domingo, 7 de julio de 2013

Santa

Crecí en una familia católica, en el santoral el día de hoy se celebra el día de Santa María Goretti (incluso creo que quisieron ponerme Goretti como uno de mis nombres, que bueno que no), quien murió por defender una virtud inculcada por la fe cristiana... A los 12 años su vecino intentó violarla pero ella se opuso y finalmente él la apuñaló, ella falleció en el hospital pero conservó su pureza.

Nunca me había hecho tanto ruido esto, tal vez sea porque junto con mi sanación emocional estoy en el camino de mi sanación espiritual. Lo siento como una cachetada en lo más profundo de esa parte de mi... ¿será otra faceta de la culpa? esa que nos rodea por la religión. Una de sus oraciones dice así:

"Señor Dios,
que eres fuerza de las almas inocentes y te complaces en los corazones limpios,
tú que otorgaste a santa María Goretti la palma del martirio en la edad juvenil,
concédenos, por su intercesión, la constancia en tus mandamientos, el perdonar a los que nos ofenden... y darnos a nosotros tambien, así como a esta virgen le diste la victoria en el combate, la posibilidad de que podamos librar el nuestro, tomados de la mano de Maria
Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo y Señor Nuestro
Que vives y reina en unidad con el Espiritu Santo
Por los siglos de los siglos....
Amén"

... ¿martirio?... ¿victoria?
Pienso en mi abuela, que tanto me taladró con este tema... ¿acaso ella hubiera preferido que yo corriera con la misma suerte?
Y el tema del perdón... bueno, eso lo tengo claro, pasará si es necesario para mí... punto.

Sé que hay muchas personas que han encontrado en la religión el camino para sanar de los ASI y también hay quienes se han vuelto ateos, pero no es mi caso, no me considero atea ni encuentro paz en mi religión, en consecuencia siento un vacío que no he podido llenar. Ir a misa me incomoda, hacer una novena ni pensarlo y durante la semana santa me hago la muerta para que nadie me hable del tema, me molesta mucho tratar con gente que se da golpes de pecho en la iglesia pero que anda fastidiando al prójimo, y qué decir del asunto de pederastia en el clero...

En esta entrada de mi blog cuento un poco de mi historia al respecto


Creo que la vida de los santos en algunos casos son ejemplos de los cuales podemos tomar algunas cosas y aplicarlas a nuestras vidas, pero en este caso ¿qué haces cuando tienes 4 años? ¿qué haces después cuando ya estás atrapada en la celda que te han impuesto? ¿qué haces cuando te dicen que Dios tiene un plan para ti? ¿qué haces cuando te dicen que no desperdicies la vida que Dios te ha dado sufriendo por algo que ya pasó? Te dicen que el valiente vive hasta que el cobarde quiere, pero en el caso de los ASI... ¡¿QUÉ?!

¿Ya no somos puros? ¿ya no somos inocentes?

No escogí morir, no he perdonado... mi parte racional me dice que son palabras y creencias que provienen del medio en el que crecí, pero mi parte espiritual está en guerra. Son demasiadas las contradicciones.

En fin, una cosa la tengo muy clara: no tengo madera de santa... amén!


Publicar un comentario