jueves, 13 de diciembre de 2012

DUELO Y LUTO



 
Cuando Ellen Bass y yo [Laura Davis] originalmente escribimos el capítulo llamado “Duelo y Luto” en El Coraje de Sanar, no pudimos elegir un título. Tal parecía como si debiéramos llamar el capítulo “Duelo” o “Luto”. Cada vez que trabajamos en el capítulo, pasamos tiempo discutiendo los méritos relativos de cada título y cada vez fallamos para tomar una decisión. Así que borrador tras borrador, el título siguió siendo “Duelo y Luto”.  Nos diríamos una a la otra, “Oh, bien, todavía tenemos tiempo para elegir cuál nombre queremos usar”.

Cuando estábamos completando el borrador final del libro, tuvimos esta discusión por última vez. Estamos sentadas juntas frente al manuscrito. Yo estaba sosteniendo un lápiz rojo. Estábamos mirando el título del capítulo. Para romper el impasse, yo taché “Duelo” y dejé la palabra “Luto” hasta arriba de la página. Ellen dijo, “no creo que eso esté bien”. Así que borré la línea que acababa de trazar y taché la palabra “Luto” en vez. Ella la miró por un momento, volteó hacia mí, y dijo, “no creo que eso esté bien tampoco”. Solté el lápiz y suspiré. Ella suspiró también. Entonces me miró y dijo, “Sabes, Laura, yo creo que sé lo que es. Los sobrevivientes se sienten tan mal cuando están lidiando con el dolor del abuso que ninguna palabra es suficiente”. Así que dejamos el título “Duelo y Luto”.

No hay ejercicios que aliviarán tu necesidad de hacer duelo. Revivir recuerdos dolorosos y experimentar la pérdida y soledad son una gran parte del proceso de sanar. No hay atajos cuando se trata de sentir estas emociones. Tendrás lágrimas –muchas de ellas. Llorarás por un largo tiempo.

En cada taller, hay siempre un sobreviviente que llora desde las primeras introducciones todo el camino hasta el final. Otros no son capaces de llorar nada, pero el sobreviviente que está llorando está en contacto con la tristeza y ha llegado a la etapa del duelo y el luto.

Cuando están viviendo tu duelo necesitas permiso, validación y espacio para sentir. Necesitas compasión y simpatía, ambos por ti y por las personas alrededor de ti. Es mucho más fácil validar tu pérdida cuando alguien realmente muere que cuando estás de duelo por la infancia perdida, una familia pérdida, años perdidos enfrentando los efectos, o la lucha por sobrevivir. Porque la pérdida por la que estás de duelo es menos tangible (para otras personas, no para ti), probablemente encontrarás más difícil recibir la simpatía y la comprensión que mereces. Esa es la razón porque tú tienes que validar tus propias pérdidas y crear avenidas para tu aflicción.

Los ejercicios en este capítulo te ayudarán a nombrar tus pérdidas. También tendrás la oportunidad de crear un ritual de duelo.

NOMBRANDO TUS PÉRDIDAS: UN EJERCICIO ESCRITO

Si estás teniendo problemas para estar en contacto con tu dolor, o si tú no puedes justificar toda la tristeza que estás sintiendo, toma un tiempo para registrar tus pérdidas. Tal vez tú podrías estar perdiendo algo muy concreto, como un abuelo para tus hijos o la educación que nunca recibiste. O tal vez podrías estar de duelo por algo más intangible –tu inocencia robada o la pérdida de la fe en Dios. Lo que sea por lo que estás de duelo, tomar tiempo para señalar tus pérdidas puede proporcionarte alivio y validación.

Toma unos minutos para considerar las siguientes preguntas: ¿Qué experiencias normales del crecimiento perdí?  ¿Qué oportunidades me fueron robadas? ¿Qué relaciones perdí? ¿A qué sueños y visiones fui obligada(o) a renunciar debido al abuso? ¿Qué áreas de mi vida me están faltando hoy debido a lo que me pasó? ¿Cómo podría ser mi vida ahora si esto nunca me hubiera pasado?

Vuelve a leer las direcciones de la escritura libre. Entonces por una cuenta regresiva o una alarma de reloj para 20 minutos, y escribe acerca de las cosas por las que estás de duelo.

 

ACTIVIDAD: CREANDO UN RITUAL PARA EL DUELO

En muchas culturas, una persona de luto viste de negro durante años después que un ser amado murió. A pesar que esta tradición es de alguna forma anticuada hoy, usar negro tiene un valor intrínseco. La pantalla externa del duelo alerta al resto de la comunidad acerca de que se debe tener especial cuidado y se debe prestar atención a la persona en duelo. Cuando alguien está de luto, las presiones externas y las expectativas disminuyen.

Cuando estás de luto por los estragos del abuso sexual infantil, no hay una forma establecida de dejar a la gente saber que necesitas atención extra. No hay un símbolo externo que les diga a las personas “Estoy sufriendo una pérdida mayor en mi vida. No puedo hacer tanto ahora. Necesito que tú tengas especial cuidado de mí”.

Creo que es tiempo de que creemos esos medios. Nosotros necesitamos tener cosas que puedan decir y hacer a la gente saber que estamos de duelo, que estamos luchando para recuperarnos de una pérdida mayor. Una superviviente que había cortado todos los lazos con sus padres fue por ahí diciéndole a todos que ellos habían muerto. A pesar que sus padres no habían muerto literalmente, ellos estaban muertos para ella. Al decir que ellos habían muerto le dio a ella alguna de la simpatía que ella necesitaba. Otra mujer, que no quería mentir, decidió decir “He perdido a mi familia en circunstancias trágicas”.

