martes, 10 de noviembre de 2015

Día diez. Nunca más trata infantil

Día 10. No más trata infantil

La  trata  de  niños  y  niñas  afecta  a  los  menores  del  mundo entero,  tanto  en  los  países  industrializados  como  a  los que  están  en  proceso  de  desarrollo.  Los  niños  y  niñas víctimas  de  la  trata  son  objeto  de  prostitución,  matrimonio  forzado  o  adopción  ilegal;  también  son  mano  de obra  barata  o  no  remunerada,  sirven  como  criados  en  las casas,  se  los  recluta  para  incorporarlos  a  grupos  armados o  se  los  usa  para  jugar  en  equipos  deportivos.  La  trata  expone  a  los  niños  y  niñas  a  la  violencia,  el  abuso  sexual  y la  infección  por VIH,  y  vulnera  su  derecho  a  la  protección, a  crecer  en  un  entorno  familiar  y  a  realizar  unos  estudios. 

Un “niño  o  niña  víctima  de  la  trata”  es  cualquier  persona menor  de  18 años  reclutada,  transportada,  transferida, acogida  o  recibida  para  fines  de  explotación,  sea  dentro o  fuera  de  un  determinado  país.  El  uso  de  medios  ilícitos, entre  ellos  la  violencia  o  el  fraude,  es  irrelevante.  Acabar  con  la  trata  requerirá  la  cooperación  internacional, regional  y  nacional.  Para  abordar  el  problema,  es  preciso analizar  tanto  sus  raíces  –pobreza,  discriminación,  exclusión  y  violencia–  como  el  aspecto  de  la  demanda.

Fuente: HOJAS INFORMATIVAS  SOBRE  LA PROTECCIÓN DE LA INFANCIA. UNICEF
Publicar un comentario en la entrada