miércoles, 17 de noviembre de 2010

18. Pobre imagen personal

A menudo los sobrevivientes tienen una pobre auto-imagen que está lejos de la realidad. Los sobrevivientes con frecuencia fracasan al reconocer o valorar totalmente sus propios logros. Habiendo sido devaluados por la experiencia del abuso sexual, ahora ellos se descuentan y se devalúan a sí mismos. Para evitar atraer atención positiva, pueden ser descuidados en cuanto a apariencia e higiene, usan poco o nada de maquillaje, y tienen guardarropas grises y poco interesantes. Se sienten poco o nada orgullo y que no merecen recibir cumplidos. Los sobrevivientes, rápidamente, dan el crédito a otros en lugar de aceptar graciosamente el reconocimiento público.

La meta para los sobrevivientes es ganar una auto-imagen verdadera y adecuada que claramente reconozca lo positivo sin hacer énfasis en lo negativo. Las parejas pueden apoyar esto sirviendo como observadores objetivos de la realidad del sobreviviente, describiendo sus éxitos con realismo y adecuadamente. Ya que los sobrevivientes frecuentemente son sus peores críticos y ya se han auto-criticado de más, generalmente no ayuda que las parejas ofrezcan críticas constructivas aun con la mejor de las intenciones.

19. Timidez corporal

Los que observan a los sobrevivientes de abuso sexual notan tensión física, rigidez y torpeza, cualidades que muestran la falta de comodidad de los sobrevivientes con sus propios cuerpos. Los sobrevivientes a menudo se desploman y toman una postura cautelosa que no es fluida ni móvil. La circulación de los sobrevivientes puede ser lenta, causando que sean friolentos y su piel sea fría. Los sobrevivientes son generalmente torpes y carecen de agilidad física. Muchos de ellos le tienen pavor al ejercicio y no experimentan placer con el movimiento. Ellos piensan que no pueden bailar, evitan deportes activos y no les gusta la actividad física extenuante. En competencias físicas, ellos no sobresalen y se quedan corto en todo esfuerzo. La timidez corporal es un término empleado para describir la característica falta de gracia y soltura en los movimientos de los sobrevivientes.

Los sobrevivientes en recuperación son animados a aprender a tomar total control de sus cuerpos y comportarse con confianza. Algunos sobrevivientes han sido ayudados mediante masajes u otros tipos de terapia física. Esto es más efectivo si se hace en conjunto con terapia psicológica para lidiar con los sentimientos que inevitablemente surgirán con el proceso de reintegración de la movilidad física. Las parejas pueden brindar su apoyo celebrando la participación del sobreviviente en eventos deportivos incluso si estos deportes son muy sedentarios. Traten de participar en una actividad física o tomar una clase de danza juntos. Invita al sobreviviente a unirse a una actividad física segura y aliéntalo de manera consistente. Un poco de persistencia con los sobrevivientes timidez corporal está bien cuando se ha elegido una actividad realmente segura.



Tomado de Ghosts in the bedroom [Fantasmas en la habitación. Una guía para parejas de sobrevivientes de incesto] por Ken Graber.
Publicar un comentario