lunes, 20 de agosto de 2012

TIPS DE SOBREVIVENCIA


Hace días, intente escribir un pequeño artículo para aportar al sitio de ASÍ NUNCA MAS y no me fue nada fácil, yo he pasado por estos abusos también y aunque me siento liberado de poderlo platicar y expresar, es muy difícil para mi seguir recordando y lidiando con todo esto cada día y al mismo tiempo, tratar de ser normal, bromear con mis compañeros de trabajo y amigos (que no saben nada) sigo sintiendo que no VALGO NADA que soy una BASURA, ETC ETC… pero, a la par de estos momentos en que quisiera estar muerto o en que caigo en actitudes negativas como deprimirme o auto lastimarme (cortarme, quemarme, etc) también hay días buenos, días luminosos (como hoy) en que si bien no estoy brincando de alegría, si puedo afrontar mas esto y aceptar las cosas sucedidas con tranquilidad.

Es gracias a estos momentos de calma (oasis) que no me he perdido la cordura y no me he quitado la vida, que bueno, porque a pesar de todo lo malo que nos haya pasado o este pasando ahora mismo, me gusta vivir, me alegra sentirme útil, y LE ENCUENTRO UN SENTIDO A EL PARA QUÉ me paso el ser abusado sexualmente en la infancia.

Todos nosotros (los sobrevivientes a esto ) podemos en mayor o menor medida compartir nuestras experiencias y (como leí en un libro) “AL AYUDAR A SANAR A LOS DEMÁS, SANA UNO MISMO”.

Algo que quiero compartirles es este TIP:

APRENDAMOS A VIVIR LA VIDA COMO SE NOS VAYA PRESENTANDO

Hay días buenos y días malos, la clave está, para mi, para mi propia forma de ser, en que voy aprendiendo a estar alegre y disfrutar los momentos cotidianos y las cosas simples, las pequeñeces, las que no cuestan tanto y en ellas encuentro descanso mental a tantos recuerdos. Por ejemplo; leer un libro que sea de simple esparcimiento, novela, etc. Ver una buena película, salir a correr o a caminar, andar en bici, disfrutar la música tratando de no escuchar solo canciones depresivas que me remitan a mis traumas o miedos.

Se trata de concentrarse específicamente en lo que estoy haciendo o estoy viviendo en ese momento, en ese instante, en ese día tal como se me va presentando, pudiera ser la compañía de una persona, un amigo, algo que debo hacer, hasta preparar algo de comer o hacer una tarea cotidiana puede ser un martirio si todo el tiempo vamos llevando a cuestas este fardo horrible y pesado de haber sido usados como cosas, por ejemplo; cuando estoy viendo una película y me encuentro tranquilo, algo en esa película puede recordarme cosas muy desagradables y termino por deprimirme con algo que en realidad ya pasó y solo puede afectarme porque yo se lo permito… ahora, con esta técnica lo que hago si vienen esos recuerdos es decirme a mi en mi propia mente (auto-diálogo) “SI ESO SUCEDIÓ, ESO PASÓ, ESOS RECUERDOS SON REALES, PERO ESTA ES UNA PELÍCULA VEAMOS QUE SUCEDE Y QUE PUEDO APRENDER O DISFRUTAR DE ELLA” y oh sorpresa, muchas veces estas películas que tocan el tema de abusos, violación, rechazo, incesto, etc… terminan en un final alentador, ya no digamos feliz porque felicidad como tal es algo que todos buscamos día a día… pero si, he descubierto que mirando objetivamente estos recuerdos puedo disfrutar el leer un libro, ver una película, conversar, hasta caminar ¡!!!

Cuantas veces no estamos haciendo algo normal y la mente nos lleva a esos momentos, pero si en ese instante en lugar de huir de ese recuerdo en particular nos enfrentamos a el con objetividad y le damos “salida” a esos pensamientos y sentimientos, es más llevadero y poco a poco pierden su poder sobre nosotros, la cadena con que nos atan esas memorias y esos traumas es la ignorancia, si, la ignorancia de esos eventos que nos sucedieron, y que en su momento bloqueamos para sobrevivir, pero ese mecanismo de bloqueo en su momento debe darle paso a un mecanismo aún mejor, tal como las muletas deben darle paso a la rehabilitación.

