miércoles, 22 de octubre de 2014

Comunicación con hijos





Puebla, Puebla.- Al analizar la situación del abuso infantil en la entidad, expertos del Tecnológico de Monterrey campus Puebla recomendaron a los padres de familia a romper tabús y escuchar a sus hijos a fin de prevenir o actuar con prontitud en casos de violencia.
La directora de la carrera de Psicología en esta casa de estudios, María José Vera Gómez, comentó que muchos padres de familia no enseñan a los hijos a acudir a ellos en primera instancia, pues lo primero que les dicen cuando el menor busca acercarse, es: “no tengo tiempo para hablar”, “estoy ocupado”, “no molestes ahora”, etcétera.
La especialista destacó que además de reforzar la comunicación padres-hijos, es fundamental la confianza, a fin de que cuando ocurra una situación de agresión, el menor pueda denunciar con las palabras exactas la situación de que están siendo acosados sexualmente.

“Se debe lidiar con ciertos tabús, desde llamarles a los órganos sexuales por su nombre hasta tener esa confianza en distintos tipos de autoridad, sea la policial, maestro, gobierno y padres de familia”, sentenció Vera Gómez.

En este sentido, dijo que de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), hasta el año pasado Puebla ocupaba el quinto lugar a nivel nacional en contar con el mayor número de casos de abuso sexual, con 576. Esa cifra coloca al estado por debajo de Baja California, el Distrito Federal, Guanajuato y Jalisco.
Destacó que a nivel internacional, 150 millones de niñas son violentadas sexualmente al año; mientras que 73 millones de niños también pasan por esta situación, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Finalmente, el director del departamento de Psicología de esta misma institución, Héctor Cerezo Huerta, manifestó que muchas de las veces los psicólogos, siquiatras y/o abogados, no tienen entrenamiento, ni formación sensible para entrevistar —a la hora de realizar las investigaciones— a los niños que han sido víctimas de algún tipo de agresión sexual, por lo que ante la falta de preparación de los “expertos”, a veces resulta más grave el abuso cometido por la autoridad que el inicial.
Publicar un comentario