lunes, 26 de septiembre de 2011

Estadisticas: CHILE Y EL SALVADOR.

CHILE
 
En Chile, un promedio de 17 personas son violadas diariamente y 34 son víctimas de otros abusos sexuales, según un estudio difundido hoy por el Ministerio Público (Fiscalía), que indica que de las 52 víctimas que estos delitos dejan diariamente, 38 son menores de edad.
Durante el 2010, precisa el informe, el ingreso de denuncias por delitos sexuales bordeó los 18 mil casos, cifra que equivale al 1,4 % del universo total de delitos que indagan las fiscalías.
En la actualidad esta categoría de ilícitos origina la mayor cantidad de juicios, agrega el estudio, que detalla que los menores de edad y las mujeres son el tipo de víctima más recurrentes.

El estudio, desarrollado por la Unidad de Delitos Sexuales de la Fiscalía Nacional de Chile, abarca además el perfil de los agresores, posibles efectos de los delitos, estadísticas nacionales de ingreso y juicios orales, tipos de delitos denunciados y perfil de las víctimas.
Según Félix Inostroza, responsable de la mencionada Unidad, los delitos sexuales son complejos y su persecución penal reviste múltiples retos. "Exigen una comprensión especializada de sus variadas manifestaciones", expresó.

La alta proporción de víctimas menores de edad supone además la necesidad de que las instituciones dedicadas a la persecución, investigación y evaluación científica de estos delitos cuenten con la cantidad adecuada de profesionales y técnicos para realizar su labor, añadió.
La Unidad de Delitos Sexuales de la Fiscalía tiene como objetivos disminuir los tiempos de tramitación de las causas para minimizar la llamada "victimización secundaria" y orientar de forma eficaz y eficiente a brindar una respuesta de calidad.

Para Inostroza, se debe descartar en el análisis de los delitos sexuales el "mito" del "loco" o "enfermo" para definir a los agresores.

La mayoría de las investigaciones sobre la personalidad de los agresores descartan la presencia de trastornos graves o alteraciones del juicio que expliquen la comisión del delito, por lo que deben ser considerados plenamente imputables ante la ley.

"Estos sujetos no necesariamente han vivido una infancia violenta ni se sienten atraídos con exclusividad, o de manera principal, por menores, sino que suelen aprovechar las ocasiones que se les presentan para realizar los abusos", explicó.

Según el estudio, los agresores "pertenecen al entorno social de las víctimas, son familiares directos o cercanos o mantienen una relación con sus familias.

Según las estadísticas, el 96 % de los agresores son hombres", añade el estudio, que precisa que desde el inicio de la Reforma Procesal Penal (iniciada en 2000 y completada a finales de 2005), hasta fines del 2010, ingresaron 112.109 denuncias por delitos sexuales.
De ese total, el abuso sexual y la violación suponen un 98 %, correspondiendo al abuso sexual el 66 % de las denuncias anuales, y a la violación, el 32 %.

El 2 % restante de denuncias corresponde a delitos de pornografía infantil, explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes, y la trata de personas con fines de explotación sexual.

Del universo de las denuncias, señala el estudio, el 70 % identifican a menores de edad como víctimas, que en 2010 correspondió a 13.752 casos.

Otra conclusión del trabajo es que el grupo de entre siete y trece años es el más vulnerable y representa el 31% de las víctimas.

En tanto, la distribución por género de las víctimas identifica a las mujeres con un 81 %, es decir, que cuatro de cada cinco afectados son mujeres.

EL SALVADOR

El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) expresó hoy "preocupación" por el alto índice de las agresiones sexuales contra menores en El Salvador, que alcanza el 73 por ciento de 12.000 casos registrados entre 2008 y 2010.

Publicar un comentario