jueves, 20 de octubre de 2016

Niños, víctimas frecuentes del abuso sexual


De acuerdo con la Fundación Internacional Granito de Arena A.C, en Chiapas, los varones se encuentran en vulnerabilidad por el erróneo enfoque de perspectiva de género que existe, al considerar que la pedofilia persigue únicamente a las niñas

Elizabeth Marina / Portavoz
E
l abuso sexual es una de las formas más graves de violencia contra los niños y las niñas, sin embargo, en Chiapas las autoridades no han hecho su labor para visibilizar y atender adecuadamente el problema.
De acuerdo a la “Fundación Internacional Granito de Arena A.C”, la única que atiende el abuso sexual infantil en la entidad, el 63 por ciento de los casos que atienden corresponden a menores que se encuentran entre los tres y ocho años de edad.
Elena Torres Villanueva, presidenta de esta asociación explicó que de acuerdo a la encuesta infantil realizada por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), el número de niños que afirman haber sido tocados en partes íntimas en una edad de seis a nueve años, corresponde en un 17.8 ciento a niños y el 13.3 por ciento a niñas.
La vulnerabilidad de los niños varones se debe a la falta de atención así como por el erróneo enfoque de perspectiva de género que existe al considerar que la pedofilia persigue únicamente a las niñas, dejando así, a los niños expuestos a sufrir una agresión sexual.
“Es importante estar alertas pues el agresor será una persona cercana a la familia y un niño de tres años, me atrevo a decir, es imposible que se pueda defender del abuso sexual”, afirmó Torres Villanueva.
De acuerdo a la psicoterapeuta de la fundación, María Eugenia Ramírez López, los casos de abuso sexual infantil, son actos que realizan personas más cercanas, desde sus propios padres, hermanos, maestros o religiosos, por ello es importante detectar los cambios de emociones en los menores, ya que ahí es como se puede detectar un posible caso de abuso sexual.
Otro de los problemas a los que se enfrentan los padres de familia, esto de acuerdo a especialistas, son los tabúes, ya que por temor, no realizan las denuncias correspondientes, ante esto, Ramírez López, refirió que en la mayoría de los casos, son las mamás quienes saben de los abusos y callan, así también dijo, son ellas quienes mal informan a sus hijos e hijas sobre su propio cuerpo.
“Deben decirle al niño que esa parte suya, tan especial, es muy privada y tiene que aprender a cuidarla, hablar por su nombre a cada miembro del cuerpo desde chiquitos, de acuerdo a su edad, pasarle la información hasta llegar a una edad en donde ya puedas hablar que es una relación sexual”, afirmó.
Autoridades incompetentes
Torres Villanueva aseguró que desafortunadamente, el abuso sexual no es un tema que las autoridades estatales tengan en su agenda, incluso señaló que no están capacitadas en casos de abuso sexual, y asegura que en su mayoría, no saben tratar a los menores que han sido víctimas de alguna agresión.
Además, han identificado que hay un incremento en denuncias registradas por la Procuraduría General de Justicia del Estado, sin embargo, no cuentan con cifras oficiales porque las autoridades se las han negado.
“El ayuntamiento debería coadyuvar esfuerzos para la prevención, sin embargo, hasta ahora no tenemos de manera oficial, una colaboración interinstitucional, cuando es su obligación sensibilizar y actuar. Tenemos una sociedad enferma y es trabajo de las autoridades visibilizar y enfatizar la importancia del tema.”
Por su parte, Pedro Gutiérrez Sánchez, maestro en Ciencias Jurídicas, Penales y Criminológicos, y colaborador de esta fundación, puntualizó que no existe la sensibilidad de las instancias de justicia ya que no cuentan con la capacidad adecuada para una atención especial.
“La mayoría de las autoridades a donde acudimos a denunciar, no te quieren atender y te mandan a otras instancias cuando no es así, como abogados debemos proteger a los menores para no dar tantas vueltas para que sean atendidos porque si ya son víctimas, se vuelven nuevamente víctimas de las instituciones”, finalizó.
DESTACADO
La vulnerabilidad de los niños varones se debe a la falta de atención así como por el erróneo enfoque de perspectiva de género que existe al considerar que la pedofilia persigue únicamente a las niñas
Publicar un comentario