martes, 29 de enero de 2013

Aumentó en 2012 a 31% el abuso sexual infantil


Demasiados niños están terminando en manos de abusadores, y con demasiada frecuencia abusan de las personas más vulnerables, aquellos que son muy jóvenes para denunciar sus horribles experiencias.
De acuerdo con Diane Umphress, directora ejecutiva de Amberly’s Place, los casos de abuso sexual infantil han aumentado a nivel nacional, y el Condado de Yuma no es una excepción.
Esta zona experimentó un aumento de 31 por ciento en el abuso sexual infantil desde el año anterior, con un reporte de 421 casos en 2012.
"Una de las cosas que estamos notando es un aumento dramático en el abuso sexual de niños desde el nacimiento hasta los 4 años de edad", indicó Umphress.
"Ellos son los más vulnerables, aún no se pueden expresar, son muy confiados y muy dependientes de sus cuidadores".
El maltrato infantil en general aumentó a 17 por ciento. El asalto sexual de adultos aumentó a 13 por ciento a partir de 2011, con 172 casos reportados en 2012.
La violencia doméstica es ligeramente menor a la del año pasado, con 1,234 casos notificados. Sin embargo la mayoría de los casos resultaron en delitos graves, lo que significó el aumento de la violencia.
Aunque hay más incidentes de abuso, Umphress da otra razón por el aumento en las cifras.
"La gente está denunciando más, tanto que estamos muy, muy agradecidos", dijo. "Cuanto antes se informe mejor, y el niño estará en el camino hacia la curación, no serán victimizados una y otra vez. Y se darán cuenta de que no hicieron nada malo. Ese es nuestro objetivo".
En este país, cinco niños al día son maltratados, y 80 por ciento son niños de 4 años. Y vienen de todos los grupos sociales, indicó Umphress.
El mayor número de abusadores son los padres y padrastros, seguidos por un miembro de la familia, dijo. "Este es el grupo de personas que los niños admiran más", lo que hace que sea menos probable que el niño los denuncie.
"Los padres piensan que si tienen una buena relación con sus hijos, estos les van a decir lo que pasa, pero si es un amigo o un miembro de la familia, ellos aman a esa persona. Están avergonzados, y tienen miedo de que no les crean", dijo.
Ella recomienda a los padres prestar mucha atención a sus hijos. "Usted es el mejor defensor de su propio hijo", explicó. "Si el niño le dice algo, no lo ignore".
Cada padre es un reportero obligatorio y está requerido por ley que reporte cualquier sospecha de abuso, incluso cuando se trata de miembros de la familia.
Pero Umphress señaló que la responsabilidad se extiende a todos los miembros de la comunidad. "Todos y cada uno de nosotros tiene la responsabilidad de ser su voz (de los niños)".
Este es el mensaje que Amberly’s Place está tratando de transmitir con su campaña de este año titulada: "¿Quién va a ser mi voz? (Who is going to be my voice?)".
La gente debe reportar las sospechas de abuso, incluso cuando no estemos seguros. "Siga su instinto si le dice que algo está mal", dijo Umphress.
Si es que se sienten intimidados por la policía, los padres y miembros interesados de la comunidad son bienvenidos a reportar sospechas de abuso en Amberly’s Place. En caso de que alguien se preocupe de que a lo mejor están equivocados, Umphress les anima a dejarlo en manos de la policía, quien llevará a cabo una investigación a fondo.
Algunas personas tienen miedo de que el público se entere, pero Umphress les asegura que tanto Amberly’s Place como las autoridades tratarán el informe con la más estricta confidencialidad.
Recomienda que los padres presten mucha atención, sobre todo si el niño se comporta de manera anormal, tal como orinarse en la cama, tiene dificultades para dormir, baja sus calificaciones de repente y conoce o habla de cosas que él o ella no deben saber, por ejemplo, cuestiones sexuales.
Y los niños nunca deben de ser forzados a hacer cosas que les incomode.
"A veces cometemos el error de decirle a nuestros hijos: ‘Dale un beso a la abuela o abuelo‘, y dicen que no. Un padre nunca debe insistir. Esto refuerza el mensaje de que deben hacer algo con lo que no se sienten cómodos, así que no los fuerce", aconsejó Umphress.
Los casos más "tristes" para Umphress es cuando las familias sospechan de abuso y piensan que ellos pueden resolver el problema al mantener al niño alejado del abusador.
"No entienden que esa persona va a buscar otra víctima. Han protegido a su hijo, pero no al amigo de su hijo. Guardar silencio y mantener a los niños lejos no es la respuesta", enfatizó.
Otra cosa que se debe tener en cuenta es el acceso de los niños al teléfono y computadoras con acceso a Internet.
"Antes, solo los niños mayores tenían acceso a teléfonos e Internet. Ahora los niños cada vez más pequeños están recibiendo teléfonos celulares y el acceso a Internet", explicó Umphress.
"Internet abre todo un mundo de pedófilos. Tenemos a menores de 7 a 8 años creyendo que están jugando con alguien de su misma edad".
Ella recomienda sentarse con los niños y explicarles sobre los peligros del Internet y siempre supervisarlos cuando navegan por Internet.
También señala que la captura y detención temprana del abuso ayudará en otros asuntos sociales.
"Los niños abusados tienen una tasa más alta de embarazo adolescente. Tenemos que empezar por el principio, si queremos cuidar de esto", dijo.
Algunos niños recurren a las drogas para ayudar a lidiar con el abuso. "Tenemos que empezar por el principio si queremos detener esto, así muchos otros problemas sociales pueden ser atendidos", señaló.
Para obtener más información o si tiene preguntas, llame a Amberly’s Place al (928) 373-0849 o a su departamento de policía local.
http://www.bajoelsol.com/news/infantil-11979-sexual-yuma.html

Publicar un comentario