En mi mente cuando llegaban esas voces y esos pensamientos y recuerdos yo optaba por no escuchar por pensar en otra cosa, por hacer algo mas, por escuchar música por ver una película cómica pero al final esos recuerdos que seguían ahí terminaban por estallar y tenía que hacerme daño, lastimarme para sentirme mejor (aunque luego al verme sangrar y al dolerme las heridas me sentía peor por hacerme eso) es terrible y solo los que viven esto me pueden entender, pero es muy duro vivir todos los días con esto a cuestas, en cualquier momento puede desatarse de nuevo, puedo estar corriendo, viendo la tele, en el trabajo, etc… y esos traumas vuelven de la nada, a mí en lo personal me han dado ganas de matarme cuando recuerdo el incesto, los abusos la enfermedad, los psiquiatras… es muy duro que en casa puedan pasar estas cosas, el incesto es muy malo, mas cuando paso por años y años, a mi me hizo creer que era normal, y que así debía de ser, ahora me es muy difícil entender que valgo la pena y no debo atentar contra mi vida, lastimarme etc. Cuando desde chicos nos van quitando esa inocencia infantil, también nos van condicionando a que debemos –es nuestra obligación- complacer a los papás a los adultos a aquel que quiera “usarme” y que eso está bien, y esa programación es muy difícil borrarla, si a esto les añaden los recuerdos bueno, pues se vuelve la situación ideal para quedarse atontado ahí por siempre. Lo peor es que esto nos ataca en cualquier momento, en cualquier lugar, a cualquier hora como intruso ¡!!

Cuando esto sucede en un lugar público o en el trabajo debo esforzarme por recordarme lo que estoy haciendo y volverme a enfocar en mi tarea y al mismo tiempo me digo a mi mismo, a mi niño interior: “TIENES DERECHO A ESTAR TRISTE Y A SUFRIR POR ESTO QUE TE PASÓ, NO ESTUVO BIEN NO DEBIERON HACERTE ESO O AQUELLO (etc) PERO AHORA COMO ADULTO QUE SOY VOY A ENFOCARME A TRABAJAR Y ESOS SENTIMIENTOS NO LOS NIEGO NI ESOS RECUERDOS, SINO QUE DECIDO CUANDO ES EL MOMENTO CONVENIENTE DE TRABAJARLOS”

Así, poco a poco voy venciendo esto.

Recordar, que aquellos que nos lastimaron y abusaron fueron y son VICTIMAS DE VICTIMAS también es un aliciente para revisar y comprender, para volver y ver objetivamente esos recuerdos, para comprender y no justificar sino darle a cada quien la responsabilidad de sus actos y no cargar con ello nosotros.
Yo no soy terapeuta pero creo que esto funciona muy bien, esto de vivir cada día como se me vaya presentando también es aplicable a cuando estamos muy tristes muy deprimidos, cuando paso rachas así también procuro vivirlas de forma intensa, si recuerdo algunas cosas muy feas procuro no esconderme de ellas recordar tanto como pueda y llorar o gritar si es preciso, lo he hecho solo y también con mi madrina, pero al no esconderme de esto, las ganas de buscar un escape nocivo como lastimarme van bajando y también la intensidad de estos mismos recuerdos.

ESTO ES COMO EL FAMOSO “SOLO UN DÍA A LA VEZ” de los alcohólicos anónimos (creo)
No digo que esto funcione para todos, yo mismo me reconozco muy mal, muy dañado, traumado, etc. Pero si esto pudiese ser de utilidad para alguien no me lo quiero quedar yo sino compartirlo, no digo que sea el “hilo negro” pero si te sirve ¿porque no usarlo?

Por último, quisiera darle un saludo y felicitación a Miguel, pues además de mi amigo ha sido y es un aliado y una ayuda que creo viene del cielo para mi y para muchas personas lastimadas y heridas. Muchas gracias por no desfallecer y te felicito por tantas visitas y si he estado un poco fuera de contacto es porque la he pasado mal pero sigo intentándolo cada día, por lo mismo, valoren este pequeño artículo, no son palabras de un libro ni de un especialista sino de alguien que sufre con esto.

Ojala alguien más nos comparta algún otro consejo/tip de sobrevivencia
Saludos a tod@s!!!!!

ANÓNIMO


Publicar un comentario