jueves, 12 de febrero de 2015

ASPASI




Conocí a Margarita hace ya algunos años.

Y aunque nunca he tenido el privilegio de estrechar su mano, nos une una gran amistad por una causa común.
Ella atiende incansablemente a las niñas y los niños violentados sexualmente.
Realiza platicas, conferencias, participa en programas de televisión en Madrid, asesora a sobrevivientes.Da charlas y talleres a psicólogos, maestros, policías, médicos y enfermeras.

Su mayor satisfacción es el saber que esta haciendo un bien social , por el grupo más desprotegidos.Las niñas y los niños.

Su mayor objetivo es trabajar con la prevención enseñando a los niños a poner los limites y decir no.

Podría pasarme largas cuartillas admirando su dedicación y sencillez. Es sin duda para un servidor, un ejemplo de un profesional en la materia que solo busca el cambio y lo esta logrando.

El crear conciencia de la existencia de los abusos sexuales a menores, de la magnitud de su frecuencia, de los sentimientos por los que pasan los niños abusados y de las consecuencias tan graves que pueden manifestarse a largo plazo (anorexia, bulimia, depresiones, psicosis, prostitución, drogadicción, autolesiones, suicidio, etc.) es muy importante para los países hispano parlantes. 
En Europa una/o de cada 5 niñas/os sufren abusos sexuales antes de cumplir los 17 años. Éstos suelen ser ocultados porque en un alto porcentaje de  los casos (86%) se cometen por miembros del entorno más próximo al menor.
Se debe Romper el silencio que oculta este grave problema y que afecta a un alto porcentaje de niños y niñas, pero también de adultos que lo sufrieron en su infancia y que todavía no se han podido recuperar de sus secuelas traumáticas porque en su momento no fueron escuchados y atendidos.
Es urgente Sensibilizar a todas las personas que están en contacto con los niños y darles un conocimiento general práctico para que puedan aprender a defenderles, a detectar si han sido abusados y a saber cómo  actuar si sucede.
Es fundamental Enseñar a los niños y niñas a protegerse ellos mismos de estos abusos, dándoles herramientas para reconocerlos y saber decir que NO a tiempo; o bien, si se han producido, animarles a contárselo cuanto antes a una persona de su confianza para que le dé solución al problema, reduciendo al mínimo las secuelas.
Creemos que debemos Promover cambios en las leyes y formación de jueces, abogados y fiscales en esta materia. Es nuestra obligación hacerlo. Y lo estemos haciendo.

Gracias Margarita García Marques por enseñarme  el camino para hacerlo.
Lo estamos logrando.
Miguel Adame Vázquez
Presidente de abuso sexual infantil nunca más a.c.


   

Publicar un comentario