lunes, 24 de octubre de 2016

Marcha en Oaxaca México

#Juchitán 22 oct (#Istmopress) .- Integrantes del Centro de Atención a la Mujer Istmeña (CAMI) en Juchitán acompañadas de menores de edad, estudiantes y sociedad en general marcharon para concientizar sobre el abuso sexual en niñas y niños en el marco del Día mundial para la prevención del abuso sexual hacia los menores, en la cual informaron que de enero a la fecha han atendido a 25 menores victimas de abuso sexual, 18 casos de Juchitán y siete de municipios colindantes.
Resaltaron que los casos van en aumento, por lo que fue necesario salir a las calles para que la ciudadanía se concientice y tome en cuenta que una violación es un acto sin escrúpulos y que afecta considerablemente a los menores.
El Cami también informó que se ha dado atención a mil 989 casos de violencia hacia los niños y niñas con diversas problemáticas, por lo que urgió a los padres de familia a doblar esfuerzos en casa y vigilar las acciones y vivencias que adquieren los menores en los centros educativos y recreativos.
Al concluir la marcha, diversos menores de edad se pronunciaron a favor de una libre vida, una vida con confianza, amor y respeto, por lo que señalaron que las niñas y niños no deben vivir con violencia.
Rogelia González Luis, coordinadora del Cami y fundadora de la agrupación de mujeres 8 de marzo explicó que esta marcha- manifestación se realizó en coordinación con diferentes escuelas de Juchitán con el propósito de hacer un llamado a la conciencia sobre el abuso infantil.
Aclaró que los casos que han trabajado en el área de sicología infantil a cargo de la especialista, Bertha Paola Sánchez Orozco ha detectado que la violencia sexual se origina en el ámbito domestico y escolar, por eso es necesario estar alertas y cuidar a los menores.
“Los índices de abuso sexual va en aumento, muchas veces como padres no le creemos al menor, pero ellos no mienten, no existe un censo registrado en muchas de la veces, pero sabemos que adolescentes entre 13 y 14 años piensan que dar la prueba del amor es normal, muchas veces son presionadas y obligadas, eso es un abuso sexual, a veces es parte de nuestra cultura pero debemos estar conscientes que la violencia sexual no es un juego y que va creciendo cada vez más”, recalcó.
Por su parte, la sicóloga infantil del Cami, Bertha Sánchez Orozco explicó que de los mil 989 casos de violencia que viven los menores y que han sido detectados en la organización son de tipo sicológica, física, patrimonial y sexual.

Diana Manzo/Agencia de Noticias IstmoPress

Publicar un comentario