viernes, 18 de diciembre de 2009

¿Cómo los colegios pueden identificar el abuso sexual?


De acuerdo con Robert Shoop (1999), muchas veces la acciones sexuales inmorales se realizan en privado, y pueden ser negadas incluso por las propias víctimas. Sin embargo, los perpetradores, adultos generalmente, dan signos que pueden llamar la atención. Shoop aconseja a los profesores y administradores a ‘confiar en su intuición’ y fortalecer su escrutinio. Si el comportamiento de alguien los pone incómodos o es poco común, hagan preguntas, aconseja este investigador.
Una clave puede ser un exagerado comportamiento afectivo con prolongados abrazos y contacto con las manos. Los perpetradores también realizan comportamientos poco profesionales como decir chistes sexuales y hacer bromas de tipo sexual. Shoop informa que ese abuso verbal puede ser un método de ‘amanzar’ a las víctimas. Adultos que dicen chistes sexuales sin ser objetados pueden continuar su escalada tocando el pelo, los pechos o el trasero. Si el comportamiento no es reportado, ese adulto puede envalentonarse para hacer avances sexuales que no serán denunciados.
Los abusadores pueden buscar la extensión de su contacto con ciertos estudiantes más allá de la jornada escolar, estos sujetos son conocidos por invitar a alumnos a fiestas, llevarlos a viajes y comprarles regalos con frecuencia. Alan L. Barbee, investigador para los colegios en el condado de Fairfax (Virginia), ha informado que los abusadores son expertos en ganar la confianza de los niños y a menudo son elogiados por su dedicación en hacer trabajo extra con los estudiantes y su participación en actividades extracurriculares.
Shoop aconseja a profesores y administradores a poner atención y tomar seriamente los rumores, secretos y reclamos indirectos, particularmente de los estudiantes. A menudo otros alumnos han estado conscientes de la relación existente entre profesor y alumno, pero tienen temor de hacerlo público debido a una erronea lealtad con el alumno.
Debido a que la socialización con los alumnos puede ser un medio apropiado para relacionarse con ellos, es importante tener políticas distritales que aseguren una investigación rápida y profesional de las denuncias e incidentes para determinar su mérito.
En el documento, Brad Goorian habla tambien de como se puede luchar contra el abuso sexual, y menciona que en muchos distritos de Estados Unidos se tienen políticas definidas sobre la inmoralidad sexual, y en caso de no contar en el colegio con ella, se puede pedir prestada a otro colegio para tomarla como referente, existen guias para los docentes en donde se dan claves para evitar contratar personal que tenga antecedentes por abuso o "inmoralidad sexual" como lo llaman en el texto, también mencionan la importancia del procedimiento para que los padres, alumnos y los mismos profesores puedan hacer denuncias formales e informales.
en lo particular, creo que hacen un buen trabajo con este tipo de guias, pero también me parece que están cargadas de doble moral con los adjetivos que usan.....


Goorian, Brad. (1999). Abuso sexual por parte de los empledos del colegio. Recuperado diciembre 14, 2009.
Publicar un comentario