martes, 28 de octubre de 2008

SIEMPRE FALTAN PALABRAS CERTERAS Y SOBRAN ADJETIVOS


“Siempre faltan palabras certeras y sobran adjetivos para hablar de violación infantil, máxime si se está inmerso en una cultura que prefiere cerrar ojos, oídos y boca para no inquietar a las buenas conciencias, para no alterar el orden establecido aún a costa de miles de niños vejados a los que nadie tienda la mano.”
“Los encuentros para hablar de este complicado tema dejan en claro que “estamos a años luz” de hacer frente a la creciente ola de menores abusados en distintos grados, por una razón: como sociedad con fuertes arraigos religiosos y moralistas difícilmente se dará el paso a la cultura de la denuncia. El abuso sexual de los niños sigue siendo un tema del que no se habla –como si las palabras fueran las que hacen daño-. Conciente o inconcientemente sigue siendo uno tema tabú, dentro y fura de casa. “

“atreverse a hablar de múltiples casos olvidados por la justicia por las mismas absurdas razones de siempre: un ministerio público sin la capacidad para atender el caso, por una mala integración de expedientes y lo más lamentable, porque en la Procuraduría se han negado a atender a esas personas.”

“La cultura ,el modo de vida del mexicano con sus creencias, tradiciones y formas de actuar- es uno de los grandes impedimentos para poner orden.”
“Desgraciadamente en México el ciudadano no tiene una cultura de prevención y mucho menos de denuncia, señaló “sabemos también que el ciudadano no a denunciar por desconfianza, por corrupción, pérdida de tiempo, sabe que muchas policías o el MP no van a hacer nada”.

“ No hay una estadística única y confiable debido a que el abuso sexual sigue siendo considerado como algo privado.Contar con cifras confiables, sin maquillaje, es necesario para cualquier gobierno decidido a crear políticas públicas que ayuden a hacer frente al problema y arrojar resultados positivos.”

“Por otra parte las procuradurías de Justicia tendrán que decidir si el careo entre el menor y su agresor es la forma de llevar el procedimiento ya que en medio quedan servidores públicos faltos de criterio que también victiminizan al menor.”

“Si los diputados federales y locales quisieran hacer algo para erradicar la violación y prostitución infantil, comercial o no, podrían empezar por subsanar los errores y las lagunas legales, hacer las enmiendas pertinentes en el Código Penal, en ponerse de acuerdo.”
Publicar un comentario