domingo, 22 de noviembre de 2015

Abuso sexual

En general, se presentan los efectos shock postraumático: sexualización traumática, pérdida de confianza en las relaciones, estigmatización social (sentirse marcada de por vida), y sentimiento de impotencia e indefensión.
Por Lic. Alma Laura Galvan Valdez/Psicóloga-psicoterapeuta

Lic. Alma Laura Galvan Valdez/Psicóloga-psicoterapeuta
Lo que nunca nos gustaría que sucediera es el  “abuso sexual contra los menores”,que posteriormente afecta en la vida sexual adulta, desafortunadamente es un tema muy frecuente en mi consultorio, y el daño psicológico que casusa en la persona es para toda la vida, si no es tratado a tiempo.
ABUSO SEXUAL significa Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el abuso sexual infantil es la utilización de un niño, niña o adolescente en una actividad sexual que no comprende, para la cual no está en capacidad de dar su consentimiento y no está preparado por su desarrollo físico, emocional y cognitivo. También ocurre cuando ellos son estimulados sexualmente por una persona que quiere obtener placer propio (o el de otros), son abusados sexualmente y puede ser con o sin contacto físico.
Va desde la amenaza al engaño, la seducción y/o confusión. Podemos hablar de abuso siempre que el otro no quiera o sea engañado, (incluso dentro de la pareja). El abusador pretende dominar, poseer, cosificar a la persona a través de la sexualidad. La victima se siente impotente, desprotegida, humillada. Otras veces, se vale de la confianza en él depositados para desde la cercanía de una relación afectiva, romper los límites de la intimidad e introducir elementos eróticos.
El abuso sexual no es sólo penetración o agresión física. Abarca desde el contacto físico, (tocamientos, masturbación, sexo oral) o con ausencia de contacto (exhibicionismo, erotización con relatos de historias sexuales, vídeos,  películas, fotografías, comentarios con contenido erótico y miradas que incomoden a la persona).Puede darse durante largos periodos o en hechos aislados y puntuales, dentro de una familia, de una institución, en el trabajo, escuela, colonia, o cuando recibe o solicita una atención médica.El abuso no es sólo sexual sino que también se da un abuso de confianza.
SUS EFECTOS pueden a largo plazo y afectar en el área PSICOLOGICA (hay fragilidad con acentuada inestabilidad emocional; depresión, autolesiones, incluso intento de suicidio; ansiedad y tensión elevadas, confusión en su identidad sexual, dificultad para integrar su desarrollo y su corporalidad), SEXUAL (una fuerte erotización, rechazo e inhibición, anorgasmia, impotencia; negación o promiscuidad o prostitución).
En general, se presentan los efectos shock postraumático: sexualización traumática, pérdida de confianza en las relaciones, estigmatización social (sentirse marcada de por vida), y sentimiento de impotencia e indefensión.
INDICADORES DE ABUSO SEXUAL víctima de abusos se queja con una mezcla de rabia y dolor, cambios en la alimentación y sueño, conductuales.
En Niños:Sin causa aparente, aparecen cambios repentinos en el apetito, control de esfínteres (hacerse pipi en la cama). Dificultades para caminar o sentarse: sangrados, secreciones intensas, infecciones frecuentes.  Dificultades de atención, concentración, memoria.Fuerte nerviosismo cuando aparece una persona concreta, aunque sea de la familia. Tristeza, depresión, ansiedad elevada. Dificultades y miedos al ir a dormir. Pesadillas intensas.Retraimiento social. Desconfianza.Rechazo del propio cuerpo.En el área de la sexualidad es donde más indicios suele haber:Actitud seductora, actitud exhibicionista. Erotización elevada, masturbación compulsiva.
TRATAMIENTO acudir con un psicoterapeuta especializado en abusos, para que pueda detectar el significado de lo vivido y ayudarle a superarlo, “gritarlo”: desenterrar y gritar los sentimientos, emociones y vivencias silenciados durante tanto tiempo, reconocer, expresar y canalizar su sentimiento de rabia (contra sí y/o contra todo el sexo agresor, o contra los órganos genitales), aprender a detectar situaciones engañosas, aprender a confiar en los demás, tener una red de apoyo, recuperar la confianza, perder el miedo al agresor y si es posible, enfrentarse a él,aprender a decir NO con técnicas que ayuden a cicatrizar.NO GUARDES SILENCIO, si fuiste victima te mereces una reparación del daño física y psicológico, porque te mereces una vida sana y feliz 
http://laregiontam.com.mx/2015/11/21/abuso-sexual/
Publicar un comentario