sábado, 9 de abril de 2011

Mi opinion sobre los abusos sexuales inspirado en el caso Karadima

Es fácil hablar desde la perspectiva de leer o escuchar una noticia, es fácil emitir juicios, condenar o exculpar a los abusadores cuando han cometido un abuso sexual ya sea aun niño o incluso a un adulto, pero creo que muy pocos de ustedes ha enfrentado en carne propia lo que es vivir algo así, por lo que sus comentarios a favor o en contra se basan en el pensamiento moral, ideológico o sentimental frente a los hechos. Yo no, soy una de las tantas sobrevivientes a un abuso sexual que se perpetuó en el tiempo, por eso si me siento con derecho de opinar sobre el tema.


Soy católica y muy creyente, la comunidad en que participo es muy carismática, los guías espirituales nos apoyan mucho, pero no por eso voy a estar cegada frente a una opinión.


La verdad a veces importa poco quien sea el abusador, si tiene poder, un titulo eclesiástico, si es parte de la policía ,un político, si es un profesor o incluso alguien común como ustedes, entre mas conocido es el personaje obvio mas fuerte es la cobertura periodística que se le dará al caso, ahí todos tenemos palabra y opinión.

Muchos se han preguntado por que callar por tantos años...... quiero decirles que para hablar hay que construirse nuevamente, amarse y tener tal grado de entrega a los demás que sin importar que avalancha venga sobre uno, por fin podamos liberarnos de lo que tanto duele, cada vez que uno recuerda detalles del abuso es un puñal que hiere el alama, cada palabra de manipulación que trasgrede los límites de tus carencias afectivas te hacen sentir una mierda de persona, y sólo cuando de adulto y teniendo la fuerza de enfrentarlo te das cuenta que es lo que hicieron contigo.


Al leer algunas opiniones de artículos sobre el caso Karadima, veo que no reaccionan diferente a lo que se espera de las personas lejanas o incluso de la familia, si alguien se anima a leer sobre el tema busquen sobre la reacción familiar frente a un abuso sexual y podrán identificar claramente la forma de actuar de cada uno de los que opinan.

De verdad expreso mi profunda admiración por James Hamilton, por su valentía de abrir lo mas doloroso que alguien puede haber sufrido, es una persona muy valiente, que tiene mucho mas que perder al hablar que cualquiera de nosotros, es una persona admirable y digno de imitar ya que hablar aunque sean después de 10, 20 30 o mas años va a hacer que nos remezamos, que entendamos que los abusadores existen y que puede ser cualquier persona, tú que estas leyendo esta crónica, tu hijo, tu hermano, tu amigo, tu compañero de trabajo, tu profesor, tu sacerdote, tu familiar, cualquiera....

Yo los invito a que lean sobre el tema, a que eduquen a sus hijos con respecto sobre sexualidad, enseñarles a respetar y querer su cuerpo, a que no deben existir secretos con nadie ni siquiera con los padres, y que nadie debe tocarlos, menos un adulto, por que a veces nos equivocamos en el mensaje que le damos a nuestros niños y que yo tengo dentro de mis recuerdos "que nadie te haga algo que NO QUIERAS" ohhhh que equivocada es esa frase!!!! sobretodo cuando un niño esta en la búsqueda de su sexualidad, yo me pregunto cuantas veces quise que me tocaran? quizás muchas de las veces que fui abusada, el problema que no fue un niño buscando su sexualidad el que me lo hizo, sino un par de degenerados adultos que con eso satisfacían sus deseos mas retorcidos con una persona mas débil.

Al igual que James ya no estoy dispuesta a seguir callando una verdad tan permisiva en nuestra sociedad, no saben ustedes ni dimensionan cuantos menores han sido abusados incluso dentro de sus, de tú familia.


Basta con callar, por que al hablar es la única forma de romper los círculos de violaciones, que al investigar te das cuenta que fueron tu abuela, tus tías, tu madre, tus primas y que ninguna de ellas fue capaz de hablar para que esto no fuera un tema dentro de la familia. Ni se imaginan cuantas personas se liberan cuando escuchan a otros hablar el tema, cuando hice público mi sufrimiento muchas personas de mi circulo le pudieron poner nombre a lo que alguna vez un pedófilo, un Sicópata sexual les hizo. Basta de opinar si uno no conoce el tema, basta de exculpar a los abusadores, basta de proteger a aquellos que solo provocan dolor y humillación a las personas. BASTA de ABUSOS SEXUALES, Basta de que nuestros hijos no sepan como protegerse o no tengan la confianza de contarnos algo tan doloroso sólo por que nuestra crianza fue insuficiente, no fue forjada en el amor, porque somos permisivos, porque no le entregamos valores, porque estamos mas preocupados del dinero, de tener una tremenda casa, de subir en el trabajo, por que estamos cansados, o por que trabajamos para darle la educación para su futuro. Seamos padres activos, preocupados por nuestros hijos, no confiemos en los adultos, son muy pocos que realmente cuidarán de ellos, conversemos de nuestras vivencias, como eso han afectado nuestra forma de ser, que nos conozcan, que nos tengan CONFIANZA por que esta es la única manera de prevenir. Se los digo por vivencia propia, no siempre después de una experiencia traumática la persona se convierte en un drogadicto, un delincuente no!!! la gran mayoría nos convertimos en profesionales exitosos, padres de familia, pero..... con muchas trancas que solo los mas valientes se atreven a sacar.

Termino dando un gran abrazo a cada uno de ustedes que leerán lo que escribo para que mi experiencia, la de James y la de muchos abusados, hagan que una vez por todas se rompan los círculos de silencio, de complicidad, de lealtad,... por la VERDAD.

Le doy las gracias a James Hamilton que me estremeció el alma el día que lo escuche en el reportaje, por su gran gesto de AMOR a los demás, porque al hablar habló por miles de personas que no tienen voz.

Con mucho cariño




Paola Mayorga
Publicar un comentario