan de la cabeza y evitar que pueda hacer más daño.
Por sugerencia de Miguel, empecé a enfocarme en otras cosas y no en la venganza, me he dado a la tarea de encontrarme conmigo mismo, además de fortalecer la relación con mi esposa y mis hijas, además de retomar mis actividades favoritas, alejando la idea de venganza, pero esperando la hora de confrontar a mi agresor.
Dicen que uno debe escribir lo que siente y sé que no me debo quedar hay, pero es difícil, muy difícil, empecé a caminar y ya quiero correr, espero que esta narración de un sobreviviente, pueda ayudar e inspirar a otros en esta cruzada, les agradezco su comprensión y apoyo, además estoy dispuesto a colaborar con otras víctimas, para no dejar caer esta CRUZADA contra el abuso infantil.

YO ALZO MI VOZ

“Algunos buscamos la solución  correcta, otros somos más extremos, ahí es donde cada quien decide que camino caminar”


Muchas Gracias

Godofredo deBouillón


Publicar un comentario