lunes, 22 de febrero de 2010

Tras los pasos de la justicia

"El abuso sexual hace eso: Genera división en la familia. Esta es una de las evidencias de la culpabilidad del abusador;  Esa es la actitud que asumen los abusadores cuando se ven descubiertos. Salen de la cárcel después de haber terminado su condena y siguen diciendo que no hicieron nada.

Llevar adelante una denuncia judicial, hacer esta denuncia pública, buscar apoyo para curar las heridas o mantenerse en silencio, ninguno de estos casos implica que el daño sea más o menos. 

 El abuso sexual es un horror que no discrimina. No reconoce clase social, color, creencia religiosa, nivel académico, nacionalidad, sexo, ocupación, parentesco, etc. Igual no discrimina a quien puede ser abusador/a, sobre todo puede ser alguien cercano, a quien le guardamos mucho afecto, confianza y le reconocemos autoridad y respeto. Puede ser esa persona a quien consideramos tan bondadosa, tan piadosa e interesada en hacer el bien común, en llevar adelante el desarrollo de la comunidad. Es precisamente ahí donde se escuda la estrategia del abusador.

Siguiendo los pasos de la justicia es importante comenzar a creer en nuestros niños, niñas y adolescentes cuando dicen haber vivido abuso, sea quien sea el abusador, denunciarlo y buscar su condena para que no vuelva a hacerlo."

Lorna Norori Gutiérrez hablemosde.abusosexual@gmail.com
Publicar un comentario