lunes, 10 de marzo de 2014

El abuso sexual infantil: Qué es y cómo prevenirlo

El abuso sexual de los niños es más común de lo que las personas creen. 

Por lo menos 1 de 5 mujeres y 1 de 10 hombres dicen haber sufrido abusos sexuales durante la niñez. El educarse a sí mismo y a sus niños sobre el abuso sexual, puede ayudar a prevenir que esto le pase a sus niños y saber que hacer si le pasa.

¿Qué es el abuso sexual infantil?

El abuso sexual es cuando un adulto o un niño mayor obliga al contacto sexual a un niño. El abusador puede usar fuerza física, soborno, intimidación, trucos o aprovechar la falta de conocimiento del niño. Cualquiera de los siguientes actos de un adulto o un niño mayor se consideran abusos sexuales:

• Acariciar los genitales de un niño
• Convencer a un niño que le acaricie los genitales
• El contacto con los genitales de un niño con la boca
• Tocar al niño con los genitales
• Penetrar la vagina o el ano de un niño
• Enseñarle los genitales a un niño
• Enseñarle pornografía a un niño
• Utilizar a un niño como modelo para hacer la pornografía

¿Puede ser mi niño abusado sexualmente? 
¿Por quien?

Frecuentemente los adultos y los niños mayores, personas que los niños conocen y pueden influenciarlos, los abusan usando la intimidación. En  8 de cada 10 casos reportados el niño conoce a la persona. Frecuentemente  el abusador es una persona de autoridad que el niño confía o ama.

¿Cómo sabré si alguien está abusando sexualmente  a mi niño?

Muchos padres suponen que sus niños les dirán a ellos o a otro adulto  de confianza si alguien le está abusando sexualmente. Los abusadores frecuentemente intimidan o convencen al niño para que no diga nada. El  niño puede creer que el abuso sexual es su culpa y que le castigarán si  alguien descubre lo que está pasando. Las primeras declaraciones de abuso de un niño pueden ser incompletas o vagas. El niño puede aludir al problema para ver si recibirá un castigo. Los niños abusados pueden decirle a un amigo.

Luego, el amigo le puede decir a un adulto. Los niños pueden hablar sobre  el abuso después de haber pasado por un programa de seguridad personal  en la escuela. El comportamiento del niño puede causar que los padres sospechen un abuso. 

Siempre esté pendiente de los siguientes cambios de comportamiento de su niño, los cuales pueden ser síntomas del abuso sexual:

• Un temor reciente y obvio de una persona (hasta un padre) o de  ciertos lugares
• Una reacción no normal ni anticipada cuando se le pregunte si alguien  lo ha tocado
• Dibujos que muestran actos sexuales
• Cambios de comportamiento repentinos, tal como el orinarse en la cama  o una pérdida del control de las evacuaciones
• Una conciencia repentina de los órganos genitales
• Actos y palabras sexuales compartidas con otros niños o animales
• Preguntas sobre la actividad sexual que no son apropiadas para su edad
• Cambios en los hábitos de dormir, tal como pesadillas en los  niños pequeños
• Estreñimiento o el negarse a evacuar

Las señales físicas del abuso pueden incluir:

• Dolor, enrojecimiento o sangre en el ano o los órganos genitales
• Una secreción inusual del ano o la vagina
• Enfermedades de transmisión sexual, tal como la gonorrea, clamidia  o verrugas genitales
• Frecuentes infecciones urinarias en las niñas
• El embarazo en las jóvenes

¿Qué debo hacer si mi niño me dice que alguien  lo ha abusado sexualmente?

Los niños tienden a ignorar las cosas que los hace sentir incómodos, en vez de reconocerlas como advertencias. Si su niño habla sobre el abuso, escuche atentamente y tome el asunto en serio. Cuando se le ignora, no le creen o castiga la petición de ayuda del niño, es posible que no se arriesgue a decirle otra vez. Como resultado, el niño puede ser una víctima de abuso durante meses o años

. Explíquele a su niño que es aceptable hablar sobre los sentimientos incómodos.

Si su niño le indica que ha sido abusado, tome los siguientes pasos:

1) Haga frente al problema. Escuche las razones por las cuales su niño  le dijo del abuso. Dígale a su niño que no es su culpa. Dele mucho amor, hágale sentir cómodo y tranquilo. Si usted está enojado, esté seguro que su niño sepa que no está enojado con él y que le va a ayudar. Dígale a su niño qué valiente es por haberle dicho y que entiende el temor que él o ella
siente. Esto es especialmente importante si un amigo de la familia o un familiar lo abuso.

