miércoles, 11 de febrero de 2015

Abre tu corazón.



Así como las plantas necesitan tanto del agua, como de la tierra, la luz del sol para vivir, lo mismo los seres vivos necesitamos de elementos esenciales para vivir en nuestro mundo.
Mundo que muchas veces puede ser hostil o amigable y habrá momentos en que sean más fuertes o más vulnerables ante tales condiciones,  pero tanto flora como fauna dependen de los entornos para salir adelante.

Muchas veces podríamos considerar estar viviendo situaciones muy difíciles, tal pareciese encontrarse en medio de un océano agitado, donde todo es oscuridad y se lucha por sobrevivir para salir a flote en medio de tales condiciones, nuestros pensamientos pueden invadir sentimientos de angustia, frustración, depresión, rencor y decir  que no se puede más, nuestras fuerzas abandonan el cuerpo y el alma, pero  también nuestra naturaleza puede aferrarse a enfrentar una batalla más para vivir.

Cuando en esos momentos sentimos que todo se viene para abajo como seres humanos, que no podremos sobrevivir ante la adversidad siempre queda una luz tenue y la  que todo puede cambiar.

Resulta una bendición encontrar en nuestro camino alguien que nos cobije y nos comprenda con ese aliento de esperanza que nos hace falta para continuar el camino, pero está en nosotros el tener la convicción y las ganas de vivir en armonía y paz nuestra esencia por este mundo.

Para mí ha sido una bendición y una gratificación enorme, el poder contribuir en el apoyo a personas que han padecido situaciones muy duras en su vida, entre otras, las víctimas de ASI (abuso sexual infantil).

Es de reconocerse que es un paso muy grande el animarse a hablar sobre el dolor que causa esa vivencia aún, cuando todo parece perdido y que a veces como último recurso se considera la necesidad desahogarnos para desear estar mejor con uno mismo.

Abre tu corazón, tu alma, tu fe hacia un porvenir lleno de experiencias que aún faltan por vivir, experiencias enriquecedoras donde encuentres un sentido nuevo a tu vida, donde tu vida sea ejemplo de fortaleza y se vea enaltecida por el poder haber salido adelante.

Cree en ti, sé como esa flora y esa fauna que luchan por vivir pese al entorno donde vivan. 
Lucha por tus sueños, por tu vida, no te abandones!!


Psicóloga Ruth Alicia Contreras Ortiz.
Colaborador de la Red Hispanoamericana contra el abuso sexual infantil 
Miembro de Asi nunca mas A.C
Socio fundador de Cidetec A.C 


Publicar un comentario