miércoles, 3 de agosto de 2011

Se dispara abuso sexual infantil

Organismos enfocados a la atención infantil dieron a conocer que el abuso sexual y el maltrato a los menores se ha disparado dramáticamente en los últimos años al registrar como cifras negras más de 70 mil víctimas infantiles violentadas sexualmente, en su mayoría por los propios padres biológicos.
Para los dirigentes de instituciones que apoyan psicológica y emocionalmente a los afectados, la situación que se vive representa un grave problema social que se ve reflejado en las cifras anuales ante la falta de políticas públicas que permitan controlar, pero sobre todo, evitar más abusos en contra de la población vulnerable e indefensa.

Irma Casas Franco, directora de Casa Amiga, informó que el problema que padece la niñez en cuanto al abuso y maltrato de menores ha existido siempre, sin embargo en los últimos años (del 2008 a la fecha) la cantidad de personas abusadas sexualmente e incluso violadas se ha disparado a tal grado de alcanzar un 43 por ciento de la población infantil censada por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) durante el 2010, el cual establece la existencia de 160 mil niños y niñas de entre cero y ocho años de edad.

La psicóloga que brinda atención tanto a las madres como a los infantes afectados, expone que lo más grave de dicha problemática es la poca atención que la misma autoridad y el gobierno le pone a esos casos, en los cuales los agresores siempre son identificados como personas muy cercanas a la víctima.

Las cifras dadas a conocer fueron incluso comentadas y señaladas por el director del Instituto de la Vivienda en el Estado, Ricardo Yáñez, quien informó la existencia de datos que establecen el registro de mayores abusos sexuales ocasionados por el hacinamiento existente en algunos desarrollos de vivienda, los cuales cuentan con un espacio reducido para convivir y en donde especialistas en sociología han catalogado como sitios donde se promueve la promiscuidad familiar.

Temor, represalia o vergüenza

Casas Franco informó que debido a lo delicado del tema, muchas de las familias que padecen este problema e incluso los propios menores abusados no denuncian a su agresor por diferentes factores, entre ellos: el temor, represalias o vergüenza a ser discriminados.
"La ciudad está en una crisis muy fuerte de descomposición social que no es atendida en muchos problemas sociales que hoy en día se han incrementado como es el maltrato hacia la mujer, la violencia intrafamiliar, el abuso y la violación a los menores y que son olvidados por la propia autoridad que se enfoca más en atender la violencia generada por los homicidios", expresó.

Niñas, las más afectadas

La especialista explicó que durante las reuniones que se tienen con la Red por la Infancia, la Procuraduría de la Defensa del Menor e incluso las unidades de atención a víctimas de la Fiscalía, se ha podido detectar el fenómeno, en los cuales los principales afectados son los niños y niñas de Ciudad Juárez.
"Cada día vemos cómo la ley no hace nada para castigar a esas personas que le provocan un daño irreversible a la víctima pero que también se lo hará a los juarenses, porque estamos hablando que estas personas en unos 10 años mostrarán con su actuar las afectaciones hechas hacia su persona", indicó.
De acuerdo a las estadísticas mostradas Casas Franco sostiene que de las víctimas que se presume han sufrido abuso sexual, el 90 por ciento se cometen en contra del sexo femenino, tras ser tachadas como seres a los cuales se le puede ejercer mayor dominio y sometimiento.
"Por lo regular los menores tienen miedo de denunciar o decir lo que les está pasando porque el 98 por ciento de los casos, desgraciadamente son provocados por los padres biológicos; antes se creía que eran los padrastros, pero la situación de descomposición en la que estamos nos muestra que los abusadores son primero los padres, después los abuelos paternos, seguido de los padrastros, los tíos y los primos", señaló.

Poder y sumisión
"Mucha gente se preguntará a qué se debe que el padre incluso biológico abuse de su propia hija (o), será que está enfermo, pero no es así, los hombres que cometen esta clase de delitos son personas que saben perfectamente lo que hacen y lo malo es que les resulta placer, estas personas lo hacen por el derecho de sentir que sus hijos son de su propiedad y que pueden hacer con ello lo que quieran, incluso tocarlos por el simple hecho de verlos indefensos, es el sentimiento de poder y dominio hacia la otra persona que no se puede defender y ni siquiera expresar lo que le sucede por temor", enfatizó.
Sin embargo esta problemática conlleva, según lo que establecen los psicólogos es a la generación de mayor impunidad entre los agresores, quienes a lo largo de su vida buscan a otras víctimas, ya sea de su núcleo familiar o de amigos cercanos para hacer lo mismo.
"Estamos hablando de personas que como nunca les hacen nada y no son juzgados por estos delitos lo vuelven a cometer sin ningún problema provocando mayor afectación a otras personas; y las consecuencias a futuro son generaciones dañadas en lo psicológico, emocional y psiquiátrico además de lo físico", comentó.

Quebranto social
Tan sólo en lo que va del año la Fiscalía del Estado en la Zona Norte ha iniciado de enero a junio del presente año 129 carpetas de investigación por violación, en las que han participado, en 13 de ellas, menores de edad.
De marzo del 2008 a diciembre del 2010 la cantidad de carpetas de investigación iniciadas por el delito de violación se reportó en 871 víctimas, siendo el 2009 el de mayor incidencia con 330 casos.
En Casa Amiga se atienden este año por violencia sexual enfocada hacia niños y niñas, 12 expedientes por abuso sexual y 12 más por violación, mientras que en el 2010 la cifra por abuso sexual era de 44 y 19 por violación, mientras que en el 2009 fueron 53 abusos sexuales y 41 violaciones y en el 2008 se reportaron 71 abusos sexuales y 21 casos de violación, empero los casos que no son denunciados rebasan los 70 mil menores ofendidos sexualmente, tanto por tocamientos como por penetración.

Publicar un comentario