miércoles, 16 de febrero de 2011

¿Cómo hablar de abuso sexual con tu pequeñ@?

Hace unos días, mientras veíamos la televisión, salió una noticia sobre el abuso sexual a una menor de edad, nadie esperaba que mi sobrino, de seis años de edad rompiera el silencio y le preguntara a su mamá: "mami, ¿qué es un abuso sexual?", Todos guardamos silencio, pues nadie mejor que mi hermana para contestar a esa pregunta ¿no? Ella es su madre y sabría cómo resolverlo. "Le hicieron algo malo a la nena, hijo, algo que no se debe hacer", fue lo que mi hermana contestó a mi sobrino, una respuesta que a mi parecer no fue mentira, pues en realidad fue un acto malo hacia la niña, pero ¿contestó realmente a la pregunta del niño?

Cuéntanos: ¿Cómo abordas con tus hijos el tema de abuso sexual?
¿Cómo se le explica a un pequeñito qué es el abuso sexual?
De acuerdo con especialistas, no existe una edad predeterminada para empezar a hablar del abuso sexual con los niños, de hecho entre más pequeños mejor, siempre y cuando se utilice un lenguaje sencillo y para nada amenazante.

Existen reglas apropiadas para cada edad del niño y ellas cambian a medida que el niño crece. Si no quieres, no tienes por qué decir a los niños muy pequeños algo acerca del sexo. Simplemente puedes explicarles que ellos tienen partes privadas cubiertas por la ropa, como su vagina, su pene, su ano y sus pechos, y que a veces hay personas que les quieren hacer caricias que no son buenas porque hacen sentir mal, diferente a un abrazo o una expresión de cariño que hace sentir bien.

A continuación algunos tips que pueden ayudarte a hablar de abuso sexual con tu hij@

- Es importante generar un ambiente propicio para las preguntas sobre sexualidad no evitarlas ni censurarlas. Jamás inventes o mientas, no evadas las preguntas de tus hijos, y no contestes más de lo que tu hij@ te pregunte.

 Enséñales a llamar a las partes íntimas por su nombre: pene, vagina, ano y pechos

- Enséñale que debe decir NO a cualquier persona que trate de tocarles su cuerpo y de hacerles cosas que le hacen sentir raro, confundido y no le gustan.

- Cuéntale progresivamente sobre el abuso sexual. No esperes a contárselo abruptamente. Lo ideal es hablarle de sexo en cuentagotas, es decir, a la medida de su curiosidad según la edad que tenga.

- Asegúrate de usar palabras que tu niñ@ comprenda, un lenguaje sencillo y natural es la base.

- Responde a sus preguntas totalmente y hazle sentir que puede acudir a ti en cualquier momento para hablar acerca de cosas que son enigmáticas o inquietantes. Tu serenidad sobre la materia le hará confiar en que ellos pueden compartir sus inquietudes contigo en el futuro

- Hablar de sexualidad desde pequeños les da confianza sobre el tema.

- Hay que aprovechar cualquier oportunidad para hablar sobre sexualidad con los pequeños. De este modo, verán el tema con naturalidad y no les dará pena denunciar el abuso (en caso de ser víctima). Por ejemplo, puedes aprovechar la ducha para decirle este es tu pene o esta es tu vagina, esta es tu parte privada y nadie debe tocarla. Si algo no te gusta, si alguien quiere tocarte tu parte privada me cuentas".

- Si tu hijo te pregunta qué es el abuso sexual, escúchalo, averigua el porqué de su inquietud, pregúntale dónde escuchó hablar del tema, ¿quién le contó y qué le dijo al respecto?
Publicar un comentario