miércoles, 1 de abril de 2015

QUIERO AVANZAR


Ya han pasado casi 5 años de lucha, desde el momento de la “debelación” donde entramos en todo un sistema que no se pone en el lugar de las víctimas, este sistema te obliga a hacer; denuncias, declaraciones, peritajes, abogados, procesos, tratamientos, juicios, sin respetar el dolor que llevamos las madres y familias, mas aun el dolor de las victimas. Hoy pienso ¿Cómo sobrevivimos a ello? Pues mi respuesta es la FE, el AMOR DE MAMA, el instinto de proteger a mis tesoros, la convicción de CREERLES A LOS NIÑOS y su verdad. No les niego que muchas veces quise darme por vencida, arrancar lejos, pero la FORTALEZA se renovaba a diario. Porque mi FE me hizo fuerte día tras día, hasta el día de hoy. Dentro de tanto dolor era necesario buscar un PROPÓSITO y caminar hacia la sanación.
Al conocer una realidad oculta en Chile, donde no éramos las únicas que deambulábamos pidiendo ayuda con esta gran mochila a cuestas, me sorprendió. Muchas madres desechas, con las miradas sin esperanzas, sin vida, tristes y agotadas. Sin los medios económicos para defender a sus hijos, familias enteras destruidas, quebradas. Una realidad que el grueso de mi país desconocía. Mi propósito principal fue y es el de levantar a mis hijas y lograr que lleguen a ser niñas nuevamente. Les cuento que no fue fácil, al contrario, cada vez se hacía más y más difícil, pero me focalice en tomar cada día como único, como si fuese el último. Cada día una nueva batalla que lidiar, la primera es lograr levantarse y darse la fuerza para enfrentar ese día, al cerrar mis ojos en medio de la oscuridad de la noche, me llenaba la satisfacción de haber hecho lo mejor que pude y podía dormir tranquila. Muchas noches fueron en vela en un principio, las constantes pesadillas de mis bebes cortaban el único descanso del día, pero era y es más importante velar el sueño de ellas. Cuan largas se hacían esas noches, pero el día ya había pasado y tenía la esperanza que el nuevo amanecer que se avecinaba sería mucho mejor. Así vivimos día a díahora a hora;esperanza tras esperanza, fortaleza renovada a diario, JAMAS me aleje de mis creencias, al contrario, me mantuve aferrada a ellas fuertemente, a pesar de ver todo adverso.
Me di cuenta que las amistades de siempre ya no estaban, NO IMPORTA, seguimos de igual forma. Mucha gente, sobre todo mujeres, me apuntaban con el dedo, NO IMPORTA, muchas mentiras salieron en contra mío, NO IMPORTA. Debía seguir por AMOR a mis bebes, debía dar con un ejemplo de vida para ellas, como enfrentar los difíciles momentos que vivíamos.
Se lo que soy en CRISTO,  que no hice nada malo más que defender a mis hijas y se que la justicia de la tierra no se compara con la justicia divina, esa es perfecta. Me aferre a una biblia y quise saber ¿Por qué esto había sucedido si confiaba plenamente en mi DIOS, por que EL lo permitió?  Supe que existía un propósito “LEVANTARSE Y LEVANTAR LA VOZ POR TODA ESTA INJUSTICIA Y DEJAR EL EJEMPLO A MIS HIJAS DE LUCHA, AMOR, PERDÓN, PACIENCIA, TOLERANCIA, JUSTICIA, GLORIA Y GOZO” ese sería mi legado y el más importante para ellas, para darles las verdaderas herramientas para enfrentar esta vida y que NUNCA MAS SUFRAN EN SILENCIO.
Ellas tendrán que seguir algún día sin su madre y es hoy cuando debo enmendar todo el tiempo perdido y entregarles esa enseñanza de vida.
Hoy puedo decirte que el dolor quedo en el pasado, porque hice un trabajo espiritual y estudie la biblia y cada vez me iba internando en un aprendizaje diario y que cada día me daba un regalo. El principal fue ver a mis hijas ser niñas nuevamente, libres, sin ataduras. Por mi parte trabajar el perdón me hizo avanzar mucho, me libere y comencé a llenarme de gozo cada vez mayor. Había olvidado disfrutar el día a día y comencé a nacer nuevamente, había aprendido solo a sobrevivir y ahora podía disfrutar.
Como quisiera que  como madre no tuvieras que pasar por todo lo que he pasado yo, fue entonces que me focalice en informar, denunciar esta realidad. Te puedo decir que con las autoridades poco lograba, cuesta sensibilizarlos a ellos, a pesar que ellos se deben a nosotros por ley constitucional, perdí mucho tiempo valioso en ese andar, así que volví a centrarme y seguir avanzando internamente.
Los frutos los veo hoy reflejados en mis hijas y eso es maravilloso. Ya no deseo mirar más atrás, deseo vivir tranquila, sencillamente y quiero ver a los niños, niñas y adolescentes sin este dolor que deben atravesar a diario. Quisiera que las autoridades fueran más sensibilizadas y expeditas en realizar cambios en temas de infancia, quisiera que los medios de comunicación tomaran enserio este flagelo, pero para ello se necesita tiempo, dinero, gente con un corazón bondadoso, un cambio de mentalidad para tratar estos temas con alturas de miras.
Hoy quiero vivir este día como si fuese el ultimo, lograr abrazar a mi familia nuevamente sin que aparezcan los monstruos del pasado y lo que más quisiera es abrazar a mi viejita que falleció de pena con toda esta situación y no pude abrazarla y decirle todo lo que la amo.
Este flagelo deja mucha gente en el camino destruida, pero quiero decirte que SE PUEDE SONREÍR NUEVAMENTE Y PUEDES VER SONREÍR NUEVAMENTE A TUS HIJOS, SIN MIEDO, SIN PESADILLAS, SIN SECUELAS, TU Y TUS HIJOS RENOVADOS TOTALMENTE, es así, solo vuelve tu mirada a lo esencial, tu AMOR, que vive en ti y que te dará las fuerzas para asumir, enfrentar y sobrevivir a esta cruel y horrible realidad que viven a diario miles y miles de niños, niñas y adolescentes. VAMOS QUE CON AMOR TODO SE PUEDE!!!!

Yamile Caba
CHILE
Colaborador de la Red Hispanoamericana contra el abuso sexual infantil 
Miembro de Asi nunca mas Chile.





Publicar un comentario