jueves, 12 de junio de 2008

EL A.S.I ES UNA AGRESIÓN

El Abuso Sexual Infantil es también un tipo de Agresión Sexual.

Recogemos aquí una serie de creencias que no son ciertas sobre el Abuso Infantil:

- "Todo menor que sufre Agresiones Sexuales presenta necesariamente alteraciones psíquicas"

Según nuestros estudios, en casi la mitad de los casos el menor víctima de Agresiones Sexuales no presenta síntomas, sobre todo cuando las variables implicadas se dan en su modalidad más leve.

Es posteriormente, en la adolescencia, donde sí pueden aparecer bloqueos y disfunciones en el comportamiento afectivo-sexual.

- "Un comportamiento hipersexuado es siempre indicio de Abuso Sexual Infantil"

En ocasiones este comportamiento se da porque el menor presencia con frecuencia escenas sexuales protagonizadas por sus adultos referenciales, padres y hermanos mayores.

También se presenta como forma de demanda de atención o como compensación de carencias afectivas que llevan a comportamientos autoestimulantes compulsivos.

- "Los/as menores nunca inventan situaciones de abuso"

Este caso puede darse como forma de apartar una figura no deseada, (por ejemplo, el nuevo compañero sentimental de la madre), o como forma de justificar fracasos escolares o absentismo académico.

- "Existen indicadores claros de que un/a menor está sufriendo abusos"

Lo cierto es que las alteraciones psíquicas que puede producir el abuso, aparecen también en situaciones de maltrato y abandono.
Sólo en un 10 por ciento de los casos se detecta claramente, que es cuando existen síntomas físicos,para lo que se necesita un examen médico.

- "La madre es a menudo conocedora y consentidora del Abuso del Menor"

Esta creencia sólo es verdad en un porcentaje muy reducido de los casos, inferior al 10 por ciento.
Frecuentemente va unido a situaciones de dependencia económica o emocional de la mujer.

- "El Abuso Sexual Infantil intrafamiliar se da sólo en ambientes familiares deprimidos"

Aunque efectivamente se detecta con más frecuencia en estos ambientes, se presenta en todos los
grupos sociales.

- "El abusador de menores es frecuentemente una persona ajena al entorno habitual del menor"

En el Abuso Infantil, el agresor es un miembro de la propia familia en el 70% de los casos. Un
conocido cercano en un 20%, y sólo en el 10% restante es alguien totalmente desconocido.

- "El abusador de menores es una persona conflictiva, extraña o ha sufrido abuso en su
infancia"

Casi la totalidad de los Agresores de Menores son personas que presentan un comportamiento totalmente normalizado, en el cual es imposible detectar una tendencia desviada.

Variables a considerar

Los efectos psicológicos del Abuso Sexual Infantil a corto, medio y largo plazo dependen de las
variables que condicionan el impacto sufrido por la víctima.

Dichas variables son las siguientes:

I. Tiempo que dura la agresión

El impacto aumenta a medida que lo hace el tiempo en que se prolonga la situación de abuso.
Resultan significativamente dañinas aquellas que superan los tres años.

II. Ubicación física del abusador

Cuando abusador y víctima no conviven, sino que los abusos sólo se presentan en determinadas
circunstancias, la Agresión tienen un impacto sensiblemente menor.

En este caso, el menor vivencia periodos de tranquilidad en los que la situación está bajo control.

La ansiedad sólo aparece cuando se aproxima el momento de contacto con su abusador, durante el tiempo que dura el mismo y un breve periodo posterior.
Cuando el abusador convive con el menor, éste sufre un estado de ansiedad continuo y una ausencia total de control de la situación, pues el abuso puede presentarse en cualquier momento.

III. Relación con el abusador
El nivel de afectación sobre la víctima se incrementa a medida que la relación entre abusador y víctima es más estrecha.

IV. Tipo de práctica abusiva
Los tocamientos resultan menos traumatizantes que cualquier tipo de penetración.

V. Carácter de/la menor No todos los niños tienen la misma capacidad de resistencia a la adversidad.

Algunos pueden soportar prolongadas experiencias dolorosas sin resultar psíquicamente dañados
por ellas, mientras que otros pueden sufrir un fuerte impacto por agresiones menores.

VI. Tiempo transcurrido desde la Agresión hasta la intervención psicológica
Sin que sea una variable de la Agresión Sexual Infantil, propiamente dicha, hemos de considerarla aquí, por su alto grado de importancia.

De ello dependen el tipo de secuelas, la gravedad de las mismas, y su superación.
Estrategia utilizada para conseguir el silencio.

La estrategia utilizada por el agresor para conseguir el silencio del menor, suele ser de tres tipos:

I. Agresiva: Está asociada a la violencia física o verbal y produce ansiedad y reacciones de temor en el menor.

II. Atención Privilegiada: El Agresor hace sentir al menor que éste es el ser más especial para él.

Genera profundos sentimientos de culpa
III. Hipercontrol: El Agresor "controla" cualquier movimiento y comentario del menor, lo cual dificulta el proceso de socialización.


¿Cómo actuar ante un caso de Abuso Infantil?


He aquí una serie de actitudes adecuadas en el caso de enfrentarnos ante un Abuso Infantil.

I. Creer al niño/a Con tipos de respuesta: "Gracias por confiar en mí Y contármelo, así puedo ayudarte a solucionarlo".

II. Hacerle sentir orgulloso por haberlo contado
Con tipos de respuesta: "Has sido muy valiente al contármelo y estoy muy orgulloso/a de ti".
III. Decirle que no es culpable

Con tipos de respuesta: "Tú no has Hecho nada malo", "No es culpa tuya".
IV. Asegurarle que no le ocurrirá nada malo
Con tipos de respuesta: "Ahora que me lo has contado, puedes estar tranquilo porque esto novolverá a ocurrir".

V. Decirle que saldrá adelante
Con tipos de respuesta: "Aunque ahora estés un poco triste, todos te vamos a ayudar a que te sientas mejor".

VI. Expresarle afecto con tipos de respuesta:
"Te quiero y estaré junto a ti siempre que me necesites".

VII. Mantener la calma No hablar al niño nunca con demasiada carga emocional, trasmitiendo nuestro desasosiego y
preocupación.

VIII. Asegurarse de que el menor no ha sufrido heridas
Y en el caso de que las haya sufrido, acudir a un médico.

IX. Proteger a la víctima Impedir que el abusador pueda volver a acceder al menor, Y el mejor método es la DENUNCIA.

Lo que Nunca debemos hacer


Fruto de nuestras investigaciones, recogemos aquí una serie de actitudes que nunca debemos tomar con una víctima de abuso infantil.

Negar que el abuso ha ocurrido
Tener una reacción de alarma
Culpar al niño del abuso
Tener la actitud de ir a hablar con el abusador
Hacer interrogatorios exhaustivos al menor
Tratar al niño de forma diferente a antes
Sobreprotegerle
Recordarle continuamente el suceso.
Publicar un comentario