Crear rituales para el duelo puede transformar nuestro duelo de una experiencia solitaria, aislada en una plena en soporte, conexión y significado[*]. En su libro La Danza con Dios: Ritual Familiar y Celebración de Comunidad, GertrudMueller Nelson dice que los rituales nos dan “un lugar para oficialmente participar en nuestros duelos, una forma sana de sufrir”,[†] Los rituales son formas de reconocer el dolor, para transformar el miedo en coraje, para marcar los pasajes y crisis inherentes en el proceso de recuperación, para infundir la desesperación con esperanza. Los rituales pueden ayudar a construir y fortalecer la comunidad de apoyo que nutre tu recuperación.

En una conferencia sobre sobrevivientes de abuso que asistí, cada superviviente recibía un globo de helio. Se nos pidió que imagináramos algo que queríamos dejar ir, algopor lo que estuviéramos de duelo y entonces nosotros soltamos los globos en cielo abierto. Fue una experiencia dramática, empoderadora, una manera de compartir nuestras pérdidas en el contexto de una comunidad de sanación.

En un taller de sobrevivientes que yo [Laura Davis] guié en el rural Maine, terminamos el día derribando las hojas de papel en la pared marcadas como “Nombra a tu abusador”, que había sido llenada con los nombres de los perpetradores. Las pasamos al derredor y cada uno de nosotros arrancó un pedazo, caminamos sobre la gran estufa de leña que nos calentó durante el fin de semana y arrojamos los nombres a las llamas. Fue un ritual de cierre que le dio al taller el sentido de haberlo completado y de  unidad.

Los rituales pueden estar cimentados en siglos de tradición o pueden ser creados en el momento. Para crear un ritual personal, establece un momento específico, selecciona un lugar que tenga especial significado, elige los símbolos o las actividades que tienen significado para ti. Puedes hacer tu ritual sola(o) o con otros, invita sólo a aquellas personas que honrarán y respetarán su propósito e intención.

Emplea un tiempo en pensar acerca del ritual de duelo. Las siguientes preguntas te pueden ayudar a desarrollar tus pensamientos, ideas y planes.

¿Cuál es el evento o experiencia que quiero marcar? ¿Cuál es la transición que quiero honrar?

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Cuál es el tema del ritual?

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Qué estado de ánimo deseo expresar?

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Cuál es la meta del ritual?

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Cómo me quiero sentir cuando lo termine? ¿Cómo quiero ser cambiada(o)?

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Hay cosas particulares que quiero decir o que quisiera que me hubiera dicho

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Hay símbolos particulares u objetos especiales que yo quiero incluir en el ritual? (fotos, tambores, piedras, ropa, recuerdos)

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Hay algunos símbolos religiosos o tradiciones que quiero incluir?

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Quiero que mi ritual incluya el contar una historia o leer? ¿Música? ¿Silencio?

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Hay una clase de movimientos o danza que quiero como parte de mi ritual? Si es así ¿qué?

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Hay algunos alimentos especiales que quiera servir? ¿Cuáles son?

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Dónde quiero hacer el ritual? ¿Debe ser en interior o al aire libre?

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Cuándo debe ser realizado? ¿Por qué?

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Quiero que participen otras personas? ¿Qué papel quiero que jueguen ellos?

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

¿Quiero un líder? Si es así, ¿qué quiero que haga el líder?

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Otras cosas que yo quiero en mi ritual:

_______________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________________

Cosas para reflexionar:

·         ¿Los rituales han sido parte de mi vida antes? Si es así ¿cómo?

·         ¿Mis experiencias previas con rituales ha sido positivas, negativas o neutrales? Si ellas han sido negativas, ¿hay alguna manera como yo pueda reclamar el uso del ritual para mí? ¿Quiero hacerlo?

·         ¿Hay otras maneras cómo puedo usar los rituales para sanar? ¿Podría usarlos para anotar logros, celebrar victorias o acompañar momentos de toma de riesgos?

 

REFLEXIONES: DUELO Y LUTO

Mientras enfrentas los efectos a largo plazo del abuso y revives el trauma de tu infancia, sentirás tremenda tristeza. Es inevitable. Sentir dolor es una parte esencial del proceso de recuperación. Hasta que tú reconozcas las pérdidas de tu pasado, no pueden realmente avanzar hacia el presente.

El dolor necesita ser expresado. Necesitas nombrar tus pérdidas y sentir la angustia del luto. A pesar que parece como si tus sentimientos de tristeza van a durar para siempre, el duelo garantiza plenamente que tú eventualmente avanzarás.

Los rituales pueden ayudar a dar forma a tu dolor. Al vivir el duelo en el contexto de una comunidad, tu dolor puede ser atestiguado, reconocido y validado, y en consecuencia aligerar tu carga.

Aquí hay algunas preguntas para ayudarte a evaluar tus sentimientos presentes, metas y necesidades en torno al tema del duelo y el luto:

·         ¿Qué sentimientos tuve mientras trabajaba este capítulo?

·         ¿Qué estoy sintiendo ahora? ¿Qué sensaciones estoy experimentando en mi cuerpo?

·         ¿De qué edad me sentí mientras trabajaba este capítulo? ¿De qué edad me siento ahora?

·         ¿Qué resultó difícil para mí en este capítulo? ¿Qué fue confuso? ¿Qué no entendí?

·         ¿Qué aprendí? ¿Qué compromisos he hecho? ¿Qué pasos he dado?

·         ¿Qué hice de lo que estoy orgullosa(o)?

·         ¿Qué está pendiente para mí? Si lo hay ¿qué quiero trabajar de nuevo o darle seguimiento?

·         ¿Qué necesito hacer para cuidar de mí en este momento?

Tomado de El Coraje de Sanar, Libro de Ejercicios por Laura Davis.

Espera los siguientes ejercicios.
 
Publicar un comentario