viernes, 25 de marzo de 2016

Chihuahua ocupa segundo lugar en abuso sexual infantil

El 98% de los casos de abuso infantil es cometido por un conocido de la familia.


El 90 por ciento de los casos de abuso sexual no es denunciado, principalmente por la revictimización de la que son objetos los protagonistas y dentro de ello surgió un nuevo fenómeno, que es el de niños abusando de niños, informó la perito internacional para la Unicef, Bárbara Duarte Castillo.
Chihuahua ocupa el segundo lugar nacional en abuso sexual infantil en el país, de acuerdo a los incidentes reportados y deriva de la enorme cantidad de información sexual que tienen los menores desde cuarto grado de primaria, a través de internet y el descuido de los padres, apuntó.
Además, si bien las niñas aún son el género más victimizado, en consulta se documentó un repunte de niños, y la aparición de padres biológicos como los nuevos agresores: “Es una realidad muy grave que además crecerá, pues a nadie le interesa atenderla, porque no votan ni generan ingresos económicos, sólo los usan para vender fraccionamientos”, declaró.
“Tenemos problemas muy graves en relación al abuso sexual. Ha aumentado. Llevo cerca de 30 años trabajando con niños y desde los últimos cinco años, soy diplomada por Unicef en el tema. Es un hecho que siempre ha existido, pero es un tema callado porque es un delito entre cuatro paredes, en la familia”, observó.
En el 98 por ciento de los casos, el abuso sexual lo comete un conocido, es decir, la madre confía en un adulto y “este decide tener una gratificación sexual con el niño o la niña”, expuso, a la par que reconoció que el grueso de las víctimas todavía es del género femenino, admitió que hay nuevas variantes.
“El cambio ahora es que los agresores son los propios padres biológicos, las agreden sus tíos o sus primos. Pero además repuntó el abuso de niños, cuyos principales agresores son los primos, luego los abusan en las escuelas, los maestros y los sacerdotes, sólo los cambian, se sigue minimizando y siguen sufriendo”, recalcó.
“Un niño no entiende cómo su papá, que debiera protegerlo, le haces esto, lo abusa, y tiene consecuencias emocionales muy graves. Tenemos una situación severa en donde abusadores de 40 niños, los que aún no lo hacen y se están aguantando, los que tienen la tentación de hacerlo, y los que salieron de la cárcel luego de dos años si es que entraron, y que son los menos, ninguno de ellos tienen atención psicológica”, lamentó.
Pero lo más grave, es “que a la fecha es un fenómeno diferente, de niños abusando de niños, de edades escolares, desde cuarto grado de primaria hasta la secundaria, porque tienen mucha información sexual y pasa también en los adolescentes, es ya un problema y finalmente los dos son víctimas”.
“Basta con que un niño descargue un video en su celular, para que todo el salón y hasta la escuela, también lo tenga y lo vea, pues se lo comparten entre ellos, o incluso al tener tanta libertad en tablets o celulares nuevos, comienzan a ver pornografía y empiezan a abusar a su hermanita”, alertó.
Precisó que el abuso sexual es distinto de la violación en la cual existe una penetración, pero no se trata sólo de tocamientos, basta con darle una información al menor de edad, que no es acorde a su desarrollo físico, su etapa psicológica o su nivel cognitivo, como ver pornografía, ver a un adulto tocarse o masturbarse.
“Que un adulto tenga satisfacción sexual con un niño, es abuso sexual. Es por información que los bombardea a una edad que no es propicia, pues su sexualidad la tiene que formar paulatinamente e ir conociendo naturalmente, sino basta con la satisfacción sexual de un adulto con un niño”, aseveró.
Publicar un comentario