martes, 19 de mayo de 2015

Cada día unos 40 niños sufren abuso sexual en Alemania




Por lo menos 40 niños son abusados o asesinados por motivos sexuales cada día en Alemania, informaron hoy aquí la Oficina Federal de Criminalidad y la Asociación Alemana de Ayuda a los Niños. Ambas instituciones dieron a conocer en conferencia de prensa que si bien las cifras de abusos, maltrato y crímenes sexuales contra niños sigue siendo muy alta en Alemania, el número de esos delitos disminuyó en 30 por ciento respecto al año anterior, cuando se registraron 153 muertes. El presidente de la Oficina Federal de Investigaciones Criminales, Holger Münch, precisó que del número de niños que perdieron la vida en 2014 por abuso, maltrato o ataques sexuales, 75 por ciento era menor de seis años. En forma adicional se registraron 81 casos de intento de asesinato contra niños. Los infantes que fueron severamente maltratados por golpes u otros ataques fue de cuatro mil 233, de los que 75 por ciento todavía no tenía seis años. Los casos específicos de violencia sexual disminuyeron en 3.24 por ciento, pero de todas formas se registraron 14 mil 395 casos de ese delito. El número de infantes afectados de menos de seis años se incrementó respecto al año anterior en 35 por ciento. En cuanto a la pornografía infantil, las estadísticas policíacas que este martes se dieron a conocer registraron una disminución de solo 1.5 por ciento en ese tipo de delitos, a pesar de que hubo una atención masiva respecto a estos. Münch declaró que para combatir este problema se aplica una amplia gama de medidas: "en vista del fenómeno masivo de la pornografía infantil hemos desarrollado procedimientos automáticos para poder identificar rápidamente las imágenes de ese tipo". "Damos alta prioridad cuando se trata de impedir un determinado abuso sexual. Para ello utilizamos todas las posibilidades que van desde búsqueda pública en escuelas hasta la participación en operaciones internacionales con la Europol y la Interpol", señaló. La especialista y catedrática especializada en ese campo, Kathinka Beckmann, puntualizó que para ello se cuenta con programas adecuadamente financiados y con personal altamente calificado en los kindergartens, en las oficinas de ayuda a los jóvenes y para los niños en general. La abogada especializada en el tema, Manuela Groll, pidió por su parte mejorías en el sistema de ayuda a niños y jóvenes en las escuelas, así como más protección en los planteles. Manifestó que desea "una intervención más rápida y más enérgica cuando haya sospechas". El presidente de la Asociación Alemana de Ayuda a los Niños, Rainer Beck, dijo por su lado que además de claras mejorías en la ayuda a niños y jóvenes se debe entender la prevención y la persecución de esos delitos como una tarea de toda la sociedad. Demandó que el castigo mínimo conta delitos contra infantes debe ser de por lo menos un año de prisión y que a los niños que confrontan esos problemas se les brinde una ayuda continua bien calificada para sacarlos del papel de víctimas y hacer de ellos testigos fuertes. 

Publicar un comentario