miércoles, 24 de abril de 2013

Como maestro ¿observas el comportamiento de tus alumnos?


Existen algunos factores de riegos que como maestros o formadores de los niveles de educación básica permiten detectar en alumnos y alumnas el maltrato y abuso sexual, esto ayudará a prevenir dicha problemática dentro y fuera de la dinámica de la escuela.

El comportamiento del niño o niña nos revelará siempre el nivel de bienestar o vulnerabilidad con el que vive, por tal motivo es importante nuestra completa observación y atención a las señales que ellos puedan llegar a mostrar acerca del riesgo en el que se encuentran.

A continuación se enumerarán algunas señales de comportamiento que los menores tienen cuando se encuentran en una situación de riesgo y son vulnerables:


1. Habitualmente muestran aislamiento y rechazo al grupo. Son niños que por lo general se apartan de sus compañeros y se sienten intimidados ante los demás.


2. En muchas ocasiones tienen bajo rendimiento escolar, muestran distracción, y desinterés en la escuela, lo cual se verá reflejado en sus calificaciones.


3. Se encuentra inmerso dentro de la dinámica de Bullying, siendo víctima o agresor. Esta característica nos deja ver que en casa es muy probable que estén viviendo situaciones de maltrato, abandono o abuso y por eso buscan repetir la violencia dentro de la escuela.


4. Padres completamente ausentes. No asisten a reuniones, juntas, firma de boletas o festivales, no llevan ni recogen a los niños de la escuela.


5. Ausentismo constante. La asistencia o ausencia de los niños a la escuela revela el modo de vida, dinámica familiar, así como interés de los padres.


Como educadores tenemos el gran compromiso de formar una niñez que se sepa merecedora de respeto y dignidad, por eso la importancia de estar alertas a estas señales, para actuar a tiempo.


Educación Sexual debe fomentar el reconocimiento de las partes del cuerpo tanto de la niña como del niño, así como la identificación de las partes íntimas con el nombre correcto.

Pero además de esto existen algunos factores protectores que es necesario fortalecer dentro de la escuela para prevenir el abuso sexual y el maltrato en los niños y niñas, los cuales se refieren a:


Darles a conocer a sus Derechos y Responsabilidades- Cuando los niños conocen cuáles son sus derechos, tienen más herramientas para cuidarse y proteger de sí mismos, ya que saben cómo deben ser tratados por los adultos. Asimismo es importante que conozcan también sus responsabilidades, así  se promueve la prevención de explotación, lo cual también es una forma de maltrato infantil.


Enseñarles a poner límites. Una manera de hacerle saber a los niños y niñas que son valiosos, importantes y merecen respeto, es fomentando que pongan límites a través de la sensibilización con sus emociones, su sentir con respecto a las situaciones que lo rodean. Es por ello que en la escuela además de enseñarlo a respetar los límites que la institución académica les marca, también se promueva que cada uno pueda plantear límites con respecto a su persona, que fomenten la convivencia a través del respeto a sí mismo y hacia los demás.


Fomentar el conocimiento de datos personales Es importante que dentro de la escuela se fomente que los niños conozcan su teléfono, su dirección y algunos otros datos personales, ya que esto los hace menos vulnerables.


Ayudarles a reconocer distintos tipos de caricias El docente debe ayudar a que el niño reconozca las emociones y sentimientos que le causan ciertas situaciones, ya sean agradables o desagradables, ya que esto ayudará a que el pueda actuar en consecuencia de lo que siente, y evalué cuales son las muestras de afecto correctas, y cuales lo lastimas, física, emocional, mental y psicológicamente.


  info@asexoria.net
Publicar un comentario