viernes, 1 de julio de 2016

El abuso infantil predispone a la adicción a drogas

Para realizar el estudio se seleccionó a una muestra representativa de 21.544 adultos canadienses del 2012 Canadian Community Health Survey-Mental Health. De ellos, 628 habían sido adictos a drogas, y 849 dependientes del alcohol en algún momento de su vida. Aun teniendo en cuenta otros factores de riesgo que aumentan el riesgo de consumir estas sustancias, como los trastornos mentales y la falta de recursos económicos o de apoyo social, tanto el abuso sexual, como el físico, se asociaron al doble de probabilidades de desarrollar dependencia de las drogas.
La profesora Esme Fuller-Thomson de la Universidad de Toronto, y autora principal del trabajo, ha declarado que tanto el abuso físico como el sexual, fuese este directo o indirecto (en el caso de ser el menor testigo de violencia doméstica de sus padres), son formas de victimización infantil relacionadas con el consumo de drogas y, en concreto, que la exposición continuada a la violencia doméstica de los progenitores se asoció de manera significativa con la dependencia de drogas o alcohol.
La investigadora ha añadido que una de cada siete personas adultas con dependencia del alcohol o las drogas había experimentado violencia doméstica crónica en su hogar paterno -la situación se había producido 11 o más veces antes de que el individuo tuviera 16 años de edad-, frente a una de cada 25 en la población general. En su opinión, un hogar familiar desestructurado y violento puede predisponer a los individuos a recurrir al alcohol o las drogas como una forma de enfrentarse a la situación.


Publicar un comentario