2) Hágase cargo de la situación. Proteja a su niño contra más abuso.

3) Discuta el problema con un pediatra y un consejero quienes pueden proporcionar apoyo.

4) Reporte el abuso a la policía o a la agencia local para la protección de menores. Pida ayuda sobre cómo recibir apoyo durante una crisis.

¿Puedo encargarme del abuso sexual dentro de mi familia sin comunicarme con las autoridades?

Los padres no deben de intentar parar ni tratar el abuso sexual por sí mismos.
Si sospecha algún abuso, siga los pasos mencionados y busque ayuda.

¿Qué pasará con el niño y el abusador si se reporta  el abuso?

El abuso sexual es prohibido por ley. Es un crimen, independientemente de
quien sea el abusador.

La policía o una agencia de servicios sociales, o ambas, investigan los casos de abuso. Con la ayuda de un médico, decidirán si el abuso ocurrió. Según las circunstancias, la policía puede decidir si la agencia de servicios sociales administrará el caso, especialmente si el niño es muy joven, no demuestra señales de una herida física o el abusador es joven o un miembro de la familia. La policía administra el caso cuando el abusador no es un familiar.


Después de haber reportado el abuso, lo que ocurra depende de las circunstancias del caso. El prevenir más abuso es la primera preocupación de las autoridades. Es posible que manden al abusador a recibir terapia. También pueden mandar al niño y a su familia a recibir terapia. Si el sospechoso vive  en el hogar y enfrenta cargos criminales, las autoridades recomendarán que el sospechoso salga del hogar. De cualquier manera, el niño se puede quedar en el hogar si su familia toma los pasos necesarios para protegerlo de más abuso, al pedir que el abusador salga del hogar mientras proceda la investigación.

Independientemente de las circunstancias, el niño y su familia necesitarán mucho apoyo de sus familiares y amistades.

¿Cómo pueden prevenir los padres el abuso sexual?

La Academia Americana de Pediatría recomienda que se tomen los 
siguientes pasos:

• Hable con su niño sobre el abuso sexual. Si la escuela de su niño tiene  un programa sobre el abuso sexual, hable sobre lo que ha aprendido.

• Enséñele a su niño cuáles son las partes privadas del cuerpo (las partes cubiertas por un traje de baño), y los nombres de esas partes. Dígale que su cuerpo es de él. Enséñele a gritar "no" o "déjeme" a cualquier persona que le amenaza sexualmente.

Escuche cuando su niño le trate de decir algo, especialmente cuando  se le haga difícil decir algo. Esté seguro que su niño sepa que está bien decirle si alguien intenta tocarlo de una manera que le haga sentir incómodo, independientemente de quien sea el abusador. Dígale que puede tener confianza en usted y que no se enojará si le dice algo.

• Dele a su niño bastante tiempo y atención. Puede usar las reuniones familiares semanales para discutir sobre las experiencias buenas y malas.

• Conozca los adultos y los niños que pasan tiempo con su niño. Tome precauciones cuando deje a su niño pasar tiempo solo en lugares extraños con otros adultos o niños mayores. Visite el proveedor de cuidado de su niño sin aviso. Pregúntele a su niño sobre sus visitas al proveedor de cuidado o niñero.

• Nunca deje que su niño entre a la casa de un desconocido sin un padre o un adulto de confianza. Las ventas de puerta en puerta para levantar fondos son un riesgo, en particular para los niños solos.

• Pregunte si la escuela de su niño tiene un programa para prevenir el abuso para los maestros y niños. Si no existe uno, empiece un programa.

• Dígale a las autoridades si sospecha que alguien esté abusando su niño  o a un niño de otra persona.

El maestro de su niño o el asesor de la escuela puede ayudarle a enseñarle a su niño a evitar o reportar el abuso sexual. Ellos saben cómo hacerlo sin causar temor o incomodar al niño. Su pediatra también entiende la importancia de la comunicación entre los padres y niños. Éste está capacitado para notar las señales de abuso sexual infantil y está familiarizado con los recursos de la comunidad.
Pregúntele a su pediatra por recomendaciones sobre cómo proteger a sus niños. Para más información sobre el abuso sexual infantil u otras formas de abuso, comuníquese con:

Prevent Child Abuse America
PO Box 2866
Chicago, IL 60690-9950
800/556-2722
Sitio en la Internet: http://www.childabuse.org


http://www.wbco.net/pdf/Parenting%20Resources/Child%20Sex%20Abuse%20(Spanish).pdf


Publicar un comentario