jueves, 11 de marzo de 2010

Indicadores y tipos de abuso sexual a menores.

FASES:

Según afirma Galdós (1999) es posible detectar 3 fases principales en el desarrollo del abuso sexual infantil, a saber:

a. Fase de Inicio o “enganche”: Cuando el abusador logra establecer con su víctima un nivel de acercamiento y se asegura que éste no contará a nadie el contacto establecido. En esta fase el niño, dependiendo de laedad que tenga, se encuentra confundido y por lo general no entiende lo que ocurre.

b. Fase de Continuidad: Una vez asegurado el silencio e la víctima, el abusador buscará sinnúmero de ocasiones para estar juntos, aumentando el abuso sexual, pudiendo llegar hasta la penetración. En esta fase dependiendo de laedad del niño es posible que trate de evitar la presencia del abusador, lo cual puede tomarse como un indicador del abuso.

c. Evidencia o Confirmación: Se produce de manera abrupta, y es cuando el abusador es sorprendido o porque la víctima cuenta lo que ha ocurrido. Es la fase de mayor tensión en la familia de la víctima, generalmente reaccionan de manera violenta contra el abusador, pero también es muy frecuente que interroguen de manera incisiva al niño/a, situación que lo/a confunde más acentuándose los sentimientos de culpa.

TIPOS:
Es necesario señalar algunas submodalidades del abuso infantil con la finalidad de discriminarlas del abuso sexual en general. Según Saller (1987; cit. por Besten, 1997) es posible discriminar manifestaciones claras y equívocas:
· Relaciones sexuales genitales - orales (cunilinguismo, felación).
· Penetración en el ano del niño con el dedo(s), pene u objetos extraños.
· Penetración en la vagina de la niña con dedo(s), pene u objetos extraños.

Abusos considerados “de menor gravedad” por algunos adultos, pero que asimismo, constituyen una “utilización” del cuerpo infantil para satisfacción de los adultos:
· Tocamiento o manipulación de los genitales del niño.
· Obligar al niño a tocar los genitales del adulto o manipularlos, a menudo bajo la apariencia de “juego”.
· Masturbación en presencia del niño.
· Obligar al niño a masturbarse en presencia del adulto.
· Frotamiento del pene contra el cuerpo del niño.
· Mostrar ilustraciones pornográficas al niño.
· Hacer fotografías pornográficas o películas del/con el niño.

Por último, los siguientes comportamientos se consideran abusos sexuales incipientes:
· El adulto se muestra desnudo delante del niño.
· El adulto le muestra sus genitales al niño.
· El adulto quiere “dar el visto bueno” al cuerpo del niño.
· El adulto observa al niño al desvestirse, bañarse, lavarse, en el aseo; en algunos casos puede ofrecerle su ayuda para ello.
· El adulto besa al niño de forma muy íntima (“beso con lengua”).

INDICADORES:
Es posible descubrir que un niño ha sido abusado sexualmente, en especial si es menor de 7 años, cuando su comportamiento no corresponde a su edad ni a las costumbres de la casa, sea porque muestran curiosidad en extremo o porque hacen preguntas o comentarios sobre sexo (no esperables a su edad).

· A nivel Físico: Embarazo, enfermedades de transmisión sexual, irritaciones o malestar en los genitales, aseo constante de los genitales o se niega a hacerlo; dolor al orinar, infecciones genitales frecuentes.
· A nivel Psicológico: Se detecta depresión, pérdida del apetito, disminución del rendimiento escolar, rabia u hostilidad o comportamiento sexual inadecuado a laedad.
· A nivel Comportamental: Puede huir de la casa, presentar conductas regresivas, es decir, comportarse en un nivel de desarrollo anterior al actual.

Cuando se trata de víctimas adolescentes es posible detectar:

· Miedo a estar sola.
· Incapacidad de sostener la mirada.
· Frecuentes peleas y disgustos con miembros de la familia.
· Problemas de memoria.
· Cambios frecuentes y drásticos de humor.
· Preocupación por temas sexuales o actividades sexuales.
· Gestos e intentos de suicidio.
· Desconfianza.
· Abuso de alcohol o drogas.
 
Instituto Europeo Campus StellaeÁrea Violencia Doméstica y Maltrato.
Publicar un comentario