domingo, 25 de octubre de 2009

CUANDO NUNCA ES DEMASIADO TARDE.



Se estima que uno de cada seis niños es abusado sexualmente antes de los 16 años.

Aunque este es un tema muy doloroso, hay mucha esperanza en su sanación una vez que estos asuntos son reconocidos. Debido a una variedad de factores, incluyendo vergüenza, sentimientos de desvalorización, amenazas, así como también la rotunda supresión de los recuerdos, se cree que al menos 60% de estos casos nunca son informados. Es hora de que este tema sea abordado más abiertamente y con comprensión, para que niños y hombres puedan sanar del trauma sexual y este abuso pueda frenarse.


EFT es un recurso formidable para proveer un espacio para esa sanación. Ha sido un regalo maravilloso poder ofrecer nueva libertad a los hombres que trabajan conmigo en estos temas, usando el poder de EFT.

En nuestra cultura occidental, los niños aprenden que se supone que sean fuertes y duros. Se supone que pueden protegerse a sí mismos. Pero los niños, no importa cuan fuertes sean, son sólo niños, más débiles y vulnerables que sus abusadores, y por lo tanto generalmente incapaces de frenar su abuso. De ahí que puedan surgir tremenda vergüenza y auto-culpabilidad. El hecho de que la mayoría (aunque no todos) de los abusadores de niños son del mismo sexo suma otra capa de miedo y confusión alrededor de la identidad sexual y de género del niño, que también necesita ser tratada con sensibilidad.

Los hombres pueden ser dañados por la negación o reticencia social a aceptar su victimización y consecuentemente deben “aguantárselas” en silencio. Esperamos que a partir de la educación, más gente se sienta cómoda reconociendo este problema, para que los sobrevivientes puedan salir de su aislamiento y obtener la ayuda que se merecen.

Me gustaría compartir la historia de un hombre sobreviviente que transformó vergüenza y dolor en autoestima y validación, a partir de la hábil utilización de EFT.

Jorge, como lo llamaré, me contactó porque estaba tomando algunas cervezas más de lo que le gustaba por las noches. Sin embargo cuando llegó nuestra sesión, no estaba seguro si ese era el asunto principal. Usé la clásica pregunta de Gary Craig “Si hubiera una cosa que pudieras borrar de tu vida, ¿qué sería?” Me emocionó que confiara en mí lo suficiente para responder con un tema que lo había angustiado, y nunca había podido tratar realmente, aunque ahora estaba en sus 50s. El triste hecho es que había sido abusado por su babysitter varón cuando tenía sólo 8 o 9.

Le pregunté a Jorge cuales eran los sentimientos más fuertes cuando pensaba en la experiencia. Hicimos rondas de EFT para cada sentimiento cuando aparecieron: vergüenza, confusión, traición, auto-culpabilidad, dolor, enojo y tristeza. Algunas de las frases preparatorias incluyeron:

Aunque me sienta tan indefenso, me amo y acepto profundamente, aún la parte que se siente indefensa.

(Frase recordatoria: tan indefenso)

Aunque mi babysitter me hizo cosas que nunca debería haberme hecho…

(Frases recordatorias: nunca debería haber pasado, no me lo merecía)

Aunque estaba realmente confundido y no entendía realmente lo que estaba pasando, me perdono, era sólo un niño, no fue mi culpa, él era el que estaba siendo malo… soy un buen niño.

(Frases recordatorias: realmente confuso; él estaba equivocado, no yo; soy un niño bueno; “pequeño Jorge” es un niño bueno)

[NOTA: por respeto, siempre le pregunto al cliente cuál sería el mejor nombre para referirse al “niño interior”. En este caso eligió “pequeño Jorge”]

Aunque él dijo que nadie me creería, que todos sabían que yo era un mentiroso, y yo mentía mucho, esto era cierto, pasó y él nunca debería haberme lastimado de esa forma.

(Frases recordatorias: él me amenazó, yo no estaba mintiendo, eso pasó, yo lo sé, Suzanne (yo, la terapeuta) lo sabe también)

Jorge compartió patéticamente cómo, después de que su babysitter dejó su habitación, no podía comprender qué hacer. Describió como sacó una pequeña maleta y empacó algunas cosas y se escapó de la casa cuando el babysitter no estaba mirando. El babysitter frenéticamente llamó a sus padres y ellos salieron con el auto por el vecindario hasta que lo encontraron. Pero nadie llegó a él o le preguntó qué estaba ocurriendo.

