miércoles, 6 de abril de 2011

LA DECISIÓN DE SANAR

La “Decisión de sanar” se refiere a la decisión de enfrentar tus miedos y cambiar tu vida. En el momento que dices “Soy un(a) sobreviviente y quiero que el dolor se vaya”, empiezas a darle forma a tu compromiso para sanar. Aun así la decisión de sanar no es una decisión que haces una sola vez; es una decisión que tienes que hacer una y otra vez. Cada etapa del proceso de recuperación presenta nuevos retos, riesgos, miedos y oportunidades; cada un requiere que tú renueves tu compromiso. Cada vez que pones atención a tus necesidades emocionales y haces de las actividades para sanar una prioridad, tú fortaleces tu compromiso con el proceso de recuperación.

La decisión de sanar es una de las decisiones más aterradoras y más empoderadoras que jamás has hecho. Este libro se llama El Coraje de Sanar (libro de trabajo) porque se requiere de coraje para decir SÍ a tu propia recuperación. Se necesita coraje para enfrentar lo desconocido, reivindicar tu derecho a sanar, conseguir la ayuda que necesitas y lidiar con el dolor concomitante.

Si el prospecto de hacer un compromiso con el proceso de recuperación te atemoriza, no estás sola(o). Estás teniendo una respuesta sana, válida a una situación que realmente es aterradora. Es aterrador enfrentar lo desconocido, renunciar a repetir patrones que te son familiares, liberar recuerdos y sentimientos dolorosos del pasado. Existe una buena razón para tu miedo. El punto crucial no es si tienes miedo (tienes que tenerlo), pero sí que aprendas a actuar a pesar de él.

Este capítulo explorará algunos de los tópicos centrales que surgen cuando haces el compromiso de sanar. Examinarás la naturaleza de tus miedos y desarrollarás recursos para trabajar con ellos. Tendrás que identificar las cosas que quieres ganar –o perder– conforme realizas tu compromiso de sanar. Aprenderás acerca del concepto de disposición y explorarás el rol que juega el coraje en tu vida. Y se tendrás que soñar otra vez –para considerar cómo podría ser tu vida si el trauma del abuso sexual quedara atrás. Este capítulo incluye un proyecto para elaborar una máscara que te ayudará a crear un símbolo de recuperación personal.

Preparándote para el cambio

A pesar que la recuperación finalmente trae consigo una vida mejor, te amenaza permanentemente con alterar la vida como la has conocido hasta ahora. Tus relaciones, tu posición en el mundo, incluso tu sentido de identidad puede cambiar. Los patrones de defensa que te han servido en la vida serán cuestionados. Cuando haces el compromiso de sanar, te arriesgas a perder mucho de lo que te es familiar. Como resultado, una parte de ti quiere sanar mientras que otra se resiste al cambio.

Mientras contemplas tu compromiso con el proceso de recuperación, es una buena idea mirar los cambios que podrías enfrentar. Toma los siguientes minutos para pensar acerca de las partes de tu vida que podrían cambiar conforme sanas. Posteriormente, completa lo siguiente: empieza con las áreas que te resulten más importantes para ti.

Si yo trabajo en mi compromiso de sanar, las siguientes cosas probablemente cambiarán.

Dentro de mí (sentimientos, actitudes, creencias, auto-imagen):

_________________________________

_________________________________

_________________________________

En el trabajo:

_________________________________

_________________________________

_________________________________

En mi estilo de vida (hábitos, patrones, actividades en mi tiempo libre, tipos de amigos):

_________________________________

_________________________________

_________________________________

Con mi pareja:

_________________________________

_________________________________

_________________________________

Con mis hijos:

_________________________________

_________________________________

_________________________________

Con mi familia:

_________________________________

_________________________________

_________________________________

En mis otras relaciones:

_________________________________

_________________________________

_________________________________

Otras cosas que podrían cambiar:

_________________________________

_________________________________

_________________________________

Observa las listas que acabas de hacer. Coloca una palomita (√) junto a aquellas cosas que tú quieres cambiar. Pon dos palomitas (√√) a lado de aquellas cosas que no estás segura(o) que quieres cambiar. Encierra en un círculo aquellas cosas que considerarías pérdidas.

