martes, 19 de abril de 2016

CNDH y ONGs llaman a sociedad, a denunciar abuso sexual contra menores

06barra03e019_big_ce



La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) junto a organizaciones no gubernamentales llamaron a medios, académicos y a la sociedad en general a denunciar abuso sexual contra menores de edad.
Durante la inauguración de la 1ª Conferencia Nacional por los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, organizada por la Red por los Derechos de la Infancia en México (Redim), el Ombdusman nacional, Luis Raúl González Pérez, pidió conjuntar esfuerzos para romper el silencio contra las agresiones sexuales de niñas, niños y adolescentes.
González Pérez dijo que el costo de la violencia contra niñas, niños y adolescentes es muy alto, por los graves daños y afectaciones que produce y sus efectos duraderos. Por ello, demandó dar prioridad a la prevención, identificación y acotamiento de los factores de riesgo que la generan o propician.
“No podemos permitir que nuestra niñez y nuestros adolescentes convivan, padezcan y condicionen su conducta al miedo, a la inseguridad. Debe llamarse la atención de las distintas autoridades para que se tomen medidas que garanticen sus derechos, se implementen políticas públicas integrales y articuladas en las que participe la sociedad civil y se privilegie la perspectiva de derechos y el interés superior de la niñez y adolescencia”, dijo.
En tanto, las agrupaciones civiles que trabajan con la población infantil ratificaron la agudización de la violencia contra este sector poblacional, y aunque reconocieron el trabajo de las autoridades señalaron insuficiencia y señalaron como uno de los grandes retos a enfrentar, la impunidad.
Las organizaciones como la Redim expresaron su preocupación porque pese a que ya se han instalado un número importante de Sistemas de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes, ha sido sin la participación de la sociedad civil.
Juan Martín , Director Ejecutivo de la REDIM, destacó la importancia de la nueva Ley General de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes (LGDNNA) y pidió que en el proceso de instalación de los Sistemas de Protección se cuente con espacios de participación de sociedad civil que ya se encuentran mandatados por Ley.
Pérez reconoció que “la nueva institucionalidad tiene que dar respuesta a la realidad que vive el país en términos de violencia sobre todo en prevenir, atender y evitar la violencia contra niñas, niños y adolescentes”.
En tanto, el Ombudsman nacional puntualizó que se debemos trabajar, entre otras cosas, “para prohibir todas las manifestaciones de violencia, incluido el maltrato como forma de corrección educativa; generar programas y campañas de educación, sensibilización y capacitación, con dimensiones de género, que combatan los factores de riesgo, así como toda práctica social o cultural que sea incompatible con los derechos humanos; mejorar las capacidades de quienes trabajan o conviven con niñas, niños y adolescentes; elaborar protocolos de atención especializados para atender a las víctimas, que evite su revictimización cuando han sufrido actos de violencia”.
“Es prioritario generar acciones para apoyar a las familias –mayormente a aquellas que se encuentran en una situación de vulnerabilidad— sobre la importancia de que empoderen y habiliten a sus hijas e hijos para la vida, que les enseñen a protegerse, a que conozcan y reclamen sus derechos y les orienten en el manejo de las tecnologías de la información y comunicación para evitar un mal uso, o que pudieran ser víctimas de violencia a través de esos medios”, dijo González Pérez.
En su intervención, el Representante Adjunto de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos (ONU), Jesús Peña, dijo que no puede haber concesiones en el rechazo a la violencia contra los niños y las niñas y que su especial condición de vulnerabilidad da cuenta de más inversión y medidas de prevención y protección contra la violencia por lo que las observaciones finales del Comité sobre los Derechos del Niño (CRC por sus siglas en inglés, 2015) deben ser una hoja de ruta para las acciones a adoptar en el tema de la violencia.
Por su parte, Isabel Crowley, Representante de UNICEF México, reconoció el trabajo en diversas iniciativas entre la REDIM y UNICEF. Recordó que el CRC expresó en 2015 su preocupación por la situación de niñas y niños especialmente en contextos de violencia armada, tráfico y crimen organizado. Ante esta situación debe ser una prioridad nacional generar los mecanismos de protección necesarios para la infancia y adolescencia “tenemos que llegar hasta los municipios que es donde están los niños”.
Silvia Novoa, Directora Nacional de World Vision México; abordó el tema de la violencia intrafamiliar y en los espacios de educación, consideró que el incremento de la violencia es resultado también del impacto permanente que se ocasiona en el desarrollo de un niño “los daños causados generan conductas antisociales que se replican generación tras generación” es indispensable, sensibilizar a los grupos sociales para generar un cambio cultural.
Martha Escalera, Presidenta de la Junta Directiva de Aldeas Infantiles SOS México señaló que la Organización de las Naciones Unidas (ONU, 2009) asegura que en el mundo existen 275 millones de niños que son maltratados con golpes. Afirmó que la violencia contra niñas y niños va en aumento y que su impacto es a nivel biológico y emocional.

Publicar un comentario