jueves, 27 de octubre de 2016

¿Qué hacer si un niño nos cuenta que ha sufrido abusos sexuales en elentorno familiar?



PREVENIR-ABUSO-SEXUAL-INFANTIL-5
Existen los monstruos y caminan entre nosotros. Más temibles que la bruja que hizo morder la manzana a Blancanieves o aquella otra que quería devorar a Hansel y Gretel. Monstruos porque en lugar de proteger y asegurar la felicidad de sus niños, lo que hacen es utilizarlos para satisfacerse sin preocuparse de si están rompiendo por dentro para siempre a ese pequeño.

Los abusos sexuales a menores son demasiado frecuentes. Aún se esconden demasiados en el seno de la familia, aún demasiados quedan enquistados en niños que no hablan o en padres que lo solucionan a su manera, dejando de hablar y apartando al tío, primo o padre que lo hizo, pero sin denunciar. Y hay que denunciar, no se puede dejar ese comportamiento impune. Puede haber nuevas víctimas.
Las cifras son escalofriantes, según informa Prodeni, únicamente se llega a detectar entre un 10 y un 20% de casos de maltrato, y menos de un 5% en abusos sexuales. En esta asociacion hicieron un cálculo basado en el estudio de Félix López, de la Universidad de Salamanca (1996) sobre abusos sexuales a niños y niñas en España, cuyos porcentajes del 15,2% en niños, y 22,7% en niñas; porcentajes que son similares a otras investigaciones y de los que se pude extrapolar que más de un millón de niños en España sufren.
PREVENIR-ABUSO-SEXUAL-INFANTIL-4
Julia sabe que existen monstruos semejantes desde que era muy pequeña. Es una conversación que debemos tener, sin insuflar miedos innecesarios, sin alarmismos. Ojalá no fuera así, pero no queda otro remedio. De hecho con mi otro hijo es una charla que lamento no poder tener porque su autismo lo impide.
Mi hija sabe que nadie debe tocarla sin su consentimiento. Sabe también que puede contarme cualquier cosa y que si alguna vez encuentra a alguien que le dice que si me cuenta algo que hayan hecho me enfadaré, debe desconfiar de esa persona, porque no es verdad; sabe que no hay secreto que no pueda compartir conmigo, por oscuro que crea que es. Yo siempre la ayudaré, defenderé y protegeré.
PREVENIR-ABUSO-SEXUAL-INFANTIL-6
Y no sólo a ella, porque todos somos los guardianes de nuestros niños.
Pero… ¿Qué hacer si esos abusos se producen? ¿Qué hacer si llega un día y nos cuenta que ha sucedido?
Lo explica José Carlos Avenaño es abogado de Le Morne Brabant  y experto en estas situaciones.
Lo primero es acudir a un centro médico de manera inmediata, ante la mínima sospecha de abuso, sin dejarse influenciar por cuestiones de ningún tipo. El tiempo, explica, es fundamental en estos casos para que un médico pueda detectar el mínimo signo de agresión.
Una vez obtenido el parte médico, y si acreditase lesiones o algún dato que confirme el abuso es preciso acudir a una comisaría a interponer la denuncia o bien plantearla ante el Juzgado de Guardia. En Madrid, puede hacer en la comisaría especializada en este tipo de asuntos que se encuentra en la calle Federico Rubio y Galí.
Además es recomendable acudir a la fiscalía, aunque, si hay signos evidentes de abuso, es el propio centro médico quien debe encargarse de notificarlo a las autoridades pertinentes.
Todo debe hacerse siempre de la mano de un abogado experto en la materia, advierte José Carlos Avendaño, puesto que después, si no, nos podemos ver envueltos en demoras, atascos burocráticos e incluso archivos no deseados de nuestra causa.
Si todo se realiza correctamente, lo habitual es que “una vez presentada la denuncia y dependiendo de la gravedad de los hechos, se produzca la inmediata detención del presunto agresor que será puesto a disposición judicial donde le tomarán declaración y se decidirá sobre su situación personal, estos, sobre si se le envía a prisión preventiva, si se suspende un régimen de visitas existente, si se adopta una orden de alejamiento respecto a la víctima o cualquier otra medida cautelar para que rija hasta que finalice el procedimiento”
Igualmente, y de forma inmediata, se procede a la exploración del menor por el juez de instrucción así como a su reconocimiento por parte del médico forense.
A partir, de ahí, finaliza Avendaño, el proceso sigue el curso habitual desde la fase de instrucción hasta la fecha de sentencia.
PREVENIR-ABUSO-SEXUAL-INFANTIL-11
¿Se puede grabar a un abusador?
No en este caso, aclaran desde Le Morne Brabant. Las pruebas son nulas cuando se producen con una vulneración flamante de los derechos más fundamentales. Si esta vulneración la realizan los cuerpos y fuerzas de seguridad del estado, la prueba obtenida sería absolutamente nula. Cuando la prueba es obtenida por un particular es susceptible de nulidad dependiendo de cómo se haya obtenido esa prueba y el resultado de la misma, pero si puede ser valorado como una prueba más por los Tribunales”.
Tipos de abuso y condenas
El abuso de confianza y el hecho de que el agresor sea familia de la víctima incrementan las penas., tal como viene recogido en los artículos el art. 23 y 180.4 de nuestro Código Penal.
Los castigos legales varían dependiendo de la gravedad de los hechos que atentan contra la libertad sexual de la víctima la tipología del abuso, ya que puede éste puede incrementarse con agresiones, en el caso de las agresiones sexuales,  que conllevan penetración, el castigo con todos los agravantes puede alcanzar con penas de hasta 20 años de prisión.
Otra cuestión es la agresión el abuso sexual, tocamientos reiterados, que pueden redimirse con hasta cinco años de cárcel.
Pero además, existe el exhibicionismo, la prostitución, las orgías, la pertenencia a banda organizada, auténticas aberraciones que pueden marcar la vida de un niño para siempre, más allá del castigo legal al agresor.
Por eso, lo primero es dar siempre crédito a los niños cuando hablen y denuncien abusos. Si son mentira, siempre existirá, advierten los psicólogos infantiles, otro grave problema en el que también tenemos la obligación de ayudarles.

Publicar un comentario en la entrada