martes, 19 de enero de 2010

TABU


Las personas que cometen el crimen de abuso sexual hacia niñas, niños y adolescentes, no tienen perfil específico: son personas de cualquier edad, de cualquier raza, de cualquier religión, de cualquier clase social, de cualquier profesión, de cualquier nivel de educación, de cualquier tamaño físico, y de cualquier sexo. El abuso sexual es un horror con mucha amplitud, que no conoce ningún tipo de límites.

mitos:
* Mujeres no cometen abuso sexual contra un niño o niña. Y como nadie habla en voz alta queremos seguir creyendo que el abuso sexual cometido por mujeres no existe.
* Mujeres cometen abuso sexual siempre y cuando un hombre la obliga o la exhorta. Tampoco no es cierto. Mujeres abusan, sin que nadie las obligue o exhorta. Aunque también lo hacen cuando sean obligadas.
* Si mujeres cometen abuso sexual, entonces actúan suave y cariñosamente. Testimonios que conocemos de los grupos de apoyo mutuo nos cuentan otras realidades.
* Mujeres solo abusan de niños. Otro mito que no es cierto, ya que en los grupos de apoyo mutuo hay mujeres que han vivido abuso sexual de parte de una mujer.

Romper el silencio sobre abusadoras es necesario para levantar la voz en nombre de niñas y niños que sufren abuso sexual de parte de mujeres, pero también en nombre de aquellas mujeres y hombres que son sobrevivientes de abuso sexual, cometido por mujeres y no tienen a nadie con quien hablarlo. Entra en juego la imagen que tenemos de las madres que se sacrifican por el bien de sus hijos e hijas. No las queremos ver como personas que dañen a sus propios hijos e hijas.

Para los hombres en cualquier edad es más difícil reconocer el abuso sexual por parte de una mujer, a veces lo esconden asumiendo que lo que han tenido es una “iniciación sexual temprana”, cuando realmente han vivido un contacto sexual con temor, vergüenza, confusión y angustia.

El abuso sexual cometido por mujeres las más veces no deja huellas visibles, por eso una denuncia es mucho más difícil. Además, que por los mitos existentes sobre la virginidad y la penetración, este abuso es minimizado hasta por la familia.

Es particularmente difícil para mujeres sobrevivientes de abuso sexual cometido por mujeres hablarlo, ya que encuentran en ellas mismas muchas barreras: sienten que están traicionando su propio genero, si dicen que mujeres hayan sido capaces de actuar tan espantosamente, y peor si la abusadora es la propia madre. Identificarse como mujer, es para estas sobrevivientes aun más difícil.

Es necesario levantar conciencia sobre el hecho de que las mujeres también abusan sexualmente para poder aprender y prevenir.

El abuso cometido por una mujer – eso es seguro – es el mismo abuso de poder cometido por hombres abusadores. Tenemos que aprender más para poder prevenir. Entiendo lo difícil leer sobre esta realidad. Pero es importante hablar francamente también sobre el abuso cometido por mujeres para abrir caminos a sobrevivientes de abusadoras.
Aguasbravas_nicaragua@yahoo.com
Publicar un comentario