El hecho de que haya pérdidas te sorprenderá. Muchos de nosotros pensamos únicamente en las cosas que queremos ganar de la recuperación. No nos detenemos a reconocer las cosas a las que tenemos que renunciar. Sin embargo, cada vez que dejamos ir algo familiar, aun si no es sano o es doloroso, hay una pérdida. Mirar las cosas que puedes perder te puede ayudar a entender tus miedos y desarrollar una actitud más paciente hacia ti misma(o). el siguiente ejercicio te ayudará a nombrar esas pérdidas.

Rápidamente, sin pensar demasiado acerca de lo que vas a escribir, completa las siguientes oraciones tantas veces como puedas:

Si yo sanara, tendría que renunciar a que la gente sienta pena por mí / culpar a mis padres por todos mis problemas / no ser dedicada en el trabajo / siempre ser la fuerte.

Si yo sanara, tendría que renunciar a…

Si yo sanara, tendría que renunciar a…

Si yo sanara, tendría que renunciar a…

Si yo sanara, tendría que renunciar a…

Regresa a tus respuestas y completa los siguientes ejercicios:

¿Qué me sorprendió acerca de mis respuestas?

¿A qué es lo que me da más miedo renunciar? ¿Por qué?

¿A qué me parece más fácil renunciar? ¿Por qué?

¿Qué miedos específicos me están deteniendo ahora?

¿Cómo están afectando mis miedos mi compromiso con el proceso de sanar?



ENFRENTANDO UN FUTURO INCIERTO

En la sección “Afrontando” aprendiste que cada patrón de comportamiento satisface una necesidad y que con la finalidad de liberarte a ti misma(o) de patrones destructivos tienes que encontrar una forma más sana de satisfacer una necesidad. Se genera un espacio aterrador cuando renuncias a una vieja conducta y no la has remplazado con una nueva. Ese tiempo intermedio es aterrador. Tienes que enfrentar lo desconocido, tienes que caminar sobre terreno incierto y repetidamente elegir caminos que no hubieras tomado antes. Si me permito a mi misma(o) sentirme vulnerable, ¿la gente a mi alrededor no pensará que soy débil? Si dejo a mi pareja abusiva, ¿encontraré quien me ame otra vez?

Ninguno de nosotros somos expertos en lidiar con el cambio, aun cuando la sociedad entera está experimentando rápidos cambios y transiciones. Aprender a lidiar exitosamente con el cambio es esencial para todos, no sólo para los sobrevivientes de abuso sexual infantil. Aquellos de nosotros que hemos sobrevivido al abuso, de hecho, a menudo tenemos mayor capacidad para desarrollar esas habilidades. Cuando estábamos creciendo, tuvimos que enfrentar el miedo, lidiar con incertidumbre y estrés, así como adaptarnos a condiciones cambiantes.

Todos nosotros hemos desarrollado estrategias para lidiar con incertidumbre y cambio, aun si estamos conscientes o no de ello. Algunas de estas estrategias podrían funcionar para nosotros; otras tienen elementos que podríamos querer cambiar. Las siguientes preguntas te ayudarán a evaluar las formas como tú lidias actualmente con los periodos entre dejar una vieja conducta y remplazarla por una nueva.

Cuando enfrento incertidumbre, me siento…

Cuando no sé qué hacer, yo…

Cuando enfrento lo desconocido, yo espero que…

Cuando enfrento lo desconocido, frecuentemente lo afronto mediante…

Cuando enfrento lo desconocido, deseo que yo pudiera…

El momento cuando he sido más exitosa(o) enfrentando lo desconocido fue cuando…

En esas circunstancias, yo…

Me sentí exitosa(o) en esa situación porque yo…

Fui capaz de responder de esa manera porque…

Para duplicar ese éxito hoy, yo tendría que…



Cosas para pensar:

• ¿Qué aprendí acerca de las formas cómo lidio con el miedo y la incertidumbre? ¿Qué, si lo hay, me gustaría hacer diferente?

• ¿Estoy satisfecha con mis estrategias para integrar el cambio en mi vida? ¿Por qué sí o por qué no? ¿Qué, si lo hay, me gustaría hacer diferente?

• ¿De qué manera la forma cómo enfrento el miedo y la incertidumbre influyen sobre mis sentimientos acerca del proceso de recuperación?



Espera los siguientes ejercicios acerca de la DISPOSICIÓN de sanar.



Tomado de EL CORAJE DE SANAR libro de ejercicios de Laura Davis
Publicar un comentario