Aunque empaqué una pequeña maleta y me escapé, para que él tuviera que llamar a sus padres para que lo buscaran, nadie dijo nada o le preguntó qué estaba pasando, y eso me enoja y pone realmente triste.

(Frases recordatorias: realmente enojado, realmente triste, ¿por qué no preguntaron?, ¡los niños pequeños no se escapan sin un buen motivo!)

Aunque nadie me preguntó qué estaba pasando, elijo escucharme y calmar a “pequeño Jorge” porque nunca mereció ser tratado de esa forma.

(Frases recordatorias: lamento que eso te pasó a ti “pequeño Jorge”, estoy acá para ti ahora, él estuvo mal y equivocado, no fue tu culpa, lo lamento)

Luego continuamos tratando los hechos con la Técnica de la Película. Tratamos cada tema, incluyendo la vergüenza de que le dijera que se bajara los pantalones, la confusión acerca de por qué esto estaba pasando, el dolor físico y la culpa.

Resultó que uno de los temas más grandes para Jorge fue que nadie respondió o preguntó qué había pasado. Habló acerca de cómo finalmente le había contado a su madre 10 años atrás y ella dijo que lo lamentaba, pero con palabras sin emoción, como si no lo captara. Entonces hicimos rondas sobre:

Aunque mi madre no capta lo que ocurrió, ella no puede manejarlo por alguna razón, elijo consolar al pequeño Jorge y le hago saber que me importa y estoy dispuesto a escucharlo.

Hicimos luego un poco de Diálogo de Voz con el Jorge adulto hablándole a “pequeño Jorge” preguntándole qué necesitaba, consolándolo, tranquilizándolo a una variedad de niveles. Luego hicimos unas rondas más de EFT reforzando los temas que surgieron cuando Jorge adulto habló con “pequeño Jorge”.

Aunque nadie me escuchó en ese momento, estoy aquí para ti ahora y nunca te dejaré.

(Frase recordatoria: estoy aquí para ti)

Aunque él te hizo eso, estás bien, sobreviviste, y yo estoy dedicado a no permitir que eso te pase nunca más otra vez.

(Frase recordatoria: estoy bien, sobreviví)

Aunque él te hizo algo malo, eres un buen niño y ¡te quiero y aprecio en tu totalidad!

(Frase recordatoria: te quiero, aprecio totalmente)

Aunque cubrimos mucho terreno, como puede verse arriba, todo esto ocurrió en una sesión de 90 minutos. Para el final de la sesión su nivel de intensidad había bajado a 1 o 0 para todas las emociones tratadas. Para probar nuestro trabajo le pedí que dijera en voz alta: “fui abusado sexualmente por mi babysitter varón”. No había en ello ninguna carga, un cero. Dijo que sólo sentía un gran alivio, como una gran exhalación. Continuó expresando su gratitud.

Es importante notar que este incidente fue un hecho que ocurrió una sola vez. Algunas variables que afectarán cuanta labor terapéutica se necesita incluyen:

1. Si el abuso fue una o repetidas veces

2. Si el abusador era un extraño, un miembro de la familia, una figura con autoridad (por ejemplo: maestro, consejero, entrenador, sacerdote)

3. El nivel de violencia involucrada

4. Cómo el niño armó el sentido de lo que ocurrió (“Yo fui malo” versus “Ellos fueron malos”)

5. Si el niño le contó a alguien, y cómo respondieron

6. El nivel general de salud o disfuncionalidad en la familia del niño

7. Y las estrategias de afrontamiento generales del niño y del adulto.

Sin embargo, EFT puede ayudar con cualesquiera sean los temas que surgen en relación a las diferentes capas del abuso, con una persona apropiadamente entrenada.

Hice un seguimiento unas semanas después y Jorge me informó que estaba contento y agradecido con la nueva sensación de paz y alivio que sentía y especialmente en términos del abuso que había ocurrido. Me informó de cómo en el pasado, no había podido estar cerca de hombres, salir con ellos, o desarrollar amistades. Ahora, se había asociado a un sitio social de la red para establecer contacto con alguno de sus antiguos amigos. Expresó un profundo alivio que no había sido “demasiado tarde” para ayudar a “pequeño Jorge”.




Suzanne ib Lerner, PhD

cortesia de emofree.com y eftmx.com
Publicar un comentario