viernes, 14 de noviembre de 2014

Día 15. Adicciones y abuso de estupefacientes.




"19 Días de Activismo para la Prevención del Abuso y la Violencia contra los Niños y los Adultos, del 1 al 19 de noviembre 2014."



Día 15. Adicciones y abuso de estupefacientes. 

La adicción se define como una enfermedad crónica del cerebro con recaídas, caracterizada por la búsqueda y el uso compulsivo de drogas, a pesar de las consecuencias nocivas. Se considera una enfermedad del cerebro porque las drogas cambian al cerebro: modifican su estructura y cómo funciona. Estos cambios pueden durar largo tiempo y llevar a los comportamientos peligrosos que se ven en las personas que abusan de las drogas.

 El abuso de drogas de los menores de edad puede acarrear aún más riesgo que en personas adultas. Esto sucede porque sus cerebros no se encuentran completamente desarrollados. Como consecuencia, los cerebros de la gente joven pueden ser más vulnerables que los cerebros adultos al abuso de drogas y a la adicción.

Según datos de UNICEF En 2009, 44% de los adolecentes y jóvenes en México convive en el hogar con fumadores; 7% fuma por primera vez a los diez años o menos; 45% inicia el consumo entre once y 14 años, y 48% entre 15 y 17 años. Además, los datos revelan que la relación por género en el consumo de tabaco es ya de uno a uno. De hecho, 20% de los estudiantes de secundaria son fumadores activos.  De los 14 millones de fumadores que había en México en 2008, 10 millones comenzaron a fumar antes de los 14 años. De estos niños el 80% entraron en contacto con otro tipo de drogas y estupefacientes. Y el 60 % se hicieron adictos a alguna. 

Www.UNICEF.org www.drugabuse.govLa adicción se define como una enfermedad crónica del cerebro con recaídas, caracterizada por la búsqueda y el uso compulsivo de drogas, a pesar de las consecuencias nocivas. Se considera una enfermedad del cerebro porque las drogas cambian al cerebro: modifican su estructura y cómo funciona. Estos cambios pueden durar largo tiempo y llevar a los comportamientos peligrosos que se ven en las personas que abusan de las drogas.

 El abuso de drogas de los menores de edad puede acarrear aún más riesgo que en personas adultas. Esto sucede porque sus cerebros no se encuentran completamente desarrollados. Como consecuencia, los cerebros de la gente joven pueden ser más vulnerables que los cerebros adultos al abuso de drogas y a la adicción.

Según datos de UNICEF En 2009, 44% de los adolecentes y jóvenes en México convive en el hogar con fumadores; 7% fuma por primera vez a los diez años o menos; 45% inicia el consumo entre once y 14 años, y 48% entre 15 y 17 años. Además, los datos revelan que la relación por género en el consumo de tabaco es ya de uno a uno. De hecho, 20% de los estudiantes de secundaria son fumadores activos.  De los 14 millones de fumadores que había en México en 2008, 10 millones comenzaron a fumar antes de los 14 años. De estos niños el 80% entraron en contacto con otro tipo de drogas y estupefacientes. Y el 60 % se hicieron adictos a alguna. 

Publicar un comentario