miércoles, 21 de marzo de 2012

¿Como prevenir el abuso sexual infantil?


El abuso sexual infantil es un temor que muchas madres no mencionan, sin embargo, tienen presente cuando se ausentan de la casa para trabajar o su hijo se marcha al colegio. Otras, se desconectan de la realidad social, asombrándose  al conocer un caso cercano a ella, pero con la óptica que a los suyos no les pasara.

En este caso, encontramos a padres que actúan reactivamente, es decir, luego de conocido el abuso sexual, sin prevenir los factores que permitirían tales abusos.

Este post esta dirigido a la prevenciòn del abuso sexual infantil. Recordando que es mejor prevenir que lamentar.

Algunas madres optan por aislar a sus hijos, prohibiendo todo contacto social, que no salgan a compartir con personas de su edad. O en sus palabras, a “no salir de la casa” Sin embargo, la mayoría de los abusadores sexuales son personas cercanas a los chicos. Un familiar o amigo que visita asiduamente el hogar. Persona que observa las reacciones de los padres, y en este caso, el aislamiento social al que someten al chico o chica.

Los padres que humillan, vejan y maltratan física, verbal y psicologicamente a sus hijos, los vuelven más vulnerables al abuso sexual, ya que no tendrán la confianza de informar el acecho o abuso cometido por parte de algùn familiar o amigo. En estos casos, algunos individuos no suelen amenazar a la victima, pues saben que no delatará la situación por temor a represalias o castigo de parte de sus progenitores.

El niño o niña puede confundirse al ser manipulado por un adulto. Si el niño o niña no recibe afecto de parte de los padres, o se presentan niveles de excitaciòn luego del acto sexual, es muy probable que no distinga que fue victima de un abuso, y ante la manipulación del adulto crea que es una manifestación de cariño. Por otra parte, incluso, los pederastas o abusadores hacen creer a la victima que ellos los sedujeron. Así que se presenta una triada de confusiòn, asco y placer por el cual se puede mantener el abuso sexual en silencio.
En otras ocasiones, la madre para evitar problemas deja pasar el abuso sexual. Aunque luego hayan consecuencias para su hijo o hija.

Los padres deben enseñar a sus hijos que hay partes de su cuerpo que no deben ser tocadas ni miradas por otras personas. Al visitar a un especialista de la salud, la madre siempre estará presente, si el caso lo amerita.

En cada país varía, según las Leyes, lo que se considera abuso sexual. Si el agresor es de su misma edad, a que edad ocurrió, lo que también es aprovechado por el abusador. Por ello, es importante enseñar al niño o niña a reconocer las alarmas de su cuerpo. ¿Se siente sucio? ¿fue un adulto? ¿se asustaba?.
Señales de alarma:
Imagen
  1. Si su hijo ha disminuido las calificaciones escolares, sin que se presente un motivo como: separaciòn de los padres, muerte de un familiar, enfermedad, cambio de escuela.
  2. Cambio de conducta. Manifiesta comportamientos sexuales precoces: 
  3. Insomnio. Pesadillas
  4. Perdida del apetito.
  5. Se rehúsa a estar en compañía de un familiar o amigo. O suele pasar mucho tiempo a sol
    as que ese adulto.
Son indicadores, que los padres, deben investigar qué ocurre.
Los padres deben contener sus reacciones emocionales, ya que si no gozan de la confianza de sus hijos, una respuesta reactiva llevará a su hijo a no confiar lo que pasa. Recuerde, que su hijo no es culpable del abuso al que es sometido. Es una víctima y como tal requiere ayuda especializada y el resguardo de su integridad
Autora
Psic Milagro Mendoza





Publicar un comentario