miércoles, 24 de octubre de 2012

Niñas sufren más abuso sexual

México.
CHIAPAS


 Las niñas son las más vulnerables a sufrir una agresión sexual en edades que van de los tres a los 13 años; en tanto que en los niños es del 10 al 19 por ciento. 

El principal agresor es hombre y generalmente son familiares; por eso es que las niñas son las que sufren mayor abuso, precisó Omar Náfate López, psiquiatra infantil del Hospital de Especialidades Pediátricas de Tuxtla Gutiérrez.

El agresor sexual también sufrió algún tipo de maltrato infantil, principalmente abuso sexual o psicológico, añade el especialista en salud mental.

De acuerdo a las cifras de prevalencia mundial (en México y Chiapas no existe un estudio médico que acoja las estadísticas y casos sobre agresiones sexuales), entre 13 y 27 por ciento de las víctimas son niñas y la edad oscila entre tres y siete años; en los niños el rango es menor y va de 10 al 19 por ciento. Estas mismas estadísticas señalan que el principal agresor es el hombre, por eso es que las niñas son las que sufren mayor abuso.

"Los agresores sexuales están muy relacionados al maltrato infantil y tienen que ver con el abuso psicológico y el abuso sexual; los agresores sexuales en realidad tienen mucha relación porque generan este tipo de maltrato tanto psicológico como emocional", remarcó Náfate López.

Señaló que algunas características de los agresores "son que tienen coeficiente intelectual más bajo de la media general, son personas solitarias, son agresivos y regularmente tuvieron un antecedente de abuso sexual en la infancia, son principalmente los hombres quienes están relacionados con un 17 por ciento y las mujeres en un 13 por ciento de los casos".

Añade que en este fenómeno de la agresión sexual, el agresor es principalmente familiar de la casa de la víctima.

Destaca que en las cifras hay diferentes estadísticas en diferentes partes del mundo.

Las características que presenta un niño que sufre agresión sexual, menciona el especialista, "son aislamiento, pesadillas, se hacen pipí en la cama, hay sueños recurrentes sobre el evento del abuso, sufre de 'flash back' que es cuando le llegan los recuerdos de sus alteraciones, sufre de descargas neurovegetativas que es cuando le sudan las manos y los pies, y desarrolla un bajo rendimiento académico, además de problemas en casa, con sus papás, ésos son los principales indicadores", dijo.

Señaló que donde regularmente detectan cuando un niño está sufriendo agresión sexual "son en áreas externas a la familia, pueden ser los vecinos, la escuela, la familia, pero la familia extensa, es decir tíos, abuelos, primos, los que están en contacto con el niño pero en otra forma, y dentro del núcleo familiar, papá-mamá, es más difícil".

Explicó que la prevalencia de casos es muy difícil de detectarla, "sólo sabemos que es un 12 a 13 por ciento a nivel mundial. En México hay estadísticas pero no son totalmente las adecuadas, en Chiapas tampoco hay estadísticas, pero justamente el hecho de que nosotros demos esta información a la sociedad podría ayudarnos a tener más indicadores", precisó. 

Por su parte, Nimsi Nayeli Morales Damián, psicóloga clínica, recomienda que como padres "debemos estar atentos a los comportamientos de nuestros hijos, porque principalmente ahí es donde podemos notar si hay alguna agresión o si están pasando por algún evento desafortunado, entonces son cambios conductuales y los primeros que lo vemos somos los padres, porque estamos en constante contacto con ellos".

Señaló que las características que pueden presentar estas personas que en la edad adulta pasan a ser agresores sexuales "es que tienen una historia familiar muy complicada, sufrieron de abuso sexual, maltrato físico, abandono, entonces ser agresor sexual puede ser una de las consecuencias en su edad adulta".

"Cuando detectamos un niño que ha sido víctima de un abuso tenemos que intervenir interdisciplinariamente para poder atacar esas conductas que el niño puede ir presentando a lo largo de su vida", explica Morales Damián.

Mencionó, haciendo referencia a las estadísticas, "que hace falta una cultura de la denuncia", al tiempo de reconocer que el hecho de que el agresor tras ser identificado como familiar, es un factor que influye para no denunciar "ya que no queremos ver la magnitud del problema que se nos está presentando".

Por ello recalcó, "como padres de familia les pido que estemos muy atentos a los cambios conductuales de nuestros hijos, sobrinos o de los niños que están alrededor de nosotros, porque cuando ocurre un cambio conductual muy significativo, es porque algo debe estar pasando en el niño. El niño como está atemorizado no externa lo que le está pasando, los adultos tenemos que ser los ojos para detectar estos problemas", señaló.

Por último dijo que en las escuelas a los niños les hacen mucho énfasis en sus derechos como niños y sus derechos humanos, "eso es parte de la escuela que lo fomenta como cultura", finalizó.

Dentro de este trabajo interdisciplinario de salud mental, se encuentra Irma Leticia Paz Bautista, del área de Trabajo Social de Consulta Externa, quien relata que "cuando un paciente se recibe en el Hospital Pediátrico y es una víctima de agresión, lo que hacemos es platicar con el médico sobre el motivo de ingreso del paciente, qué tipo de agresión fue la que sufrió, puede ser una violación, un traumatismo craneoencefálico, a veces es por arma de fuego", señala.

Añadió que otra parte de su trabajo es realizar una entrevista, "un acercamiento con los familiares a manera de ofrecerles la atención psicológica social, para saber cuáles fueron los motivos de esa agresión y se sensibiliza para hacer una denuncia, porque tenemos muy poca cultura de denuncia, sobre todo porque son cuestiones familiares", precisó.

De esta manera añadió que en casos de agresión a los niños "nosotros damos aviso al Ministerio Público Investigador y ya los padres le dan el seguimiento correspondiente. Nos apoyamos para los casos externos en los municipios con los DIF de su lugar de origen y le damos un seguimiento al caso; y aquí en Tuxtla Gutiérrez cuando lo amerita, porque son pacientes que ya conocemos y que vienen por otros padecimientos, realizamos visitas domiciliarias para dar mayor atención a las víctimas".


http://www.cuartopoder.mx/%5CPagPrincipal_Noticia.aspx?idNoticia=303636&idNoticiaSeccion=4&idNoticiaSubseccion=16
Publicar un comentario