domingo, 5 de septiembre de 2010

REFLEXIONES FINALES SOBRE CONSTRUIR UN SISTEMA DE APOYO

Desarrollar un sistema de apoyo sólido es clave en el proceso de recuperación. Tu sistema de apoyo está constituido por individuos que creen en ti y es reforzado por tus propias creencias, fortalezas y acciones. Si estás aislado(a) y solo(a) y has sufrido muchas traiciones, es difícil confiar en alguien. Comienza por acercarte a una persona a la vez. Cuando corras el riesgo y pidas ayuda, encontrarás gente que te apoya y te cuida en tu proceso de curación.

Un terapeuta bien preparado puede darte una clase de apoyo especial mientras sanas. Los terapeutas pueden ofrecerte consistencia, educación, cuidado y guía. Al elegir terapeuta es importante elegir a alguien que experimentado y que te respeta como persona. Si ya estás en terapia, es recomendable que periódicamente evalúes cómo es tu relación con el terapeuta y asegurarte que estás trabajando los puntos esenciales en tu curación.

Aquí hay algunas preguntas que te ayudarán a evaluar tus sentimientos presentes, metas y necesidades en torno a crear tu sistema de apoyo:

• ¿Qué sentimientos experimenté al trabajar los ejercicios acerca de crear un sistema de apoyo?

• ¿Cómo me estoy sintiendo justo ahora?

• ¿De qué edad me sentí mientras trabajaba estos ejercicios? ¿De qué edad me siento ahora?

• ¿Qué me resultó más difícil en estos ejercicios del sistema de apoyo? ¿Qué me resultó confuso? ¿Qué no comprendí?

• ¿Qué aprendí? ¿Qué compromisos hice conmigo misma(o)? ¿Qué pasos tengo que dar?

• ¿Qué hice de lo que me sienta orgullosa(o)?

• ¿Qué me intranquiliza todavía? Si lo hubiera ¿qué ejercicios tengo que trabajar otra vez o seguir trabajando en ellos?

• ¿Qué tengo que hacer inmediatamente para cuidar de mí?


Tomado de Laura Davis, EL CORAJE DE SANAR Libro de ejercicios.
Espera los ejercicios sobre lidiar con las crisis.
Publicar un comentario