lunes, 20 de abril de 2009

CDHDF EMITE RECOMENDACIÓN 4/2009 DIRIGIDA A LA PGJDF, A LA SEDESO Y AL DIF-DF, POR EL CASO “LA CASITA DEL SUR”


La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) emitió la Recomendación 4/2009 dirigida a la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF), la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno del Distrito Federal y el Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia del Distrito Federal (DIF-DF), por el caso de la desaparición de niñas y niños del albergue “La Casita del Sur” (Reintegración Social, A.C.).
De acuerdo con la investigación de la CDHDF, en el caso se acreditó la ausencia o deficiencia de mecanismos de supervisión y seguimiento de la situación y condiciones de los niños y las niñas que son integrados a casas hogar y/o reintegrados a sus núcleos familiares, así como de lineamientos específicos para dicha integración, acordes al interés superior de los niños y las niñas, e incumplimiento a la obligación de brindarles protección especial y garantizar sus derechos a la integridad física, a su dignidad y a la certeza y seguridad jurídicas.

Como consecuencia de ello, hay al menos 11 niños y niñas desaparecidos.

La CDHDF acreditó que dichas autoridades violaron los derechos de la niñez, derivados de la negativa, restricción u obstaculización para llevar a cabo las medidas de protección de las niñas y de los niños que se requieren por parte del Estado, y el Derecho a la seguridad jurídica de la niñez.

Con la convicción de que las niñas y los niños son titulares de derechos, la CDHDF lanza un fuerte llamado de atención a las autoridades responsables de garantizar una adecuada legislación, de diseñar y evaluar la eficaz e integral coordinación interinstitucional y de supervisar de manera constante y oportuna a las instancias mandatadas para el cuidado de niñas y niños.

La urgencia de atender esas ausencias institucionales y estructurales deriva, sobre todo, de la evidente y dramática desprotección y hasta la desaparición de varias niñas y niños canalizados por la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal (PGJDF) a la institución privada “La Casita del Sur”, hechos que derivaron en la Recomendación 4/2009 que hoy emite la CDHDF.

Este caso también evidencia una problemática estructural sobre la falta de certeza del número total de niñas y niños que se encuentran en instituciones públicas y privadas en el Distrito Federal, aún cuando la PGJDF, el DIF-DF y la Secretaría de Desarrollo Social tienen la obligación de supervisarlas. En tal sentido, lo anterior ha traído como consecuencia que se desconozca el número exacto de niños y niñas que pueden estar desaparecidos.

A partir del trámite de los expedientes de queja incorporados en la presente Recomendación, hasta finales de marzo de este año, la CDHDF tenía conocimiento de la desaparición de 7 niños y niñas. Al respecto, tanto la Fiscalía Antisecuestros como el Centro de Apoyo de Personas Extraviadas y Ausentes (CAPEA) realizaron diligencias para ubicar su paradero y para fincar responsabilidades a las personas responsables (todas relacionadas con “La Casita de Sur”).

El 1º de abril la CDHDF conoció de otro niño desaparecido y, a partir de la revisión de distintos expedientes radicados en la Fiscalía Central de Investigación para Menores, detectó al menos otros tres casos de presuntas desapariciones (con independencia de si fueron canalizados o no por la PGJDF a “La Casita del Sur”).

A diferencia de lo sucedido en los primeros casos, se evidenció la falta de reacción inmediata de las instancias que tienen indicios para presumir la desaparición de niños, así como la descoordinación al interior de la PGJDF para intercambiar información y garantizar una respuesta inmediata.

A la CDHDF le causa gran alarma la ausencia de lineamientos de acción dentro de la Fiscalía para Menores sobre este tipo de casos, por lo que considera urgente contar con políticas públicas integrales, con enfoque de derechos y con la necesaria participación de los niños y las niñas, en especial cuando son separados de su núcleo familiar y trasladados a instituciones públicas o privadas.

La desaparición de niñas y niños evidencia la falta de políticas para la estricta supervisión de lo que se debe monitorear, así como considerar la opinión de las y los infantes, cuando su edad lo permite. La supervisión era aún más obligatoria, ya que “La Casita del Sur” era apoyada con recursos públicos.

En conclusión, los hechos deben ser un urgente llamado a la reflexión para las instancias involucradas sobre el tipo de políticas, legislación y todas las medidas que deben ser adoptadas a corto, mediano y largo plazo, con el fin de dar un mejor presente y futuro a todos los niños y niñas del Distrito Federal.

La CDHDF reconoce las acciones realizadas por la Procuraduría capitalina, como el Acuerdo A/002/2009 del Procurador General de Justicia del Distrito Federal, las diligencias realizadas como parte del Protocolo de actuación del personal de la PGJDF para el cumplimiento de mandamientos judiciales derivados de las averiguaciones previas relacionadas con las niñas y niños bajo guarda y protección de la casa hogar “La Casita del Sur”, y el Convenio Interinstitucional del 12 de febrero, entre la Procuraduría capitalina, la Secretaría de Desarrollo Social y el DIF-DF.

Los instrumentos descritos fueron resultado de una reacción ante la grave problemática, pero no forman parte de una política de prevención y supervisión tendente a proteger a niños y niñas, como lo establece la normatividad en materia de derechos de la infancia.

Dichos esfuerzos deben encaminarse a garantizar una coordinación más allá de la supervisión y con instancias responsables de cada tarea, así como de centralizar todas las acciones y la política en materia de infancia.

Las acciones que se requieren son urgentes, por lo que la CDHDF exhorta a intensificar los esfuerzos para revisar y optimizar los mecanismos de canalización de las niñas y los niños a casas hogar y su reinserción al medio familiar, de ser procedente. De todo ello debe haber un debido seguimiento y monitoreo.

Se requieren esfuerzos, incluso extraordinarios, para localizar a las niñas y niños desaparecidos, identificar y sancionar a quienes resulten responsables por los hechos ocurridos en “La Casita del Sur” y garantizar los derechos del resto de las niñas y niños que fueron “recuperados”, y de quienes han sido canalizados y continuarán siéndolo a casas hogar.
Publicar un comentario