jueves, 5 de mayo de 2011

El perdón es una expresión de amor.


El perdón nos libera de ataduras que nos amargan el alma y enferman el cuerpo.

No significa que estés de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes.
Perdonar no significa dejar de darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a alguien que te lastimó.

Simplemente significa dejar de lado aquellos pensamientos negativos que nos causaron dolor o enojo.
El perdón se basa en la aceptación de lo que pasó.
La falta de perdón te ata a las personas desde el resentimiento. Te tiene encadenado.
La falta de perdón es el veneno más destructivo para el espíritu ya que neutraliza los recursos emocionales que tienes.
El perdón es una declaración que puedes y debes renovar a diario.
Muchas veces la persona más importante a la que tienes que perdonar es a ti mismo por todas las cosas que no fueron de la manera que pensabas.




"La declaración del Perdón es la clave para liberarte".


Haz tu propio camino en la vida.
No seas tan severo contigo mismo
No te preocupes tanto por cosas sin importancia
Siéntete Libre… sin perder tu rumbo
Atrévete a pedir ayuda
Atrévete a decir basta cuando es demasiado
Contribuye a pintar un mundo mejor
Déjate guiar por tus sueñosDiviértete con tus amigos
Deja de caminar en círculos
Elige ser y no parecer
Deja de tener miedo
Acepta verte tal como eres
Evita atarte a lo material
Date el tiempo que te mereces
Aprende a conocer el fondo de las cosas en vez de construir en base a ilusiones
Acepta que el camino, a veces, es difícil
Que la luz te guíe, pero no te encandile, se realista
No te desanimes, aunque creas que has perdido el ascensor…
pues siempre habrá una escalera

¡¡Y LA VISTA SERÁ ESPLÉNDIDA!!
Publicar un comentario