lunes, 20 de julio de 2009

AUMENTA EL ABUSO SEXUAL INFANTIL EN CENTROAMERICA


SANTO DOMINGO, República Dominicana.- El 37.4% de los dominicanos no denunciaría el abuso sexual infantil por desconfianza en el sistema, según revela el estudio “El comercio sexual con personas menores de edad en Centroamérica, Panamá y República Dominicana. Segundo estudio de tolerancia social 2008”, presentado por el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF).

De acuerdo con el estudio, el 70% de las personas que abusan o explotan sexual y comercialmente a los niños, niñas y adolescentes son dominicanos.

“El sistema judicial y policial debe garantizar la confidencialidad de la denuncia y la protección de las víctimas, denunciantes y testigos, para lograr que la población general denuncie los delitos de explotación sexual comercial que identifica y no tenga temor a represalias ni desconfianza en que las autoridades actuarán”, explicó Elías Dinzey, coordinador del Programa Internacional para la Erradicación del Trabajo Infantil (IPEC).

El estudio, realizado con una muestra de 8 mil 608 personas en Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala y República Dominicana, asegura, además, que el 95% de los entrevistados conoce el delito de explotación sexual infantil, pero sólo lo denunciaría el 28.8 por ciento.

Otras de las problemáticas que impiden a los dominicanos denunciar la explotación sexual son el temor a las represalias y el desinterés frente al problema.

La investigación asegura, también, que uno de los factores que lleva a los padres a exponer a sus hijos a la explotación sexual infantil es la pobreza.

Al presentar el estudio, los realizadores revelaron que no existen estadísticas recientes en relación con el problema del abuso sexual y comercial infantil.

Las cifras más recientes corresponden al año 1993, cuando el número de menores de edad explotados alcanzaba unos 25 mil niños, número que ha crecido considerablemente, según Francoise Gruloos Ackermans, representante de UNICEF.

“Estamos aquí para decirles que el maltrato, el abuso y la explotación sexual comercial contra niños, niñas y adolescentes es un problema real y ante el cual existen altos niveles de tolerancia en República Dominicana”, afirmó Gruloos Ackermans.

Asimismo, afirmó que actualmente se realizan esfuerzos en las zonas turísticas, así como en algunas rurales con mayor vulnerabilidad ante el problema.

Publicar un comentario